Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2019

Asombros

David Brooks
La Jornada



Foto
Bernie Sanders, precandidato presidencial demcrata, pronunci un discurso la semana pasada en Washington en el cual explic que l define el socialismo democrtico como la continuacin del legado de Franklin D. Roosevelt. Subray que una democracia requiere tanto derechos polticos como derechos econmicos bsicos. Foto Afp

Abajo y a los lados, a veces casi invisible, y por supuesto sin captar la misma atencin que la perversidad, engao, ataques, obscenidad y crueldad que proviene desde la Casa Blanca y sus alrededores, hay una sorprendente ola de rebeliones, algunas expresadas en las calles, otras en la naciente contienda electoral presidencial, y muchas no temen autoidentificarse como luchas de clase y hasta socialistas.

Sarah Nelson, presidenta del gremio nacional de sobrecargos, Association of Flight Attendants, representando a 50 mil miembros de 20 aerolneas (gremio que se neg a trabajar en todo vuelo que se us para la separacin de familias inmigrantes ordenada por Trump), recientemente ofreci un discurso ante los Socialistas Democrticos de Estados Unidos (DSA), vieja organizacin social demcrata que en los ltimos tres aos ha experimentado un renacimiento dramtico.

Recordando que Eugene Debs, Helen Keller, Albert Einstein, fundadores de sindicatos como el automotriz, fueron socialistas democrticos, Nelson seal que ante toda la oscuridad y el odio generado por las fuerzas derechistas, en el ltimo ao cientos de miles de maestras/os, decenas de miles de trabajadores de supermercados, miles de trabajadores de hoteles, ingenieros de Google y choferes de Uber, participaron en huelgas; ms de las que se haba registrado en dcadas. Estas huelgas eran trabajadores tomando la ofensiva Estas huelgas eran visionarias, porque construyeron poder, porque construyeron ah mismo en el piquete el tipo de pas que queremos ser; donde nos cuidamos entre nosotros, donde luchamos mano en mano por nuestra democracia, donde nuestra multitud nuestras muchas nacionalidades y razas y religiones y diversidad de gnero e identidad de gnero es fuente de orgullo, fuerza y amor. Y porque ganamos. Ganamos contra los jefes de avaricia de Wall Street y sus peones polticos que deseaban destruir las escuelas de Los ngeles al servicio de sus ganancias. Ganamos contra los tecnobarones de Google Ganamos contra las empresas multinacionales que son dueas de los hoteles y los supermercados de nuestra nacin, quienes ganan miles de millones pero dejan que nuestros nios pasen hambre. Habl de la solidaridad, incluyendo la internacional con la gente trabajadora de Mxico y otros pases, como clave en la lucha para el bien de todos.

Son palabras que no hace tanto habran sonado nostlgicas, pero son muy contemporneas, y este tipo de mensaje de repente ya no es slo para veteranos de otras historias, sino por y para jvenes que desean hacer historia aqu y ahora.

Y no deja de sorprender que dentro de estas luchas, y sobre todo entre los jvenes, muchos muchsimos no temen declarar su simpata por algo que llaman socialismo.

Cuatro de cada 10 estadunidenses preferiran vivir en un pas socialista que en uno capitalista, mientras 55 por ciento de mujeres entre 18 y 54 aos expresaron una preferencia por el socialismo, segn encuestas recientes (vale recordar que la gente entiende socialismo de mltiples maneras). Al medirlo en trminos muy generales, se puede hasta afirmar que, segn las encuestas ms recientes, el socialismo es ms popular que Trump.

El senador y candidato presidencial demcrata Bernie Sanders es tal vez la figura poltica de mayor perfil de esta expresin y la semana pasada pronunci un discurso explicando su socialismo democrtico como la continuacin del legado de Franklin D. Roosevelt. Subray que una democracia requiere tanto derechos polticos como derechos econmicos bsicos, los cuales son derechos humanos, y que se requiere una revolucin poltica con la participacin masiva electoral para lograr esto y argument que el futuro en este y otros pases se disputa entre una derecha nacionalista y el socialismo democrtico. (http://berniesanders.com/sanders- calls-for-21st-century-bill-of-rights/).

El solo hecho de que el socialismo sea ahora parte del debate nacional cotidiano en Estados Unidos (algo que asusta tanto a Trump como a la cpula demcrata) no deja de asombrar.

Fuente: http://www.jornada.com.mx/2019/06/17/opinion/023o1mun#



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter