Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2019

Mesa es inconveniente para la silla

Ollantay Itzamn
Rebelin


Para el prximo 20 de octubre estn convocadas las elecciones generales en las que cerca de 7 millones de bolivianos elegirn en las urnas al Presidente y Vicepresidente del Estado Plurinacional para el perodo 2020-2025. Adems elegirn tambin 166 legisladores plurinacionales (130 diputados y 36 senadores).

Estn habilitados 9 binomios presidenciables. Entre ellos, Evo Morales, por el partido oficialista del Movimiento al Socialismo (MAS) y Carlos D. Mesa Gisbert por la agrupacin Comunidad Ciudadana (CC).

Segn las redes sociales y las encuestas urbanas, hasta el momento, las intenciones de votos se concentran entre Morales y Mesa. El primero, gobierna Bolivia desde 2006 hasta la fecha. El segundo, fue gobierno a raz de la huida del entonces Presidente Gonzalo Snchez (actualmente prfugo en los EEUU), entre 2003 y 2005. En ese corto perodo, Mesa renunci a la Presidencia en dos ocasiones.

Mesa Gisbert, segn la academia occidental oficial, un connotado historiador e intelectual de Bolivia contempornea, desconoce la realidad de los pueblos de Bolivia. Lo demostr no slo cuando fue Presidente y no supo manejar los momentos histricos de los pueblos convulsionados del pas, sino tambin, ahora, que es el candidato ms visible de la oposicin.

Durante el gobierno neoliberal de Mesa, los pueblos bolivianos movilizados exigan la nacionalizacin de los hidrocarburos y la Asamblea Nacional Constituyente. Pero, Mesa y su cohorte de intelectuales se negaron a ver lo que miraban, se negaron a escuchar lo que oan. Eso s, escucharon y aprobaron la inmunidad para los militares yankes que cometan crmenes en Bolivia. Decan: Tcnica y jurdicamente no se puede nacionalizar. No se puede realizar Asamblea Constituyente

Tuvo que renunciar Mesa a la silla presidencial, y llegar a ser gobierno los ignorantes y atrasados del pas para renegociar los contratos petroleros, convocar a la Asamblea Constituyente, y construir el actual Estado de Derecho en Bolivia. De lo contrario, Bolivia seguira siendo la hermana siamesa de Honduras, Guatemala o Hait, en la actualidad.

Mesa es pusilnime. Una persona timorata no puede ser gobierno de un pas plurinacional. Y si lo es, irremediablemente encaminar a los pueblos a las circunstancias ms oscuras y dolorosas. En el caso de Mesa, a los hechos nos remitimos.

Mesa tiene una personalidad genuflexa. Tanto por su ltima declaracin con relacin al restablecimiento de la diplomacia plena con el gobierno norteamericano, como por su actitud servil cuando fue gobierno, Carlos Mesa expresa una personalidad reverente con el violento poder imperial. Segn l, no se puede gobernar sin la venia de la primera potencia mundial, muy a pesar que el actual gobierno indgena demostr todo lo contrario.

Mesa no es plurinacional. Al ser un intelectual colonizado que desprecia lo suyo para imitar a los patrones euronorteamericanos, Mesa representa a la devaluada clase media tradicional (de all el nombre de su agrupacin poltica) que casi por dos siglos fungi como la ciudadana plena de la Bolivia republicana.

Mesa busca restaurar, no slo el violento sistema neoliberal en Bolivia, sino el racismo criollo que se institucionaliz por siglos en Bolivia. Y estos procesos de restauracin, muy a pesar de sus espejismos mediticos, generarn violentas convulsiones sociales iguales o peores que las vividas cuando Mesa fue gobierno. Y, entonces, Mesa abandonar irresponsablemente la silla presidencial, dejando nuevamente al pas al borde del colapso. Y as, Bolivia ser nuevamente la materializacin de la maldicin del mito de Ssifo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter