Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-07-2019

Ferrocarril de carga versus camiones

Joaqun Benavides
El Estado como tal (Blog)


El Presidente Daz Canel, plante con mucha razn, en una reciente reunin, la importancia de que, dadas las fuertes inversiones que el pas est realizando en los ferrocarriles, debe utilizarse ese medio al mximo posible y con ello quitarle presin a los viales, que se encuentran en un importante estado de deterioro.

Con este planteamiento el Presidente est estableciendo una relevante decisin de poltica de transportacin de cargas para el pas.

En las condiciones de Cuba, pas largo y estrecho, el ferrocarril es el medio de transporte ms eficiente. Requiere de grandes y costosas inversiones en infraestructura y equipos, pero a largo plazo el efecto econmico positivo de ellas supera a las inversiones automotores de carga y pasaje. No quiero decir con ello que no se debe invertir en carreteras y medios de carga y pasaje, sino que para determinados modos de carga y pasaje, sobre todo en las condiciones de Cuba, las inversiones en ferrocarriles son, a largo plazo, ms eficientes.

El Ministerio de Transporte tiene estudiado desde hace muchos aos, los costos comparativos de la transportacin de cargas, en toneladas-kilmetros, del ferrocarril y del transporte automotor.

En la dcada de los aos 90 y hasta el 2003, a partir de la tcnica ferroviaria y automotor de carga que exista entonces en el pas, hasta los 100 Kilmetros, el costo de una tonelada-kilometro transportada por automotor era ms bajo que en ferrocarril. Entre 100 y 150 kilmetros, ambos costos se emparejaban bastante; y a partir de 150 kilmetros, el costo por tonelada- kilmetro de transportacin de cargas iba disminuyendo en el ferrocarril y aumentando en el automotor.

Eso significa, que partiendo de la Habana, la transportacin de cargas hasta Matanzas, es ms econmica en automotor; hasta Villa Clara los costos se emparejan; y a partir de Villa Clara hasta Oriente, es mucho ms econmico transportar cargas por ferrocarril que por automotor. Si adems se tiene en cuenta, que las condiciones tcnicas de las vas y de los equipos ferroviarios han mejorado en los ltimos 10 aos y que las de las carreteras han empeorado, la eficiencia comparativa debe ser ahora, mucho ms superior, a favor de la transportacin ferroviaria.

La definicin de la poltica para hacer ms eficiente la transportacin de las cargas que genera la economa, es una decisin administrativa, de Gobierno, y esa la tom el Presidente. Pero las millones de decisiones particulares que hay que tomar para transportar las cargas a travs del pas, no deben ser dejadas solo al buen juicio y disciplina de los que tienen que ocuparse da a da en las empresas y entidades de organizar las transportaciones de cargas y de las presiones de todo tipo que eso genera.

Este es un caso donde los mecanismos del mercado, pueden contribuir a la racionalidad econmica de las decisiones individuales y empresariales y en que el Estado cumpla con su funcin reguladora sin tener que inmiscuirse, ni supervisar, ni inspeccionar, las decisiones que tome cada empresa sobre qu modo de transporte utiliza para enviar sus cargas a travs del territorio nacional.

El mecanismo de mercado que sugiero emplear para hacer ms eficiente la transportacin de las cargas y cumplir con la poltica del Gobierno es el de los precios y las tarifas.

Si el servicio de transportacin de cargas por ferrocarril es ms eficiente en trminos de costos para el pas, sobre todo a partir de determinadas distancias, la poltica de tarifas de transporte de carga debe hacer coincidir el inters del pas con el inters de las empresas estatales, cooperativas, privadas y las personales de cada cual. Y para ello las tarifas por tonelada-kilmetro de las cargas por ferrocarril deben ser significativamente ms estimulantes, o sea ms bajas para los cargadores o usuarios de ese modo de transporte. Al contrario, las tarifas por tonelada-kilometro para la transportacin automotor de carga, deben ser ms altas y por tanto menos estimulantes para los cargadores o usuarios de ese modo de transporte.

De ah que el regulador de la poltica establecida por el Estado de priorizar el empleo de los ferrocarriles para las cargas, sobre todo a largas distancias, seran los precios y las tarifas y no la autoridad administrativa estatal, decidiendo en cada caso que modo emplear. El Estado, preferiblemente a travs del Ministerio de Transporte, podra tener la responsabilidad de elaborar los esquemas de tarifas por tipo de carga y por tonelada/ kilometro para el ferrocarril y para la carga automotor, segn las caractersticas de cada tipo de vehculo. El Gobierno debera aprobar esos esquemas de tarifas y las empresas estatales, cooperativas, privadas y la poblacin decidiran si realizar sus transportaciones a cualquier parte del pas utilizando, segn su conveniencia, o el ferrocarril o una empresa de transporte automotor.

Un principio que debera contemplar el esquema de tarifas, es que los porteadores privados tendran que utilizar las mismas regulaciones y tarifas que las empresas estatales. La competencia en este caso debera dirigirse a aspectos relacionados con los costos y con la calidad del servicio, respetando en cualquier caso las tarifas estatales. Utilizar las tarifas para competir, rebajndolas, pudiera ser considerado una competencia ilegal y exponerse a la perdida de la licencia.

Si los esquemas de tarifas son bien elaborados siguiendo la poltica trazada, y en cualquier caso la responsabilidad de elaborarlas bien seria, en el caso que de le designe para ello, del Ministerio de Transporte; y adems las empresas estatales trabajaran sin subsidio; en relativamente poco tiempo se vera como el trfico de cargas se va reorganizando en funcin de la poltica trazada; el ferrocarril aumentara su eficiencia porque tendra ms cargas a medias y largas distancias y las empresas de cargas por camiones estatales o privadas, ajustaran sus esquemas comerciales a las cargas que ms les son solicitadas. En principio, debera aspirarse a que las empresas de camiones operen en los lmites de una provincia o de un territorio que no abarque ms de dos o tres provincias. Eso podra lograrse tambin, concediendo tanto a las empresas estatales como privadas, licencias especficas para el territorio en que se decida por la autoridad estatal reguladora, que se requiere que acten principalmente.

Fuente: http://elestadocomotal.com/2019/06/25/joaquin-benavides-ferrocarril-de-carga-versus-camiones/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter