Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-06-2019

Cosecha magra y producto sin mercado

Miguel ngel Ferrer
Rebelin


Son muchas y muy poderosas las fuerzas polticas y econmicas que se oponen al gobierno de Lpez Obrador. Se trata de personas, instituciones y organizaciones ligadas al antiguo rgimen, a la ideologa y a la prctica neoliberales. Pero a pesar de que esas fuerzas han logrado algunos pequeos xitos judiciales y mediticos, la constante hasta ahora es el avance de las medidas diseadas y puestas en prctica por el obradorismo.

Y es que a pesar de los muchos recursos invertidos, los personeros del viejo rgimen no han logrado arrastrar tras de s a sectores o representantes significativos de la poblacin. Ni sindicatos obreros ni organizaciones campesinas, estudiantiles o profesionales se han hecho eco de las crticas y descalificaciones antigubernamentales.

Ciertamente no puede decirse lo mismo de los partidos polticos ligados claramente o al servicio de los intereses de la derecha: PRI, PAN y PRD. Pero se trata de organizaciones absolutamente desprestigiadas, sin lderes carismticos, sin ms ofrecimientos al ciudadano que una vuelta al pasado de crisis econmica permanente y empobrecimiento popular constante y creciente.

Ms an: esos abanderados del antiobradorismo, como los panistas Felipe Caldern o Vicente Fox, tienen fama pblica de ineptos, abusivos, ladrones y hasta asesinos. Con esas bien documentadas credenciales, cmo pueden conseguir adherentes. Y lo mismo ms o menos puede sostenerse de los lderes priistas.

Pero la razn principal del fracaso de la derecha en socavar al obradorismo se encuentra en el hecho de que la ciudadana no observa en las medidas gubernamentales indicio alguno de actos contra el pueblo trabajador. Al contrario.

Porque ms all de errores o insuficiencias, los ciudadanos reconocen la voluntad de hacer un gobierno de claras intenciones de beneficio popular. Y no ven ni sienten ni perciben un gobierno rapaz dedicado a buscar y hacer negocios al amparo del poder pblico.

Por eso no prenden en el nimo popular las censuras, las descalificaciones y las francas calumnias contra el Presidente y su gobierno. Ninguno de esos censores aporta datos o indicios de que en Palacio Nacional se hayan cocinado o se estn cocinando polticas lesivas para la economa popular.

Qu tiene de extrao entonces que la cosecha de aquellas censuras y calumnias resulte magra y que el producto no encuentre mercado.

Blog del autor: www.economiaypoliticahoy.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter