Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-06-2019

Honduras
Qu cambi a 10 aos del golpe de Estado?

Ollantay Itzamn
Rebelin


En la madrugada del 28 de junio del 2009, el Ejrcito de Honduras, obediente al gobierno norteamericano, irrumpi en la Casa Presidencial y en pijamas sac al entonces Presidente constitucional Manuel Zelaya y lo envi para Costa Rica.

As se consum el primer golpe de Estado del siglo, en el pas ms nublado (desconocido hasta entonces) de la regin, siempre bajo la consigna de: democracia, prosperidad, libertad...

El gobierno norteamericano, en su intento de contener en Honduras el avance de los vientos anti imperialistas del Sur empuj a la irreflexiva oligarqua y al Ejrcito hondureo al abismo letal del cual an no logran salir.

Qu cambi a 10 aos del golpe de Estado?

Una dcada de dictadura consolidada. Si bien para este pas bicentenario de 9 millones de habitantes la democracia no haba trascendido de la alternancia plutocrtica bipartidista, con el golpe de Estado se anul por completo el orden constitucional y el ritual electoral.

El partido Nacional, coautor del golpe, tom y se mantiene en el poder con dos fraudes electorales consecutivos (2013 y 2017). Incluso rompiendo el artculo ptreo de la Constitucin Poltica que prohbe la reeleccin presidencial.

En lo poltico, Honduras se encuentra como a principios del siglo pasado: Los gobernantes democrticos se mantienen en el poder mano militari.

Disolucin de las instituciones pblicas. En dos siglos de Repblica se haba conseguido cimentar, aunque incipiente, las instituciones pblicas en base al ordenamiento jurdico.

Ahora, los resabios de dicha incipiente institucionalidad fueron cooptados pblicamente por el crimen organizado y el narcotrfico, y funcionan en la alegalidad. Narco municipios, narco dictadura, impuesto de guerra son trminos utilizados para referirse a la administracin pblica.

La pobreza trep de 58% al 70%. Para 2009, el 58% de los hogares hondureos viva en situacin de pobreza, y en pobreza extrema, el 36% (INE, 2009).[1] Segn informe del PNUD, para el 2018, ms del 70% de hondureos viven en situacin de pobreza multidimensional [2], y el 48% en situacin de pobreza extrema.

La dcada de la consolidacin de la dictadura produjo cerca de 2 millones de nuevos pobres en el pas. Casi en ese mismo perodo, en pases como Bolivia, cerca de 3 millones de pobres salieron a niveles de ingresos medios.

Disolucin de los derechos humanos. Para el Estado dictatorial de Honduras el principal enemigo interno del pas es el o la defensora de derechos humanos. La dictadura premia con la impunidad al predador de defensores derechos (caso Berta Cceres, y cientos ms).

Entre 2010 y 2016, cerca de 21 mil jvenes fueron asesinados, la mayora escolares (UNAH, 2017). Con el golpe de Estado, se diluy el amor por la vida. El golpe y la dictadura hicieron de Honduras uno de los pases ms violentos y peligrosos del mundo.

Entre 2009 y 2017, fueron asesinados 70 periodistas (de estos casos ms del 90% se encuentran en la impunidad) [3]. Honduras vive una acelerada y violenta desintegracin social.

Deuda pblica se duplic. El golpe de Estado fue una estrategia para afianzar el sistema neoliberal mediante la transferencia de bienes y servicios pblicos al sector privado.

Segn informes oficiales, el Producto Interno Bruto (PIB) del pas creci de $14 mil millones (2009) a $ 23 mil millones (2018). Pero, tambin, en ese mismo perodo, la deuda pblica se duplic de $ 8.6 millones a 16.5 millones.[4] Es decir, ahora, cada hondureo nace con una deuda de $1700. El costo de la electricidad, la canasta bsica, los hidrocarburos se incrementaron como nunca antes.

La economa creci en un promedio de 3 a 4%, pero la estampida hondurea hacia el exterior cobr ribetes dantescos. La economa casi funciona a control remoto, gracias a los circulantes inyectados por la industria del narcontrfico. Las remesas representan ms del 18% del PIB del pas.[5]

Germin una rebelda popular. Inmediatamente despus del golpe de Estado, en Honduras surgi una indita y espontnea resistencia popular movilizada, articulada en el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP). Con la creacin del partido poltico Libertad y Refundacin Libre (dirigido por Zelaya), este movimiento social se fue desintegrando. Aunque algunos de sus integrantes an resisten en las calles a la dictadura actual, no necesariamente bajo la orientacin de Libre o de Zelaya.

Quizs se perdi una dcada de oportunidad para consolidar el sujeto sociopoltico colectivo, alrededor de una agenda comn consensuada. Lo cierto es que con seguridad la Honduras post dictadura necesitar de ese sujeto y de esa agenda para proyectarse como pas.

Hace 10 aos atrs, la resistencia popular planteaba proceso constituyente popular para refundar el Estado. Dicha propuesta fue pospuesta por el partido Libre. Ahora, al parecer, la bandera de la constituyente es enarbolada por la oligarqua dictatorial como una salida al caos.

Notas:

[1] Vase, https://www.unicef.org/honduras/ODM1.pdf

[2] Vase, http://www.hn.undp.org/

[3] Vase, http://www.pasosdeanimalgrande.com/files/periodistas_asesinados.pdf

[4] Vase, http://www.cadtm.org/La-deuda-publica-en-Honduras-y-sus-lesivas-consecuencias

[5] Vase, https://www.efe.com/efe/america/economia/las-remesas-enviadas-a-honduras-crecieron-10-1-entre-enero-y-marzo-de-2019/20000011-3948499

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter