Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-06-2019

Denuncian el uso de la tecnologa de Indra por vulnerar derechos humanos en las fronteras y utilizarse en la guerra de Yemen

Rebelin


La activista canaria Miren Koldobi Velasco, intervino ayer en la Junta General de Accionistas de Indra ​para pedir el ​ cierre de las actividades de la empresa en el sector armamentstico y reorientar toda la actividad empresarial a favor de la sostenibilidad de la vida.

Koldobi, representante de Fundacin Fundacin Finanzas ticas (entidad fundadora de Fiare Banca Etica), del Centre Dels (centro de estudios por la paz) y de la red de inversores responsables Shareholders for Change que rene a 12 gestoras de fondos responsables europeas para el accionariado crtico y activo, declar que Indra tiene un gran potencial tecnolgico y debe utilizarse para el desarrollo humano y no para bombardear a poblacin inocente e indefensa en el Yemen, por eso reclamamos un cambio estatrgico.

Indra Sistemas es una de las principales compaas militares en Espaa y una de las ms importantes en defensa y seguridad en Europa. ​ Un 22% de sus actividades estn relacionadas con defensa y el sector militar. Su principal cliente es el Ministerio de Defensa y participa en casi todos los grandes programas de armas de las fuerzas armadas espaolas: los sistemas de vuelo de los aviones de combate F-2000, el avin de transporte militar A400M, los Helicpteros Tigre y NH-90 que fabrica Airbus Defence and Space; toda la electrnica y sistemas de comunicacin de toda clase de buques de guerra que construye la estatal Navantia; los blindados Pizarro y Leopardo que fabrica Santa Brbara Sistemas; el guiado de misiles que disparan todos estos armamentos; as como tambin desarrolla sistemas de guerra electrnica. ​ Una produccin que Espaa hoy est exportando a pases como Turqua, Arabia Saud, Egipto o Qatar entre otros muchos, pases que directa o indirectamente estn implicados en las guerras actuales de Siria, Yemen Afganistn e Irak, y en consecuencia con la grave crisis de refugiadas que huyen de la guerra y a los que Europa hoy les niega acogida.

La activista canaria seal la implicacin de Indra en la guerra en Yemen a travs de la venta de armas a Arabia Saud, quien participa este conflicto armado liderando una coalicin de 9 pases rabes, que estn llevando a cabo una guerra de destruccin y bombardeos constantes en este pas. Segn el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, el conflicto armado ha provocado 2.4 millones de desplazados internos y refugiados/das (UNHCR, 2016), ms de 7.500 civiles yemenes han muerto y 42.000 han sido heridos. ​ Arabia Saud ha adquirido desde 2014, 72 Eurofighters y carros de combate Leopard a los que Indra aporta sus sistemas tecnolgicos. ​ Con este material, Arabia Saud ha efectuado bombardeos sobre objetivos civiles, como colegios, instalaciones mdicas, mezquitas y mercados, que se han saldado con miles de civiles muertos o heridos. Debe sealarse que Arabia Saud puede haber cometido crmenes de guerra. ​ Adems, el Estado Espaol (que es propietario parcialmente de Indra) vulnera el Tratado de Comercio de Armas y la Posicin Comn de la Unin Europea al vender armas (algunas con componentes producidos por Indra) a Arabia Saud.

Indra tiene una fuerte presencia en los lobbys de Europa y una estrecha relacin con el Gobierno espaol; ​ el 18,7% de sus acciones es propiedad de SEPI -empresa gubernamental pblica​-, y este activo lobby, en el que ha gastado ms de un milln y medio de euros, ha dado como resultado una gran cantidad de proyectos y contratos pblicos para INDRA. Junto con otras empresas transnacionales de la industria de armamento, contribuy, por ejemplo, a establecer las directrices estratgicas del Programa Europeo de Investigacin de Seguridad, entre otras​. La Agencia Estatal de Administracin Tributaria (AEAT) y la Seguridad Social permitieron a Indra participar en la redaccin de pliegos de concursos que luego ama junto a otras compaas tecnolgicas con las que form un crtel para repartirse y encarecer artificialmente contratos pblicos en el negocio de la informtica y el tratamiento de datos. As se desprende de la ​resolucin​ con la que la sala de Competencia del consejo de la Comisin Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que ha sancionado a Indra y a otras diez empresas del sector con multas de 29,9 millones de euros por su pertenencia a ese crtel, que estuvo vigente durante diez aos (2005-2015) y afect a organismos tan diversos.

Indra, es una de las principales responsables de construir y mantener las vallas de Ceuta y Melilla. En relacin a la valla de Melilla, un informe de Mdicos Sin Fronteras describe la situacin de las personas que han tratado de escalar la valla de Melilla: "[...] ​ incapaces de moverse o regresar a sus propios pases, e incapaces de trabajar en Marruecos, sufren constante hostigamiento y violencia, por parte de las fuerzas de seguridad marroques que intentan evitar que salten la valla al territorio espaol y se dirijan a travs del Estrecho de Gibraltar hacia Europa. La Guardia Civil de Espaa tambin est involucrada en el acoso​".

El Observatorio Internacional de Migraciones ha asegurado que mueren muchas ms personas migrantes por el propio control de las fronteras que a causa del mar. Segn el informe La transformacin del Complejo Militar-Industrial: Evolucin, influencia y violacin de derechos humanos en la Homeland Security, elaborado por NOVACT y el Centre Dels dEstudis per la Pau, se identifican ​ 81 vulneraciones de derechos humanos cometidas por las 22 empresas analizadas en el informe, entre las que se encuentra Indra.

Por todo ello, Fundacin Finanzas ticas, el Centre Dels y Shareholder for Change reclamaron:

- la ​ NO colaboracin de esta empresa en la investigacin, la produccin, suministro de armas o dispositivos de militarizacin de las fronteras​ , destructoras de la vida y que violan derechos humanos, contribuyendo a dar respuestas no adecuadas y a enriquecer a unos pocos a costa de la guerra contra la vida para la mayora de las personas del planeta.

- La ​ paralizacin de los procesos de cabildeo en la poltica de la UE y Espaa en polticas de defensa y seguridad y, en su lugar, contribuir a la bsqueda del bienestar, los derechos y las libertades de todas las personas.

- que la empresa renuncie a proyectos con fines militares y vinculados a la violacin de los Derechos Humanos.

- la toma de conciencia de las ​ trabajadoras, trabajadores, y de los accionistas invitndoles a que se nieguen a contribuir con el negocio de las guerras y la criminalizacin de las personas migradas y desplazadas por la fuerza.

Finalmente, Miren Koldobi Velasco hizo un llamamiento general a ser parte de la ​ resolucin pacfica de los conflictos, al uso de la noviolencia y al desarme, as como a respetar los Derechos Humanos y las libertades.

Por su parte el presidente de Indra,​ Fernando Abril-Martorell​, se limit a responder que la empresa cumple con los convenios de las Naciones Unidas y que dos agencias califican muy positivamente su desempeo en responsabilidad social corporativa. Tambin confirm que la facturacin del rea de defensa asciende al 20%.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter