Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-06-2019

El caso de EE.UU.
El expansionismo geopoltico en el Atlntico Sur y sus repercusiones en Amrica Latina

Roberto Rodolfo Georg Uebel y Joo Pedro Censi Morlin Seelig Portela
ALAI


Desde la interrupcin de la Guerra Fra [1] a principios de los aos 1990 con la cada de la Unin de Repblicas Socialistas Soviticas y la ascensin coordinada de los Estados Unidos de Amrica como potencia global, el Atlntico Sur se ha convertido en un nuevo frente al expansionismo geopoltico (o insercin estratgica, como interpreta la literatura de la Geopoltica contempornea) de la potencia norteamericana y de sus aliados europeos, sobre todo Gran Bretaa.

El expansionismo geopoltico tambin puede ser ledo con un ropaje ms suave por la expresin "insercin estratgica", en boga en las ltimas tres dcadas en las academias de Relaciones Internacionales y Ciencia Poltica. Sin embargo, el trmino ms adecuado para nombrar los mecanismos de expansin territorial, poltica, econmica, comercial y blica de un Estado an no es consenso en la Geopoltica del mundo post-11 de septiembre, o mundo postoccidental (Stuenkel, 2017); no obstante, estos mecanismos son cada vez ms evidentes en el Atlntico Sur y con repercusiones geopolticas y geoeconmicas transformadoras (incluso de regmenes) en los pases latinoamericanos.

Entendido geogrficamente como la porcin continental y ocenica por debajo de la lnea ecuatorial, sin embargo, que abarca parte del norte de frica, al borde del ocano Antrtico y la plataforma continental de la Antrtida, el Atlntico Sur es hoy en da como una de las mayores reas de trfico martimo y areo del planeta, con intenso movimiento econmico y comercial, adems de la constitucin pacfica de sus Estados baados, sobre todo las democracias latinoamericanas.

A pesar de este escenario de pacifismo interestatal, capitaneado por los regmenes latinoamericanos y oeste-africanos (con episodios puntuales de dictaduras o guerras civiles internas), porciones territoriales insulares o ultramarinas de las potencias europeas empiezan a surgir para un cambio de escenario de operaciones en el Atlntico Sur, agregadas a la mayor presencia militar de los Estados Unidos en la regin.

La presencia norteamericana, siempre relacionada de forma subjetiva al mantenimiento o cada de gobiernos latinoamericanos, desde la interrupcin de la Guerra Fra viene presentndose de manera ms objetiva, como la presencia de bases militares en Colombia, ejercicios conjuntos con Brasil, la reactivacin y reubicacin de la Cuarta Flota y, ms recientemente, el patrocinio de la inclusin de Colombia en la Organizacin del Tratado del Atlntico Norte (OTAN) e invitacin al gobierno brasileo para actuar como Estado observador en la organizacin (Mello, 2019).

De este modo, discutiremos brevemente en este artculo cmo el expansionismo geopoltico norteamericano est repercutiendo en Amrica Latina y cules mecanismos se muestran evidentes en los cambios de regmenes polticos y econmicos en el subcontinente, con impactos especiales en Brasil y Argentina, principales Estados baados por el Atlntico Sur.

Con el inicio de la Guerra Fra, la presencia de grandes potencias en el Atlntico Sur era esencial, en especial para Estados Unidos por tres razones: i).- zona de influencia; ii).- control de las rutas martimas y del estrecho de Drake y; iii).- evitar que los pases asumieran una postura anti-Estados Unidos y se acercaran a los enemigos de Washington (postura que ocurrir durante el siglo XXI contra los liderazgos oriundos de las alas progresistas de izquierda y centro derecha tambin).

A lo largo de la Guerra Fra el pensamiento naval brasileo estaba subordinado a las prcticas de Estados Unidos, pero inspiradas a travs de los pensadores geoestratgicos brasileos, como Golbery do Couto e Silva (1967), Meira Mattos (1980) y Therezinha de Castro (1999), durante el inicio de los aos 1970, la Armada brasilea inici sus propias estrategias navales basadas en su entorno estratgico.

As como la postura brasilea, Argentina mantuvo una estrecha relacin con Estados Unidos, incluso colaborando en la lucha anticomunista en Centroamrica (Silva, 2014). Sin embargo, con la guerra de las Malvinas hubo un enfriamiento diplomtico, una respuesta al apoyo norteamericano a Gran Bretaa, aliada por la OTAN, y al incumplimiento del Tratado Interamericano de Asistencia Recproca (TIAR).

En los aos posteriores al trmino de las dictaduras militares en Amrica del Sur, Estados Unidos continu orbitando la relacin con Brasil y Argentina, principalmente en el perodo de la apertura econmica que corresponde a los aos 1990, en que el Consenso de Washington imper para reestructuracin econmica de los pases, generando crisis y endeudamientos para estos. Con el giro a la izquierda en Amrica Latina, a principios de los aos 2000, la relacin de estos pases con Estados Unidos se modific, la autonoma e independencia pas a gestionar la Poltica Externa de los pases latinoamericanos, en Brasil este sentimiento estaba relacionado al expresidente Luiz Incio Lula da Silva, y en Argentina por Nstor Kirchner.

Tal proyeccin regional y cambio gubernamental en Amrica Latina est relacionado con el cambio de la poltica exterior norteamericana a principios del siglo XX para el XXI. Con el desmembramiento de la Unin Sovitica, se estableci un nuevo orden mundial, momento conocido en las relaciones internacionales como unimultipolaridad [2]. Con los ataques del 11 de septiembre de 2001 y la profundizacin de Estados Unidos en Oriente Medio y en la guerra contra el terrorismo, la poltica exterior norteamericana sufre un cambio, y la atencin a Amrica Latina disminuye, lo que permiti la ascensin de la izquierda progresista regional.

El reflejo de este alejamiento, que se dio por las dos partes, Amrica Latina y Estados Unidos, fue el desarrollo regional y nacional. Para Brasil el aumento de la presencia en el Atlntico Sur garantiz la soberana y seguridad de su entorno estratgico, aumento en el flujo de su comercio internacional y los descubrimientos de yacimientos de petrleo, gas natural y otros minerales en el espacio conocido como Amazonia Azul [3].

La participacin de Argentina, sin embargo, no ocurre de forma tan dinmica como la brasilea, visto la tensin territorial en virtud de la cuestin de las Malvinas y de las otras islas britnicas, que cuentan con flotas a disposicin y de la ayuda de aliados como Estados Unidos. En cambio, cuando aumenta su presencia en el Atlntico Sur, se presentan dos efectos, un comercial y otro militar: i) la rpida salida de buques por el estrecho de Drake, alcanzando el ocano Pacfico por el Sur y; ii) contrabalancear la presencia de Gran Bretaa cuya presencia es intensa a travs de sus siete islas en el Atlntico Sur y de su base militar en la Antrtida.

Para finalizar, con relacin a las perspectivas de la relacin geopoltica entre Buenos Aires y Brasilia con Washington, se identifican tres escenarios posibles: i) cambio de direccionamiento e intensificacin de mecanismos de contacto entre las administraciones Bolsonaro y Trump; ii) mantenimiento del status quo de las relaciones Brasil-Estados Unidos, sobre todo por la presin de las alas militares del gobierno Bolsonaro, que perciben una posibilidad de discontinuidad, sea por proceso de destitucin o no reeleccin de Trump en los Estados Unidos y; iii) distanciamiento de la administracin Macri de Estados Unidos, considerando el escenario electoral argentino y norteamericano, que podr ser definidor de los nuevos rumbos en Amrica Latina y el Atlntico Sur en los prximos ciclos electorales a partir del segundo semestre de 2019.

Referencias bibliogrficas

Castro, T. (1999). Geopoltica, princpios, meios e fins. Rio de Janeiro: Biblioteca do Exrcito.

Mattos, C. (1980). Uma geopoltica Pan-Amaznica. Rio de Janeiro: Biblioteca do Exrcito.

Mello, P. (2019, March 03). Brasil pode virar grande aliado extra-Otan dos EUA em visita de Bolsonaro. Retrieved March 13, 2019, from https://www.forte.jor.br/2019/03/03/brasil-pode-virar-grande-aliado-extr...

Silva, G. (1967). Geopoltica do Brasil. Rio de Janeiro: Jos Olympio.

Silva, A. (2014). O Atlntico Sul na perspectiva da segurana e da defesa. In R. Nasser & R. Moraes (Eds.), O Brasil e a segurana no seu entorno estratgico: Amrica do Sul e Atlntico Sul (pp. 199-213). Braslia: IPEA.

Stuenkel, O. (2017). Post-western world: How emerging powers are remaking global order. Cambridge, UK: Polity Press.

-Roberto Rodolfo Georg Uebel y Joo Pedro Censi Morlin Seelig Portela

Escola Superior de Propaganda y Marketing de Porto Alegre

Este trabajo es parte del Boletn Integracin regional. Una mirada crtica, N4/5, mayo de 2019, editado por el Grupo de Trabajo Integracin y Unidad Latinoamericana del Consejo Latinoamericano en Ciencias Sociales(CLACSO). https://www.clacso.org/wpcontent/uploads/2019/06/boletin_clacso_mayo_2019.pdf

Notas:

[1] Entendemos que la Guerra Fra nunca acab de hecho, sino que sufri un proceso de interrupcin (o adormecimiento) en virtud de la cada de la URSS, est causada por mltiples factores econmicos, sociales y polticos. Los episodios recientes como las tensiones entre Washington y Mosc en frentes diferentes alrededor del planeta, como en Crimea, Oriente Medio, y, ms recientemente, en Venezuela, indican que el teatro de operaciones y tensiones de la Guerra Fra an persiste en la agenda militar y diplomtica de Estados Unidos y Rusia.

[2] Con el desmembramiento de la Unin Sovitica, Estados Unidos surge como nica superpotencia militar, al mismo tiempo que existan potencias regionales. En este contexto, el Sistema Internacional era unimultipolar.

[3] Expresin creada en 2004 por el comandante de la Armada de Brasil, Almirante Roberto Guimares Carvalho. El rea representa la extensin de la plataforma continental que Brasil busca, junto a las Naciones Unidas, establecer desde 2004.

Fuente: http://www.alainet.org/es/articulo/200536



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter