Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2019

Mercosur, ahorro para la UE, expolio para Sudamrica

Laura Cruz
El Salto

Amrica del Sur vive otra de sus llamadas olas neoliberales y tiene a la extrema derecha en Brasil, uno de los integrantes de Mercosur, con quien la Unin Europea ha firmado un acuerdo comercial tras veinte aos de negociaciones.


Un agricultor peruano del Valle del Cusco. GARY MANRIQUE

La Unin Europea se vuelve a blindar comercialmente. Tras casi 20 aos de negociaciones, este fin de semana se aprob el acuerdo comercial de la Unin Europea con Mercosur Mercado Comn del Sur, integrado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, ms otros Estados asociados. Sin entrar en anlisis polticos sobre si fue acertado o no expulsar a Venezuela de esta organizacin, en clave econmica la Unin Europea se ahorrar unos 4.000 millones de euros en aranceles, aunque varias cuestiones quedan en el aire.

El libre comercio siempre lleva aparejada una injusticia comercial del contratante ms fuerte frente al contratante ms dbil. En este caso, un Producto Interior Bruto ms elevado no es la nica garanta de la Unin Europea, tambin ser ncleo central de otros acuerdos comerciales como el CETA (con Canad), el cuasi fallido TTIP (con Estados Unidos) o el ltimo acuerdo comercial firmado recientemente con Japn .

En trminos agrcolas se adivina una desigualdad muy patente en el horizonte. Si la produccin de Sudamrica, pese a las altas emisiones de CO 2 que seran necesarias para importar sus productos, compensa ms econmicamente, esto provocar un cambio en el modelo productivo latinoamericano.

Uno de los ejemplos ms evidentes es la produccin de quinoa, que hace menos de una dcada era uno de los alimentos base de pases como Bolivia o Per y ahora se consume masivamente en Europa. Por otro lado, la agricultura y la ganadera europeas, ya bastante tocadas y subvencionadas en campos como la produccin lctea, se veran resentidas por la importacin de productos que ya no sera necesario producir aqu tericamente, bajo la excusa de cumplir con protocolos como los acuerdos climticos de Pars. Esto marca una senda peligrosa, con pases que pagarn para que otros contaminen ms que ellos.

Desde la propia Unin Europea, el comisario de agricultura Phil Hogan ha insistido en que habr productos europeos especialmente protegidos. Sern los denominados de alta calidad y regionales, protegidos por su indicacin geogrfica. Esta definicin es bastante ambigua y un continente en el que cabran muchas cosas que no se especifican, si finalmente el acuerdo logra salir adelante. Para ello deber todava superar muchos trmites parlamentarios y la ratificacin de todos los pases miembros de la UE.

Respecto a la carne, habr una tarifa preferencial para 99.000 toneladas un 1,25 % del consumo total europeo, cifra sobre la que despus es previsible que se aplique algn tipo de gravamen, segn las mismas fuentes.