Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2019

Reflexiones necesarias
La celebracin del Da Internacional del Cooperativismo

Jos Yorg
Rebelin


El mundo capitalista que nos rodea podr sentirse tranquilo el da que nos vea a los cooperativistas llevando un tren de vida de privilegiados, ya que as la reduccin de nuestras tasas de inversin o la debilidad de nuestras empresas significar la reduccin de nuestra fuerza expansiva y combativa y al propio tiempo tambin la rotura de nuestra solidaridad con el mundo trabajador".

Jos Mara Arizmendiarrieta.


No podemos menos que mostrarnos en disidencia con el tema del Da Internacional de las Cooperativas de 2019 de la ACI: Coops x un trabajo digno. No se trata de que el pblico en general podrn descubrir cmo contribuyen las cooperativas a crear un ambiente de trabajo digno. NO!De lo que se trata es buscar la manera de aniquilar la condicin de dependencia, de aniquilar la subyugacin, que implica ser empleado o trabajador en condicin de dependencia. Esa es la funcin del cooperativismo. El cooperativismo vino a superar la contradiccin capital-trabajo.

J.Y.


En este 93 Da Internacional de las Cooperativas declarada por la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) y el 21 Da Internacional del Cooperativismo declarado por las Naciones Unidas, saludamos con todo fervor a los pueblos del mundo a travs de este medio periodstico generoso e invitamos a sumarse a tan noble conmemoracin.

Y sin dudas la celebracin estimula a reflexionar sobre lo simblico que esta instancia de las cooperativas implican, claro est, entendiendo que el cooperativismo como movimiento social cobija en su seno variadas miradas y prcticas, a veces, incluso antagnicas.

Tales desajustes doctrinarios y metodolgicos provienen del contexto capitalista que moran en las cabezas de las dirigencias y asociados, tanto en el marco empresarial como en campo educativo que conlleva desvirtuacin asombrosa y enajenante. En tales condiciones el pblico no logra ver las diferencias entre las empresas cooperativas de las empresas capitalistas.

Estos aspectos preocupan realmente, y cuya respuesta no se hacen esperar con las debidas crticas constructivas.

El hecho cierto de que muchas veces las cooperativas brindan oportunidad de auto-empleo y que sta lleve calidad de vida-es meritoria, claro-pero eso no es lo esencial, pues el entorno es capitalista y espera derrumbarlo.

En ese sentido nos advierte el profesor alemn que trabaja en Mxico, Heinz Dieterich Steffan No puede rendir frutos porque la divisin de la humanidad y sus sociedades en una pequea minora acaudalada y una masa empobrecida, no es un problema de comprensin o compasin que puede resolverse mediante la comunicacin y la pedagoga; sino un problema de intereses y de poder. Lo hemos dicho, debemos avanzar polticamente para transformar y no adecuarnos lo mejor que se pueda.

Desde Nuestra Amrica vemos y sentimos que la mentalidad europeizante sigue influenciando. No negamos ni desvalorizamos las formidables aportaciones, sin embargo, con entera conviccin decimos que desde estas tierras tambin tenemos pensamiento.

Las difciles condiciones imperantes en Nuestra Amrica, continente subdesarrollado y dependiente, hemos logrado echar a andar procesos de estudios, reflexiones y debates que nos permitieron construir nuestras propias y autnticas teoras transformadoras.

Provenimos de culturas ancestrales como la jesutica-guarantica que aportaron el Jopoi y el Oondivep, formas cooperativas de trabajo agrcola que luego fueron perfeccionadas en las denominadas Estancias de la Patria que nos nutren y son materias filosfica e ideolgica estupendas.

La actual circunstancia que enfrenta la humanidad es crucial, ya lo sabemos, el dilema es de hierro, el capitalismo financiero se comporta de manera desquiciada y violenta con el ser humano y la naturaleza.

Con un poco de humor que nos dispensamos diramos a partir de la genialidad del cmico mexicano, Roberto Gmez Bolaos, creador de El Chapuln Colorado, personaje ficticio que siempre apareca mgicamente para salvar de peligrosas situaciones, ante lo cual exclamamos temerosos: Y ahora quin podr salvarnos?

Nos tentamos a responder con aquella consiga tan vigente como gua: Slo el pueblo salvar al pueblo!, agregamos Karajo!

Claro est que el pueblo debe estar organizado y en posesin de anlisis correctos, entendiendo en esa direccin la labor fundamental de las cooperativas, adelantar el porvenir construyendo hoy ese mundo mejor.

As entendemos a los desafos de los pueblos para romper con un sistema socio-econmico ya agotado. Salir de la eterna crisis capitalista que nos sume en la miseria y el perenne infortunio a las mayoras mientras ellos, las minoras la pasan de lo mejor Cmo pa gar al truco con un juego de ese modo!, dice el gaucho argentino Orlando Veracruz.

Por nuestra parte, por nuestra responsabilidad, desde TECNICOOP hemos proclamado desde su fundacin, en abril de 1992, las razones de su constitucin, cual es la de movilizar y encausar en Formosa (Argentina) el espritu cooperativo transformador. Y lo pudimos realizar porque supimos despertar los mejores sentimientos del periodismo que nos ayudan a difundir y mantener las bondades de los valores y principios cooperativos.

Por ello, en esta celebracin cooperativa, nuevamente resplandece la formidable lucha de TECNICOOP y de tal modo su ejemplar aporte y accin es reconocida en toda Iberoamrica por lo que su dimensin estratgica en la conduccin del Cooperativismo transformador del Siglo XXI se consolidad para bien.

En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter