Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2019

UE - Mercosur, un acuerdo entre dos bloques en crisis

Eduardo Lucita
Rebelin


Ms de dos dcadas despus que comenzaran las negociaciones se anunci que la UE y el Mercosur alcanzaron un Acuerdo de Asociacin Estratgica. El documento rubricado por los negociadores, fija en un texto muy breve lineamientos polticos y los ejes centrales del comercio entre los bloques. An debe pasar la revisin legal y aprobarse en los parlamentos.

Se trata de un acuerdo entre dos bloques en crisis. El Mercosur est estancado desde hace aos y sin un rumbo definido. La UE atraviesa una fuerte crisis comercial y est sometida a tendencias disgregadoras, tanto desde adentro como de fuera del bloque.

Qu cambi desde noviembre pasado?

No es un secreto que el presidente Mauricio Macri apost todo a que este acuerdo se firmara en el marco de la reunin de la OMC en Buenos Aires a fines del ao pasado, lo que no fue posible por la posicin de la UE y por el tembladeral poltico existente en Brasil bajo la presidencia de Michel Temer. Es una pieza estratgica de su poltica de insercin inteligente en el mundo.

Es indudable que la presencia de Jair Bolsonaro en la presidencia de Brasil, y especialmente de su ministro de economa, el ultraliberal Pablo Guedes, reforz el posicionamiento del Gobierno de Macri para alcanzar este acuerdo. Es conocido que el presidente del Gobierno espaol jug un papel decisivo para favorecer reuniones bilaterales con el presidente francs y que la postura favorable de Alemania fue empujada por la industria automotriz de ese pas. Tambin es cierto que fue un acuerdo de apuro, las principales autoridades europeas dejarn pronto sus cargos y los cambios polticos que se avizoran no son favorables al tratado.

Por el lado de la UE se trata de recuperar presencia en el concierto internacional y en los intercambios comerciales y operar como un mercado de reemplazo. Es una respuesta al bloqueo de la administracin Trump a los acuerdos de libre comercio (TPP y TTIP), al brexit y al auge de los nacionalismos. Es tambin prueba de la eficacia de la alianza franco/alemana (Angela Merkel- Michel Macron) que junto con China estn dispuestos a asumir el liderazgo de la globalizacin mercantilista, ocupando espacios cedidos por los EEUU de Trump.

Estos desafos a la poltica exterior de la Administracin Trump se completan con la decisin de otorgar un crdito a Irn para que este pas pueda sobrellevar las sanciones econmicas norteamericanas y mantener las relaciones comerciales con la Unin, a cambio de que Tehern no abandone el acuerdo nuclear.

Un acuerdo desequilibrado

A partir de ahora el Mercosur tendr no solo que resolver sus asimetra internas, sino tambin las que tiene con la UE, que el acuerdo no resuelve y que son muy favorables a la Unin Es cierto queel acuerdo rebaja aranceles a un 90% de los productos y servicios que intercambian los bloques -operarn casi de inmediato para los productos europeos y con plazos de hasta 10-15 aos para los del Mercosur- sin embargo el costo fiscal es menor para la UE (su promedio arancelario es del orden del 11%) que para nuestros pases (con aranceles que van del 14 al 35%).

Por otra parte los beneficios para la regin de Amrica del Sur estn limitados por las cuotas arancelarias (cantidades fijas no aranceladas) y no habr mayores desgravaciones por fuera de esas cuotas, mientras que las exportaciones de la Unin no estn cuantitativamente limitadas y una vez cumplidos los plazos de desgravaciones ingresaran con arancel cero.

No es menor el tema de la reglas de origen, la UE no tiene mayores controles sobre las mismas y es conocida la fuerte penetracin de las importaciones asiticas. Est tambin la apertura de los mercados estatales de obras pblicas y compras gubernamentales, a nivel nacional, provincial y municipal, poniendo en un pi de igualdad a las grandes corporaciones europeas con las empresas nacionales, por lo general PyMES. Los mercados de servicios y de comercio electrnico, que en general evaden normas y pagos impositivos y la imposicin de propiedad intelectual, marcas y patentes que las multinacionales buscan monopolizar, estn tambin alcanzados por este acuerdo.

Una integracin subordinada

En Argentina saldrn favorecidos los sectores exportadores: agroindustrial -colisionar con los granjeros de Francia, Irlanda, Polonia para quines el Programa Comn Agrario (PAC) es una valla protectora y uno de los pilares de la UE- la pesca, tendrn problemas los sectores hortofrutcolas, el vino y otros productos regionales. Los servicios (software y profesionales) sern beneficiados mientras que la gran perdedora ser la industria y los empleos que genera, debilitando el mercado interno. El retroceso industrial favorecer el avance de la primarizacin. No en vano las cmaras del sector agroindustrial reaccionaron favorablemente, mientras que las industriales manifestaron preocupacin, cuando no rechazo.

Al mismo tiempo el acuerdo presionar para que se concrete la transformacin del sector productivo propuesta por el Gobierno de Macri distinguiendo los sectores competitivos, los que no lo son y deben desaparecer y aquellos que hay que estimular para mejorar. Si a esto se suma que la renegociacin de los vencimientos de la deuda con el FMI tendr como contrapartida las reformas pendientes segn la ideologa neoliberal (laboral, previsional y fiscal) la reestructuracin completa de un capitalismo local promercado sometida a las tendencias globales est contenida en la orientacin general del Acuerdo.

Para el Mercosur este Acuerdo de Asociacin Estratgica redundar en una integracin subordinada a los vaivenes del mercado mundial, pasar ahora por el tamiz de la revisin jurdica y deber ser aprobado tanto por el Parlamento europeo como por los parlamentos de los 28 pases que componen la UE y los 4 del Mercosur. Est pendiente tambin la redaccin de la letra chica del acuerdo (segn se dice se dara a conocer en los prximos das) que contendra listas de productos sensibles que seran protegidos. Todo llevar tiempo, sin embargo no debe descartarse que se recurra al procedimiento -ya utilizado en los acuerdos de la UE con Canad, Colombia/Per y Centroamrica- por el cual la Comisin Europea solicita una aplicacin provisional y el Consejo de la UE la autoriza, as no tendra que esperarse hasta la ratificacin de los parlamentos nacionales para entrar en vigencia, que podra ser en 2021. 

La dimensin geopoltica

El Acuerdo tiene un fuerte contenido geopoltico. En principio ampliar la influencia econmica y poltica de la Unin en la regin. No debe pasarse por alto que el anuncio oficial coincidi con la inauguracin de las sesiones del G20 en Osaka. Forma as parte de la disputa entre el multilateralismo que promueven Europa y China frente al proteccionismo de EEUU bajo Trump, y al mismo tiempo es un fuerte aval de la dirigencia de la UE a la poltica del Gobierno de Macri, justo cuando comienza la campaa electoral donde est en juego su reeleccin.

Nuevas investigaciones sobre el Apagn del siglo con epicentro en Argentina y ramificaciones en Brasil y Uruguay, nos informan de que habra sido provocado por el ingreso de energa desde Brasil va el sistema interconectado. Ser una seal a futuro de la insercin inteligente que promueve el Gobierno de Macri?

Eduardo Lucita, integrante del colectivo EDI Economistas de Izquierda-

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter