Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2019

Per: la CGTP convoca un paro nacional contra el modelo neoliberal
El prximo jueves 20

Gustavo Espinoza M.
Rebelin


En el Per, los paros generales decretados por los trabajadores, no han sido muchos. Han coincidido, sin embargo, con determinadas etapas de la crisis social, cuando los sindicatos adquirieron conciencia de sus problemas esenciales y recurrieron a medidas extremas en defensa de sus intereses reivindicativos e inmediatos.

El primer paro nacional que recuerda la historia, ocurri en enero del 1919 cuando la batalla principal se plante en demanda de la institucionalizacin de la Jornada de 8 horas. Como se recuerda, ella haba sido aceptada ya en 1913 por el gobierno del Presidente Billingurts, pero solamente en beneficio de los trabajadores del puerto. As se dispuso en atencin a la huelga del muelle drsena del Callao, donde fue izada esa bandera.

Los obreros que se movilizaron el 19, no lo hicieron por una bandera nueva, sino apenas para lograr la extensin de un beneficio que ya haba sido admitido, y que tena, como antecedente de sangre el sacrificio de los mrtires de Chicago, en 1886 e incluso la cada de Florencio Aliaga, en 1904.

Bajo el imperio de sucesivas dictaduras durante varios aos, los sindicatos tuvieron una vida por cierto pacfica. La clase dominante pudo imponer una cierta paz social, parecida a la paz de cementerios. Una chispa de protesta, sin embargo, ocurri en 1935, cuando se impuso la idea de retomar viejas banderas y convertir el 1 de Mayo en un da de lucha, y no de romeras.

En ese entonces, el paro nacional decretado por los trabajadores como una manera de rendir homenaje a los mrtires del sindicalismo. La accin fue violentamente reprimida por las autoridades, y los dirigentes de la lucha -liderados por Isidoro Gamarra- terminaron confinados en la Intendencia de Lima, situada en ese entonces en la calle Pescadera.

La ausencia de una estructura sindical de carcter nacional la CGTP haba sido ilegalizada en noviembre de 1930- impidi concretar iniciativas unitarias, y las pocas acciones reivindicativas fueron sutilmente acalladas. Esta situacin se prolong, incluso, hasta el rgimen de La Convivencia, en el que una suerte de alianza de banqueros, exportadores y apristas sum fuerzas para forjar un poder a la sombra del imperio.

Como esto no fue posible pacficamente, se sucedieron las luchas que se aadieron a la protesta obrera en los complejos azucareros apagada por sucesivas matanzas. Una de las ms crueles fue la de Rancas y Paramonga, que dejara una dolorosa secuela de muerte. Antes, haban acontecido episodios similares en Cayalt. Laredo, Casagrande. Ptapo, Pucal y otros centros agroindustriales de la costa, de propiedad de los Gildemeister, Aspllaga, De la Piedra, Graa. Beltrn y otros, ensoberbecidos varones del algodn y del azcar.

La sangre derramada en ese periodo fue tanta que incluso la dirigencia aprista de la CTP, empeada hasta el fin en no hacer olas que afectaran al rgimen de Prado, se vio forzada a decretar un paro nacional el 13 de mayo de 1960, el mismo que tuvo lugar en el marco de la Gran Huelga Estudiantil, decretada por la FEP en demanda de respeto a la categora universitaria de La Cantuta y elCogobierno en la Facultad de Medicina de San Fernando.

En septiembre de 1967 hubo otro paro, esta vez dispuesto por el Comit de Unidad y Defensa Sindical -el CDUS- que dara lugar a la reconstitucin de la CGTP en junio de 1968. Este paro alz la protesta de los trabajadores contra el Gobierno de Fernando Belaunde quien primero declarara traidores a la patria a quienes demandaban la devaluacin monetaria respecto al dlar y luego subiera el precio de la moneda extranjera de 19 a 45 soles.

Este paro fue apoyado por Mario Vargas Llosa, quien en un espacio electoral concedido al Frente Unidad de Izquierda que levantaba la candidatura de Carlos Malpica, secund la protesta sindical. Yo hice lo propio en la misma circunstancia, lo que me vali una suspensin de 15 das en el ejercicio de mi funcin docente, dispuesta por el Ministerio de Educacin. El paro, el 28 de septiembre fue un golpe de muerte a la direccin aprista de la CTP liderada por Julio Cruzado.

Lo dems, es ms reciente. Un paro departamental en Lima y Callao decretado por la CGTP en diciembre del 75, en solidaridad con los trabajadores del calzado, dio nimo de lucha para acciones mayores en 1977 y 1978, que terminaran volteando el escenario poltico. Luego de fracasado el paro de tres das de enero del 79, en los aos 80 se sucedieron varias acciones similares ms bien exitosas. Quiz si la ms importante fuera la del 22 de marzo de 1984, cuando el atentado contra la vida del senador Jorge del Prado.

Ahora, este jueves 20 de junio, la CGTP ha dispuesto un nuevo paro nacional contra el modelo neoliberal y en demanda de cambio de la Constitucin. Plantea adems, otras exigencias legtimas. Debiera ser un paro cvico, nacional y popular y no slo una accin sindical. Hara bien el Gobierno en atender sus demandas y entender la causa de los trabajadores.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter