Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-06-2019

Incertidumbres

Carlos A. Larriera
Rebelin


En este momento todo, o casi todo, es incierto. Las incertidumbres ocupan todo el escenario poltico, econmico y social.

El miedo a perder el trabajo provoca una gran angustia en buena parte de la poblacin. Ya no es algo que denunciaban algunos polticos pero que no penetraba en la conciencia como un peligro real. Hoy la situacin es muy distinta, porque en todos lados hay quienes pierden su trabajo (uno o varios compaeros de trabajo, un pariente, un vecino, un amigo). Es evidente que en estas condiciones se ha generalizado la conciencia de que cualquiera puede quedar desocupado y que es imposible prever cuando le va a tocar o no a cada uno. Esta incertidumbre genera una gran preocupacin en la mayora de la poblacin.

El resultado de las elecciones presidenciales de octubre es todava impredecible. An no se han realizado las PASO, por lo que falta confirmacin definitiva de las frmulas presidenciales que se presentarn en la primera vuelta, y, por supuesto, no se sabe quines irn al ballotage. Massa, despus de muchas idas y venidas, cabildeos, dudas, etc., se ha incorporado al frente opositor, pero como coalicin, no como integrante del llamado Frente Patritico, con lo cual el Partido Renovador mantiene su total independencia poltica. Es muy posible que una de sus discusiones con Alberto Fernndez fuera sobre este tema. Finalmente el nombre de la coalicin se denominar Frente de Todos.

Otra incertidumbre es la poltica que va a intentar desarrollar Alberto Fernndez. Coincide realmente en lo fundamental con los Kirchner? Es indudable que es ms tibio, que no aspira a reformas ms o menos radicales, como Nstor y Cristina. Adems la coyuntura econmica, la verdadera pesada herencia que recibir el ganador de las prximas elecciones presidenciales, limita mucho la posibilidad de la realizacin de grandes cambios. En principio parecera que Fernndez est determinado a elevar el consumo, el mercado interno, crear condiciones de vida ms o menos normales para todos los trabajadores, activos y jubilados, recuperando el salario, la jubilacin, etc. Si es capaz de no ceder a las presiones, y mantenerse en esa poltica mnima, la situacin puede mejorar modestamente, y darnos un tiempo para recuperar aliento e intentar, sobre esa base, profundizar las reformas. Pero qu realizar Fernndez en el gobierno es una incgnita imposible de resolver en este momento. Ms incertidumbre.

Por otro lado Fernndez parece tener mucha confianza en su capacidad de negociacin. Pero con el poder econmico mundial (occidental) [1] toda su habilidad no es suficiente para enfrentar la poltica inflexible de ste. Adems lograr unir a todo la oposicin para ganar las elecciones, no es lo mismo que gobernar con una poltica comn. Esto ltimo ser mucho ms difcil.

Da la impresin de que Fernndez no tiene una evaluacin clara y cientfica del grado de concentracin y centralizacin del gran capital mundial (occidental), y de las consecuencias que esto tiene, la necesidad de saqueo indiscriminado de todo el planeta. Para enfrentar y vencer a un enemigo hay que conocer su estrategia. Si Fernndez se limita a implementar brillantes tcticas, tarde o temprano se encontrar frente a un enemigo que no solamente no podr vencer, sino que ni siquiera le permitir implementar las modestas reformas que tiene en mente. Si efectivamente no ha previsto la verdadera estrategia del capital, esto llegado el momento, le puede generar desconcierto. se es uno de los peligros, una de las posibilidades. Otra incertidumbre.

Un peligro cierto es la incorporacin de Massa como cabeza de lista para diputados nacionales por la Provincia de Buenos Aires.

Si, como es probable por su trayectoria, Massa actuara como caballo de Troya dentro del eventual nuevo gobierno, esta posibilidad, entre otras, no hay que descartarla.

La decisin de CFK de configurar la frmula presidencial con Alberto Fernndez como presidente y ella como vicepresidenta, fue una jugada poltica maestra, digna de una gran estadista, que gener confusin en todo el resto del espectro poltico, desarmando sus planes electorales y obligndolos a buscar desesperadamente una nueva estrategia con posibilidades de xito. CFK pas a condicionar gran parte del curso poltico electoral a partir desde ese momento.

Esta tctica brillante lo es con seguridad en trminos electorales, pero es impredecible su efectividad en trminos de futura eventual gobernabilidad. A esta altura es evidente que CFK ha priorizado ganarle a Macri, an a costa de que sean elegidos, de alguna manera, en distintos puestos, polticos en los cuales no se puede confiar plenamente, y que potencialmente pueden actuar como caballos de Troya en un prximo gobierno progresista.

Se puede decir sin temor a equivocacin que, al priorizar la victoria electoral, CFK ha optado por depositar en su capacidad poltica gran parte de las posibilidades de enfrentar los embates de los posibles enemigos internos en el nuevo gobierno.

Que la batalla es dursima y no termina en las elecciones es indudable. El problema de fondo es que la nica posibilidad de derrotar la ofensiva del gran capital mundial es expropindolo. Mientras mantenga su poder econmico, siempre podr boicotear toda la poltica de un gobierno progresista, y siempre podr volver, como ahora, en las prximas elecciones. Sin expropiarlo nunca se lo podr vencer, a lo sumo conseguir treguas relativamente breves, como en alguna medida fueron los doce aos anteriores. No hay que olvidar, no obstante, que el ltimo gobierno se bas en la fuerza de la rebelin popular que estall en diciembre del 2001 y, de alguna manera, bajo distintas formas, ha perdurado hasta hoy.

No es meramente una lucha entre el progresismo populista y el gran capital mundial. Es, en esencia, la lucha de clases internacional entre se gran capital y todo el pueblo que vive de su trabajo.

La alternativa de expropiacin no parece estar en los planes de Fernndez, aunque hay voces dentro del kirchnerismo que, hasta cierto punto, se manifiestan a favor. Por ejemplo, Amado Boudou dijo en un reportaje hace unos meses atrs que haba que estatizar a Edenor y Edesur.

Qu har Fernndez con Aerolneas Argentinas e YPF, entre otras empresas, es tambin incierto. Es evidente que la necesidad de estatizarlas es ineludible.

Tambin es difcil predecir, con cierta aproximacin, los prximos pasos que dar el macrismo. En realidad no hay que pensar en el macrismo como si fuera el origen de todas las polticas regresivas. Es el poder econmico mundial el que establece las orientaciones generales, e incluso las decisiones diarias del gobierno a travs de entidades como el FMI. Tambin la embajada de EEUU incide permanentemente en la poltica local, a travs de un complejo entramado de relaciones, una red cuyos ltimos operadores son gente comn insospechada de seguir sus orientaciones. [2]

Macri ya est agotado, ha perdido mucha credibilidad, no pueden contar con l para que siga engaando, ya sea para ganar las prximas elecciones, como para seguir mintiendo en un eventual prximo mandato gubernamental.

Lejos de una derrota de la poltica econmica del macrismo, por el contrario, sta ha tenido un gran xito, porque su objetivo era destruir el mercado interno, provocar desocupacin masiva, bajar el salario real y disminuir las jubilaciones al mnimo para, finalmente, eliminar todas las actividades estatales destinadas a atender y mejorar la vida de la poblacin: educacin, salud, vivienda, ingresos, etc., etc., con el deliberado objetivo de desintegrar completamente el tejido social, generar impotencia generalizada al no contar nadie con condiciones de vida mnima, destruir la solidaridad, quebrar la capacidad de lucha, de organizacin, de denunciar, de protesta y movilizacin. Todo ha sido logrado, en gran parte, aunque todava falta seguir destruyendo ms a la poblacin, pero Macri ya ha perdido la capacidad de hacerlo.

Lo que viene sucediendo en la Argentina durante todo este gobierno es una prueba piloto llevada adelante por el gran capital mundial (occidental) con el fin de establecer, gradualmente, una dictadura sin golpe militar basndose, para ello principalmente, en el engao masivo a la poblacin. Sintticamente, mientras engaaban y entretenan al pueblo con falsas promesas y difamaciones contra el gobierno anterior, nos robaban en forma descomunal. La primera parte del ensayo general de destruccin de la estructura social en base al engao ha logrado un gran avance, pero ha agotado sus posibilidades por el momento, con un Macri que no puede seguir garantizndolo. Tienen que reemplazarlo, necesitan reelaborar la estrategia, inventar nuevos engaos que sean efectivos, cambiar la figura de Macri por otra que parezca que s va a estar a favor del pueblo.

Esto no pueden hacerlo obligando a Macri a renunciar, como sera lgico, porque al mismo tiempo estaran desprestigiando toda la poltica general del llamado neoliberalismo. se es el problema que estn tratando de resolver, dar de baja a Macri sin hacer lo mismo con el programa neoliberal. La candidatura de Pichetto a la vicepresidencia va en esa direccin.

Otra incgnita es lo que har Massa con los cargos que obtenga en el nuevo gobierno, en caso de ganar. Todo indica que su actuacin poltica est influenciada por la embajada de EEUU. Los Argenleaks y Politileaks revelaron que hablaba con integrantes de la embajada y criticaba al gobierno kirchnerista, cuando todava era funcionario. Generalmente los vnculos con la embajada una vez comenzados no se pueden romper. [3] La poltica de Massa, de apoyar en el parlamento todas las leyes regresivas de los primeros aos del macrismo, y luego, en la decadencia del mismo pasar a tener un discurso abiertamente condenatorio del gobierno, coincide al milmetro con lo que es natural suponer que ha sido la poltica de la embajada. Apoyar todo mientras el engao funcionaba, pasar a la oposicin cuando la debilidad de Macri es manifiesta. Porque siempre Massa ha sido una especie de muletto de Macri, una alternativa poltica destinada a reemplazarlo porque se saba desde el principio que la capacidad de engao del macrismo tarde o temprano se iba a agotar.

Lo que sucedi es que Massa no ha podido acumular la cantidad de votos suficiente para reemplazarlo, por eso (sin estar ausente la embajada) han jugado otras cartas: Lavagna y una frustrada Alternativa Federal, que termin siendo Lavagna-Urtubey, por un lado, Pichetto con el oficialismo y Massa en el Frente de Todos.

Ya que Massa no tiene votos suficientes, la estrategia es que tome una posicin muy crtica con el gobierno, y de esa manera, reservarlo para un posible futuro.

De forma similar a lo que sucede con Massa, y la postulacin de Lavagna parecen ser iniciativas impulsadas por el capital dominante (sin que la embajada de EEUU sea ajena a esto) para restarle votos al populismo progresista, en este caso al Frente de Todos, evitando que gane en la primera vuelta.

En general los analistas opinan que Lavagna le restara votos principalmente a Macri. Tambin puede hacerlo con el Frente de Todos, es difcil pronosticar a quien le quitara ms votos.

En el caso de que Lavagna reciba gran parte de los votos del macrismo, se podra llegar a plantear un escenario que lo superara en votos, de manera que el ballotage sera Fernndez-Fernndez vs. Lavagna-Urtubey. En ese caso tendra posibilidades de ganar el ballotage, contando con todo el apoyo de la derecha, includo el macrismo, y el poder del dinero por parte del gran capital occidental.

Todava Lavagna no figura con ms del 10% en las encuestas, por lo que solamente se pueden hacer hoy especulaciones sobre su posible rol en el futuro.

Si las elecciones se realizaran en forma absolutamente limpia, sin fraude, sin campaas sucias contra la coalicin opositora Frente de Todos, sin ningn tipo de maniobras en el proceso electoral, esta coalicin seguramente ganara en la primera vuelta. De ah la necesidad de que algn candidato les quite los votos suficientes para que no pueda hacerlo.

Por qu Lavagna? Porque, en primer lugar, no tienen mucho para elegir. En segundo lugar tiene que ser una figura que no tenga enemigos declarados. No es casual que el discurso de Lavagna se centre en la unidad, en la antigrieta, etc., por ms que su postulacin lejos de unir provoque todo lo contrario.

Evidentemente, como ha sido siempre (por ejemplo) la poltica de Durn Barba, se trata de buscar votos en la franja del medio, en los que no quieren ubicarse en ninguno de los dos polos de la llamada grieta.

Principalmente aquellos que hoy dicen que a Macri no lo votan nunca ms, por todo el dao que ha hecho, pero a Cristina mucho menos. Muchos han dicho hace tiempo: Macri no, Cristina menos, no s, votar a Massa. Pero hay muchos centristas que sin ser tan tajantes prefieren votar a alguien que se les presente como favorable a la unidad, etc.

Lavagna, si alguna vez tuvo una imagen ms o menos decorosa, hoy se ha revelado como alguien al que no le tiembla el pulso a la hora de hacer dao al pueblo.

En los ltimos das fue noticia la candidatura de Pichetto a la vicepresidencia. Hasta donde puede cambiar el panorama electoral este nombramiento es prematuro vaticinarlo.

El apagn energtico [4] que se debi fundamentalmente a la falta de mantenimiento, de inversin, de las empresas de energa privatizadas, por su dimensin debera abrirle los ojos a la parte de la poblacin que an cree en el gobierno. Los mltiples mecanismos que lleva adelante el poder econmico para mantener a buena parte de la poblacin engaada, como la posverdad, las fake news, el silencio de la prensa, etc., hacen que tambin exista incertidumbre sobre el dao que podra causar a la imagen del gobierno.

Otra novedad importante es la publicacin de la plataforma del Frente de Todos. En otras pocas las plataformas de los partidos polticos cumplan requisitos formales pero no eran conocidas en profundidad por la poblacin. La gran expectativa y la esperanza de muchas personas de que la frmula Fernndez-Fernndez nos saque del abismo provoca que se preste mucha atencin a los planes de su eventual futuro gobierno, y se adopten los puntos principales de la plataforma como propios, y estando muy atentos al cumplimiento por parte de los distintos dirigentes del Frente de Todos.

Sera la primera vez, por lo menos en mucho tiempo, que muchos ciudadanos tomarn conciencia determinada sobre polticas del gobierno indispensables. Nociones como mercado interno, consumo, educacin, salud, deuda externa, FMI, etc., se internacionalizarn como necesarias, obvias e indiscutibles, incorporndolas al dilogo cotidiano.

Lo indudable es que de ganar el Frente de Todos tendr enormes dificultades para gobernar a favor del pueblo, aunque fuera en modesta medida. Este gobierno ha destruido casi todos los avances sociales logrados durante el anterior. La impagable deuda externa con el FMI es un problema central. Se habla de negociar plazos y montos anuales con el FMI. Pero ste puede negarse rotundamente, y probablemente lo haga, porque su objetivo estratgico es la apropiacin de las riquezas naturales del pas por parte del gran capital mundial (occidental). El mtodo es conocido, el FMI contestara: si no pueden pagarme con dlares, pguenme con Vaca Muerta, el petrleo, el litio, los acuferos, la pampa hmeda, la Patagonia, etc.

Existe una posibilidad de salida pasajera de esta encerrona, nos referimos a la posible ayuda financiera de Rusia y China. En la vida cotidiana muchas veces para pagar una deuda, se contrae otra ms accesible por sus condiciones de pago. Este es el rol que podran cumplir Rusia y China. En el corto plazo puede ser un respiro. Qu harn estos pases en el mediano y largo plazo es otra historia.

Incertidumbres, muchas incertidumbres.

El nico verdadero camino es una revolucin democrtica de todo el pueblo, en cuyo marco ste pueda decidir cul ser el curso a seguir: optar entre expropiar o intentar controlar al gran capital. Hoy estamos lejos de eso, lo que no impide establecerlo como estrategia, y trabajar activamente en esa direccin.

Mientras tanto, en cuanto a la votacin, no hay duda alguna de que el triunfo de la frmula Fernndez-Fernndez significara, en alguna medida, una mejora en el nivel de vida de la poblacin y un aumento de las condiciones democrticas, en cuyo marco se estar en mejores condiciones para seguir luchando.

Notas:

[1] El gran capital mundial era en las ltimas dcadas principalmente el de Estados Unidos, pero hoy en da debe compartir su predominio con Rusia y China, de modo que es ms ajustado a la realidad hablar del gran capital occidental. Al nombrar simplemente gran capital en este texto nos referimos fundamentalmente al occidental (principalmente EEUU).

[2] La libreta negra, el imperio contra la integracin de Amrica Latina, Novela, Fernando Braga Menndez, PROSA AMERIAN Editores, 2013.

[3] dem.

[4] Rescatamos una de las muchas intervenciones de Federico Bernal, director de OETEC, en los ltimos das consultado sobre el tema: No es un apagn / ni se trat de un corte de luz, como los que tuvo esta esta gestin y como cualquier otra gestin antes.

Esto fue el colapso total del sistema elctrico nacional, que es muy diferente. Se vino abajo el sistema elctrico nacional. Primera vez que ocurre en la historia de la Repblica Argentina. En la historia elctrica de la Repblica Argentina, por supuesto.

Esto no se puede descontextualizar de lo que viene ocurriendo en materia energtica desde que Macri asumi. Y yo rechazo con datos oficiales esta creencia de que las empresas estn invirtiendo. De hecho, la causa de este colapso / obedece a la nula inversin y a la anarqua del mercado que vive el sector energtico de la Repblica Argentina.

https://www.youtube.com/watch?v=ebjnw5-8icE, Federico Bernal en A24, MMD, 17.6.2019: *PALIZA PICA* Director del Observatorio de Energa puso en fila a los globos y los destroz por intentar cubrir a Macri por el apagn, Revolucin Popular 2, publicado el 17.06.2019.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter