Portada :: Opinin :: M. Harnecker
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-07-2019

Marta, abridora de caminos

Iosu Perales
Rebelin


Como muchos jvenes me inici en el marxismo de la mano de los conceptos elementales del materialismo histrico que escribi Marta, siendo una chavala de 31 aos. Explicar lo complejo de una manera didctica, sencilla, fue el secreto de una obra en la que nos formamos muchas mujeres y hombres en los aos setenta. Por entonces yo no saba que era el estructuralismo que analizaba la sociedad c omo pura lgica de dominacin y de contradicciones. Marta se form en esta escuela de pensamiento liderada por el francs Louis Althusser, en la Escuela Normal Superior de Pars, y fue ella con el xito de su libro la que consagr a su maestro. Desde aquel su primer libro Marta escribi ms de ochenta libros, varios de ellos dedicados a re-pensar el socialismo.

La conoc personalmente en 1987 en el marco de la Feria Internacional del Libro en Managua. Fue entonces que le hice una larga entrevista sobre el Che que an hoy sigue rodando por internet. He vuelto a leer al Che para prepararme para la entrevista, me dijo. As era ella, una intelectual de mucho rigor que no dejaba sus respuestas a la improvisacin sino que estudiaba qu decir en cada momento. La volv a ver apenas unos minutos en La Habana donde ella diriga el centro de investigaciones Memoria Popular Latinoamericana que publicaba Cuadernos de Educacin Popular dedicados a divulgar la realidad de los movimientos sociales, resaltando sus luchas y logros. A lo largo de los aos recib como muchas de sus amigas y amigos, textos inconclusos o terminados que ella enviaba para recibir aportes, pues desde su modestia someta sus escritos al examen de lectores antes de publicarlos. Era una manera de significar la importancia del ejercicio del pensamiento colectivo. Y, en particular, transmita de esta manera su actitud de aprender, ella que saba tanto.

La lectura de su libro, conceptos elementales, en pleno franquismo, fue un ejercicio clandestino, al igual que en pases de Amrica Latina donde mandaban dictaduras. Su libro fue por consiguiente un arma de combate adems de una fuente de conocimiento. Desde 1968 hasta hoy, ha llovido mucho. El 25 de marzo de este 2019, enviaba una carta a sus amigos y amigas, dando cuenta de su enfermedad y de su deseo de terminar un librito sobre la base de siete artculos que haba publicado en Rebelin en octubre y noviembre de 2018. Trabaj hasta el ltimo momento, preocupada pero a la vez optimista. Su ilusin era dejar listo el libro como un nuevo legado a la izquierda.

Pero ms revelador fue la larga entrevista que concedi al chileno Rodrigo Ruiz, bajo el titulo Marxismo, Revolucin e Izquierda, y envi a sus amigas y amigos el 1 de agosto de 2018. En ella cuenta su vida, apasionante, y desvela su evolucin poltica. Precisamente, en ella destaca como Althusser sealaba que gran parte del camino estaba por hacerse; que ser marxista no es repetir frmulas hechas y aplicarlas mecnicamente a realidades histricas concretas sino extraer de las obras de Marx aquellos instrumentos tericos que permiten enfrentar en forma creadora nuevas realidades. Esta entrevista ser publicada en formato de libro, en el que se recogern voces del pensamiento poltico latinoamericano.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, Marta no era una intelectual ortodoxa, anclada en la abstraccin y en frmulas historicistas de la revolucin social. De hecho dedic mucho tiempo al estudio de la planificacin desde abajo, en oposicin al burocratismo y al socialismo desde arriba. En esta lnea de recoger experiencias estudi el fenmeno participativo en Kerala (India) y de Porto Alegre.

Ella era dinmica y estaba siempre cerca de las izquierdas, observando sus proyectos, programas y comportamientos. En los ltimos tiempos estaba sumamente preocupada por la corrupcin, los problemas de la unidad y en general las dificultades electorales para ganar gobiernos. Tuvimos ocasin de compartir inquietudes en los das en que Salvador Snchez Cern fue investido presidente. Compartimos el mismo hotel en San Salvador. Era mucho ms que una terica de la revolucin. Ella caminaba junto a los pueblos, cantando sus canciones de dolor y victoria. Maestra de ms de una generacin baj a la tierra de las clases populares mil veces para estudiar sus problemas, sus confrontaciones con las derechas y con el imperialismo. En ese ejercicio que la empap de pueblo entrevist a numerosos lderes y guerrilleros

Marta aport muchas ideas, conceptos, reflexiones y propuestas en orden a construir un socialismo del siglo XXI. Pero ms all de sus aportaciones tericas, yo destacara su dimensin revolucionaria, su rebelda para evitar quedar prisionera de dogmas. Siempre estaba innovando, proponiendo debates. No rehua ningn terreno de combate. Lo mismo que estuvo apoyando al Movimiento de los Sin Tierra en el Brasil apoy a Hugo Chvez como consejera (2002-2006), y muchos aos antes particip del gobierno de Salvador Allende. En todas partes donde hubiera aspiraciones y luchas por el cambio social ella estaba cmoda, siempre un paso por delante. Por ello fue merecedora del premio Libertador que en agosto de 2014 le concedi la revolucin bolivariana. Marta ha sido una abridora de caminos.

Actualmente viva en Canad, con su marido, el economista Michael Lebowitz que, como ella, ha dedicado su vida a los ideales del socialismo. Ambos crean firmemente en el potencial revolucionario de los pueblos americanos y en su creatividad. Vivan tambin enamorados de sus nietos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter