Portada :: Mundo :: Irn. Siguiente objetivo del Eje del Mal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-06-2019

El amague militar de Trump en Irn

Simn Rodrguez
Rebelin


Cercado por los fracasos en la poltica domstica y las crisis internas de su gobierno, reflejadas en una altsima rotacin de los altos funcionarios, con constantes contradicciones pblicas entre Trump y su gabinete, el presidente yanqui ha venido empleando una poltica exteriorde corte espectacular, para ocultar sus debilidades. El caso ms reciente ha sido el de sus amenazas blicas contra Irn, llevadas al extremo con el envo de bombarderos cuya accin fue cancelada en el ltimo momento, el 20 de junio.

En 2018, adaptndose a la lnea de Israel y de los sectores ms agresivos de la derecha estadounidense, el gobierno de Trump rompi el acuerdo nuclear que Obama haba firmado con Irn. En dicho pacto, firmado en 2015, EEUU levantaba las sanciones econmicas a cambio del compromiso del rgimen teocrtico de no superar cuotas acordadas de enriquecimiento de uranio para su programa nuclear. El restablecimiento de las sanciones por parte de Trump ha impactado a la economa iran, que ya vena sufriendo el desgaste implicado por la ocupacin militar de Siria al servicio de la dictadura fascista de Assad. En respuesta a las sanciones, Irn reinici el proceso de enriquecimiento de uranio y anunci que en julio superara la cuota acordada en 2015.

La tensin aument con la realizacin de seis ataques a buques petroleros en las ltimas seis semanas en el Estrecho de Ormuz, uno de los puntos estratgicos de mayor inters para el imperialismo. Con apenas 33 kilmetros de ancho en su punto ms estrecho, por all transita alrededor de la quinta parte de las exportaciones mundiales de petrleo, unos 19 millones de barriles diarios procedentes de Arabia Saudita, Kuwait, los Emiratos rabes Unidos e Irn, as como gas licuado de Qatar, su principal exportador mundial. Irn niega ser responsable de los ataques.

En ese marco, el 19 de junio fue derribado por Irn un dron yanqui no tripulado de espionaje. Todo indicara que el aparato volaba sobre aguas territoriales iranes. Los voceros imperialistas aseguran que la accin ocurri sobre aguas internacionales. Trump orden un bombardeo en retaliacin y poco despus, con los bombarderos ya volando, cancel el ataque. La retaliacin se limit a un ataque ciberntico contra el gobierno iran.

Trump mostr en muy poco tiempo todas sus caras: primero dijo creer que el derribo del dron no haba sido deliberado, luego orden y cancel el ataque, posteriormente declar que interrumpi el ataque porque le pareci desproporcionado al ser informado de que costara 150 muertes. Ms recientemente ha ofrecido por twitter prosperidad y amistad a Irn si desiste de su programa nuclear. Un evidente ofrecimiento de renegociar un acuerdo. Los gobiernos imperialistas de la Unin Europea han criticado abiertamente la unilateralidad de la poltica yanqui hacia Irn, llamando a la negociacin.

El bluffde Trump ha evidenciado grandes diferencias con su asesor de seguridad, Bolton, y el secretario de Estado, Pompeo, que nuevamente son reflejadas en filtraciones a la prensa. Segn fuentes de su gobierno, Trump dice no ser partidario de una guerra con Irn y se queja ante su crculo ms cercano de que sus funcionarios quieren manipularlo para que caiga en una aventura blica. El magnate, de convicciones racistas e imperialistas, se gua por el lema Americafirst (Estados Unidos primero), argumentando que resulta muy costoso el rol de polica mundial. Entrando en un perodo pre electoral, una invasin no est entre sus planes. El recuerdo de Irak, el segundo Vietnam de EEUU, sigue disuadiendo al imperialismo de emprender nuevas guerras de agresin. Pero no abandona sus permanentes amenazas de agresin hacia los pueblos.

El rgimen iran, por su parte, saca el mximo provecho del justo repudio que en su pas y a nivel mundial generan las amenazas de Trump. Desde hace cuatro dcadas esa teocracia capitalista, antiobrera y antipopular esgrime la supuesta inminencia de una agresin militar yanqui para justificar la inexistencia de libertades democrticas y la represin contra la resistencia a sus polticas de ajuste. Los revolucionarios repudiamos las amenazas militares y las sanciones econmicas de Trump contra Irn, al mismo tiempo nos solidarizamos con los trabajadores y el pueblo de Irn que padecen bajo las botas de la dictadura.

Se va delineando un patrn que evidencia la crisis de dominacin poltica, econmica y militar del imperialismo yanqui. Las amenazas de ataque nuclear a Norcorea fueron seguidas de conferencias amistosas entre Trump y KimJong Un. La opcin de una agresin militar contra Venezuela se diluy al fracasar el intento de golpe del 30 de abril en el que Trump y Guaid contaban con la ruptura del alto mando militar chavista. Al igual que con Irn, en estos casos el gobierno de Trump ha usado el recurso de la amenaza militar para procurar resultados. Todo intento del imperialismo de obtener ventaja mediante el chantaje militar debe ser repudiado, no obstante est claro que hasta ahora Trump ladra pero no muerde.


Simn Rodrguez, integrante del Partido Socialismo y Libertad (PSL) de Venezuela, seccin de la UIT-CI.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter