Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-07-2019

Una respuesta a Katu Arkonada
Claves selectas y claves olvidadas para entender el Mxico de Lpez Obrador

Diego Torres
Rebelin


Hoy el noble y el villano,

El prohombre y el gusano

Bailan y se dan la mano

Sin importarles la facha.

Juntos los encuentra el sol

A la sombra de un farol

Empapados en alcohol

Abrazando a una muchacha.

Y con la resaca a cuestas

Vuelve el pobre a su pobreza,

Vuelve el rico a su riqueza

Y el seor cura a sus misas.

Juan Manuel Serrat, La Fiesta de San Juan


A un ao de las elecciones del 2018 acuden masas de simpatizantes de Morena al mismo festival donde en lugares reservados en primera fila se sientan Carlos Slim, Emilio Azcrraga, Miguel Rincn, etc. Qu motivo de fiesta pueden tener en comn tan dismiles asistentes? Nos dice Kartu Arkonada, en un artculo publicado el da 1 en Rebelin que el motivo es que Obrador reconstruye la nacin, dejando atrs el periodo neoliberal, estima que los 7 meses ya muestran visos de tal transformacin y ofrece 10 claves para entenderlo. La seleccin de claves que equipara desde elementos de economa hasta elementos de cuasi marketing poltico presentado as, sin algn ordenamiento lgico entre s, vuelve el anlisis antojadizo y dbil para sostener algo tan atrevido como que Mxico es la referencia en la nueva oleada de izquierda. Ms an, habra que esclarecer si podemos compartir los motivos de aplausos tan estruendosos de las grandes asociaciones bancarias, centrales patronales, etc.

Una clave bajo la alfombra

Difcilmente alguien refutara que el TLCAN fue la pieza central para entender el comportamiento econmico de Mxico en el periodo que abarca de 1994 a 2018. Es poco probable que alguien pueda refutar que fue ese acuerdo imperialista el marco que explica la destruccin acelerada del campesinado y su flujo migratorio, el choque constante con las comunidades indgenas que vieron sus tierras y territorios convertidas en reserva para la acumulacin originaria, la aceleracin en la concentracin y centralizacin de capitales que multiplic en varios rdenes las fortunas de los mayores magnates del pas, que provoc una ecualizacin a la baja en los salarios de la regin de Norteamrica, que provoc transformaciones legislativas para privatizar empresas, bienes y servicios pblicos, etc., que asign a los sucesivos gobiernos de todos los niveles el papel de testaferros de los intereses de mineras, petroleras, empresas maquiladoras, supermercados, etc.

Todo esto es bien conocido, inclusive el analista en cuestin reconoce a los tratados de libre comercio como instrumentos del neoliberalismo1, como proyectos de la burguesa en la regin, etc. Y sin embargo, parece que o bien el TMEC no es una clave para entender la economa poltica del Mxico actual, o se le considera algo ajeno al gobierno de Lpez Obrador, y barrindolo bajo la alfombra para que no ensucie el panorama ya-no-neoliberal se dice No se puede hacer nada en el mbito del nuevo TLCAN-TMEC, as sin ms.

El TMEC no solo es continuidad del TLCAN sino que intensifica las relaciones de dependencia que coexisten con las de interdependencia con todo lo que ello implica, es un Tratado imperialista que adems objetivamente suma a Mxico a la guerra comercial de los EEUU contra China. El desarrollo ulterior de la poltica econmica y poltica exterior del gobierno actual ser inentendible sin colocar esta clave en primer lugar. Tampoco es ajeno al gobierno de Obrador pues ste particip; a peticin de Trump aunque corresponda tal peticin a Pea Nieto, a travs de Jess Seade en la negociacin final del acuerdo. La ratificacin del TMEC implica la garanta del actual gobierno de que no se van a tocar los contratos privados en la industria energtica y petrolera, que no se van a cancelar las concesiones mineras ni afectar su tasa altsima de ganancias exentas de impuestos, que no se van afectar los intereses de los banqueros ni con el ptalo de una reduccin de sus comisiones-, que no se van a afectar los mecanismos del capital financiero, que no se van a tocar ni con socializacin, estatizacin, expropiacin o dicho sea de paso con el impuesto progresivo con el que suea el analista - a los monopolios que disfrutan del expolio de Mxico y sus capas trabajadoras.

Si nada se puede hacer contra el TMEC entonces nada se puede hacer por fuera del TMEC, por eso llegados a este punto debemos preguntar al autor si sostiene que ste acuerdo no es un instrumento del neoliberalismo sino un instrumento de colaboracin y solidaridad entre los pueblos. De no ser as quiz entonces se sienta tentado a argir que dentro de marcos como los acuerdos inter-imperialistas se puede garantizar las condiciones de vida materiales de la poblacin, se puede garantizar la recuperacin de la soberana, se puede seguir una poltica exterior independiente, etc. Y si todo esto es as, quiz lo nico que queda por reprocharle a Salinas de Gortari en 1994 es no haberse apellidado Lpez Obrador.

Claudicacin en poltica exterior

 Nada puede hacerse contra el TMEC pues este es crucial para preservar en el entorno internacional actual la mayor ganancia posible de la gran burguesa mexicana, claro que a reserva de que se le ocurra mejor excusa al analista. Pero hay que poner atencin a que en un entorno donde las contradicciones inter-imperialistas son cada vez ms agudas el Nada puede hacerse en contra implica forzosamente que Todo debe hacerse a favor. La distancia cada vez ms lejana entre los discursos y las acciones concretas nos lleva a concluir que si alguna vez hubo voluntad poltica, como sugiere el ambivalente discurso, de desmarcarse de la poltica de los EUU sta voluntad ya claudic a menos de un ao, ahora depende estrictamente de que vare la poltica exterior de los EEUU para variar la poltica exterior de Mxico.

En el discurso se ofrece respeto y no intervencin en el caso de Venezuela, pero por otro lado se envan elementos de la armada de Mxico a participar en el ejercicio militar multinacional encabezado por las Fuerzas Armadas de EE.UU. a 300 kilmetros de las costas de Venezuela.

En el discurso se ofrece apoyo, humanitarismo, comprensin, proteccin, etc., a los trabajadores migrantes pero las acciones concretas han sido el despliegue masivo de la guardia nacional, un incremento en 204% de las detenciones2, el hacinamiento de los 58 centros de detencin que en estos momentos cuadruplican su capacidad, la prolongacin de los procesos de regularizacin en ms de cuatro veces su duracin mxima legal, etc. En pocas palabras el terror. El terror ha sido la herramienta para destruir las caravanas, nico mecanismo de defensa gestionado por las masas migrantes frente a las bandas criminales de secuestradores, traficantes de rganos, tratantes de blancas, cuerpos represivos, etc. En lugar de la caravana se ofrece la tutela de un Estado que an reporta impunidad en el orden del 99.3% de los delitos3, que an ni responde por las desapariciones pasadas; entre otros de nuestros camaradas, ni por el asesinato de luchadores populares que ha continuado ocurriendo. Anular el derecho a libre trnsito para todos, exportar capital hacia Centroamrica, tomar a 40,000 trabajadores en calidad de mano de obra barata y expulsar al resto de vuelta a sus pases donde ya han perdido todo, tal es la poltica imperialista que se sigue.

Lo anterior se resume en garantizar la libertad de movimiento de las mercancas al costo de anular la libertad de movimiento de los trabajadores. Tal poltica est condenada al fracaso, pues no alcanzar a detener el efecto ni a superar la causa.

En cuanto a la causa omite que los flujos del capital; a su vez movidos por las tasas de ganancia desigual de una rama a otra, de una regin a otra, y variables a travs del tiempo, engendran necesaria pero anrquicamente una capa numerosa de proletariado que acta como reserva industrial. As como en su momento ocurri con la poblacin campesina trasladndola a la ciudad, as ocurre con la poblacin de mltiples ocupaciones de pases enteros a otros. Hasta ahora ni los muros de concreto ni las Guardias Nacionales pueden abatir al enemigo invisible de las relaciones econmicas, una oferta para una demanda.

Y si en las causas quiere combatir fuerzas fantasmagricas con balas, en los efectos quiere combatir el fuego rociando gasolina. Para alejar la posibilidad de una explosin social en su territorio, movida por el descenso constante de los niveles de vida de la clase obrera, expulsa el gobierno representante de los capitales norteamericanos la mano de obra migrante que stos mismos capitales requirieron, y disciplina a punta de amenazas a su socio a imitarlo en cuerpo y alma. Pero la dimensin de la catstrofe humana que ello implica debera dejar a los intelectuales orgnicos de Morena con menos complacencia de lo que muestran. De acuerdo a los oficiales norteamericanos el trato actualmente en vigor supone incrementar inmediatamente el ritmo de migrantes expulsados hacia Mxico de 250 a 1000 por da, as como incrementar del lado mexicano las detenciones de migrantes centroamericanos de 700 a 2000 por da4. Hablamos de paralizar el movimiento de poco ms de un milln de personas al ao actualmente. An si se frustran las pretensiones de incrementarlo hasta 3 millones, an si se frustra la reeleccin de Trump, an si se olvida que la poltica antiinmigrante actual de los EEUU es continuidad de otros 2 presidentes demcratas y 2 presidentes republicanos que consecutivamente la han venido endureciendo, an con todo ello objetivamente se habr colocado ya material explosivo sobre de la situacin poltica de Mxico y an ms de Centroamrica. Significa regresar en un periodo extremadamente breve un milln de proletarios que abandonaron detrs pertenencias y arraigos, que estuvieron dispuestos a enfrentar selvas, desiertos, sierras y muros, bandas criminales y guardias nacionales, significa destruirles la endeble esperanza de que migrar a los EEUU era su va para mejorar en algo su situacin. Ustedes promtanle 40000 empleos mseros y la proteccin de un Estado asesino al milln de migrantes que ya no tienen nada que perder, otros seguramente sern quienes sealen que ahora tienen en cambio un mundo por ganar.

Salario y precarizacin

Es interesante que se proponga como clave para comprender la realidad el incremento al salario mnimo, pero omitiendo que ste fuera significativamente mayor para la zona fronteriza, No habra que celebrarlo como un logro ms? Ocurre que ste obedece a la demanda de evitar el dumping laboral en materia de la industria ensambladora de exportacin, una vez ms los tratados internacionales econmicos se establecen como ley suprema. Si se tratase de redistribucin de la riqueza, y tal fuera la motivacin de la poltica econmica como trata de insinuarse en el artculo, no se requerira esa distincin, tampoco se pasara por alto que sigue sin garantizar ninguna condicin mnima de subsistencia. Se trata de satisfacer acuerdos entre socios capitalistas, en ese marco si se requieren tales distinciones y en ese marco si es indiferente el grado en que remedia o no la situacin de la clase obrera ms pauperizada.

Por qu decimos que no alivia la situacin de la clase obrera ms pauperizada? Ya el Centro de Anlisis Multidisciplinario de la Facultad de Economa de la UNAM, cuyos datos cit Mara Luisa Alcalde, respondi en su momento el significado concreto de tal Salario Digno: En lugar de trabajar 23 horas con 58 minutos para acceder a la Canasta Alimentaria Recomendable solo trabajar 21 horas diarias con un rgimen de salario mnimo. Hasta el momento no hemos visto una rplica al sealamiento de vacuidad con el que asignan los intelectuales orgnicos de Morena el adjetivo de digno.

Nos parece que se hara bien en guardar el bombo y el platillo, mxime cuando desde la Presidencia de la Repblica, la Secretara de Trabajo, el curul de Senador de Monreal, la Presidencia del Partido MORENA, el comit estatal de Tamaulipas de MORENA y la Presidencia Municipal de MORENA-PES se intent romper el muy importante movimiento de huelga masiva que defendi un aumento indexado a los salarios de los trabajadores de maquila. Se pidi desde la conferencia maanera presidencial al obrero ser considerado y sensible con los empresarios, se predic paciencia una paciencia que habra de aguardar 40 aos para recuperar un nivel de consumo similar al de los 80s para el salario de la actual generacin de trabajadores vivos. Ms, Cunta sensibilidad ms para los potentados se requiere? Inclusive el aumento al salario mnimo es regresado con creces por la clase obrera mexicana. La poblacin ocupada que recibe hasta un salario mnimo, inclusive, es de 8.5 millones. Si en un ao normal hay aproximadamente 270 jornadas laborales y en cada una de ellas se aumenta 14 pesos, esa cantidad suma 32 mil 130 millones de pesos, pero el gobierno les transferir a los empresarios, en forma de trabajo gratuito de los jvenes un total de 43 mil 300 millones de pesos, es decir 11 mil 170 millones de pesos ms de lo que pagaran por todo el aumento de salario junto.

Estamos seguros que el analista no tendr problemas en admitir que el resultado de la gestin neoliberal se tradujo en un incremento de las tasas de explotacin y de precarizacin de los trabajadores de Mxico. La pregunta estriba en Por qu se imagina ste mismo analista que preservar en la poltica de restriccin fiscal, recortes en educacin y salud, despidos masivos de trabajadores pblicos, y la entrega de mano de obra ultra-barata de 2 millones de trabajadores jvenes a los grandes monopolios van a revertir tales tendencias? Tiene acaso el Instituto Nacional de Otros Datos muestras que contradigan las tendencias reflejadas en la ENOE-INEGI de continuidad en la alza de la subocupacin, desocupacin, trabajo informal y trabajo en condiciones crticas?

Si todo va a reducirse al papel que jugar el asistencialismo para mantener a flote la subsistencia mnima de las familias proletarias entonces es una confesin del fracaso ms profundo del sistema econmico. Este sistema econmico presupone en su base que concurra al mercado una clase social que vive de la venta de su fuerza de trabajo como mercanca, pero en este caso no puede vivir de sta misma venta sin tener que ser subsidiada en proporcin cada vez mayor. Ya hace 3 aos que la proporcin de los apoyos y subsidios llegaba al 37.2% de los ingresos totales que tienen las familias menos favorecidas5, profundizar en tal camino es recetar analgsicos para una enfermedad terminal. La prognosis de que la brbara y exasperante realidad de los sectores populares y trabajadores ms empobrecidos de ste pas depende solo de la velocidad de los apoyos y bonos es quedarse sumamente cortos de respuesta para cuando ste pas del G20 incremente la cantidad de esclavos asalariados que no puede ya siquiera sostener en su calidad de esclavos asalariados.

Falsas dicotomas y Guardia Nacional

Un entorno de Guerra comercial tendiente a la conflagracin, una profundizacin del entrelazamiento con el centro imperialista de los EEUU, una economa mundial al borde de una nueva contraccin, un milln de trabajadores migrantes varados por ao, y un proceso de acumulacin que reduce a los trabajadores a complementar su subsistencia con asistencialismo, la situacin explosiva de Mxico no ha sido cancelada. Pero el papel de las fuerzas polticas que actan sobre el escenario no es indiferente a la situacin. El papel de Obrador, ms an de MORENA y todo su andamiaje de aparato poltico, juega el papel de un bombero. Medidas que anteriormente hubiesen provocado una reaccin popular masiva hoy son pasadas sin respuesta, cuadros del movimiento popular que anteriormente organizaran y convergeran sobre de tal movilizacin hoy estn incorporados en el aparato estatal creando justificaciones tericas para su actuacin.

Las falsas dicotomas chairo-fif, aeropuerto para los intereses del capital en Santa Luca o aeropuerto para los intereses del capital en Texcoco, etc., que no colocan la cuestin de los intereses de clase en primer orden sern muy bonitos pero sirven para enmascarar el conflicto. Si son colocadas como lo esencial, Qu ha de sorprender a nuestro analista que entonces la desilusin cobre factura en el futuro guindose por tales construcciones discursivas?, Se sorprender nuestro agudo analista cuando el voto al igual que en los EEUU, Brasil, etc., le exprese algo cmo Si han sido los chairos no los capitalistas- los que me embaucaron entonces he de cobrarles tal embaucamiento con apoyo a los fifs? Ms an, si me has convencido que por encima de mi inters como clase mayoritaria debo atender al inters como nacin, que en tal inters debo ser sensible a las necesidades de los empresarios, entonces quiz deba apoyar a quien expresa mejor tales supuestos, etc. Como falacia ad populum se nos invoca el ndice de aprobacin del 70% para mostrar la eficacia de sostener tales recursos discursivos, es probable que Katu recuerde que el ndice de aprobacin de Chvez rayaba el 70% durante el 2013 y 6 aos despus Maduro retiene un 23%, lo trgico es que con l se hunda en el descrdito a escala continental la nocin misma de socialismo que no habra de venir al caso. Hay que tener cuidado en no perder el rigor, pues se toma como elemento para el anlisis algo tan mutable como la llamada opinin pblica ignorando el hecho de que tal opinin pblica se construye por aquellos que detentan los medios para construirla.

Con dificultades, pero como reflejo de los choques que continuarn sucediendo en los centros de trabajo donde la clase obrera truena contra su insostenible situacin, como reflejo de los choques que continuarn sucediendo en las tierras y territorios indgenas puestos en la mira de los monopolios, como reflejo de los choques de los trabajadores migrantes sometidos a condiciones insufribles, como reflejo de la insumisin de una juventud trabajadora cuyo futuro se le destruye, etc., nuevos luchadores y cuadros han de suplir el vaco que ha dejado sta sangra. Las dificultades que tendrn que superar para orientarse en la lucha, para establecer mecanismos de cooperacin, para establecer una comprensin programtica de sus intereses, para levantar cabeza como proyecto con fisionoma propia sin duda sern menores si se desgaja a tiempo una parte de quienes hoy sostienen la sinrazn de posponer su actividad en pro de una salida radical hasta que los EEUU y la necesidad de los capitales mexicanos tenga a bien permitirla. La necesidad de conformar un polo clasista no alineado ni con la gestin socialdemcrata que pretende conciliar lo inconciliable, ni con la reaccin que asoma detrs de ella para empuar medidas severas contra la clase obrera, es objetiva.

Un ltimo tema es el de la Guardia Nacional. Se nos jura y perjura que no habr de ser usado para la represin, aunque se le dota de armamentos antimotines. Se nos dice que servir principalmente para combatir las mafias, aunque hoy principalmente se dedica a cazar migrantes con ya varias vctimas mortales en su haber. Objetivamente preguntamos, Es o no es el fortalecimiento de los mecanismos de represin del Estado? Se le dota de mayores facultades de espionaje e intervencin, se le organiza con un modelo que sigue al de los cuadrantes del FBI, se le incorporan tanto el presupuesto como las funciones que previamente desempeaba el CISEN, se le pertrecha de armamentos ms modernos, se le incrementan 50000 elementos para pasar a 100000 elementos nuevos en el mediano plazo, se le asigna el mayor y casi nico incremento de las partidas presupuestales, etc. Suponiendo sin conceder, que basado en su conocimiento personal de las grandes virtudes de quien hoy es presidente, Katu Arkonada pudiera asegurarnos que la Guardia Nacional no ser usada para reprimirnos, Qu impide que el sucesivo gobierno que heredar tanto la Ley de Seguridad de Pea Nieto como la Guardia Nacional de Obrador las utilice en nuestra contra? Acaso encontrara justificacin a que Lula o Dilma hubiesen creado escuadrones similares y se los hubiesen heredado a Bolsonaro?

Como un libro del que se quiere leer solo los captulos selectos, saltndose los captulos desagradables, se insiste en suponer una ruptura donde hay continuidad.

Notas:

1 Ayotzinapa, fase superior del capitalismo del siglo XXI- Katu Arkonada, Boltxe 2015/05/26,

Estados Unidos: la hegemona no termina de morir, la fase de dominacin ya ha comenzado, Katu Arkonada, Voces en el Fnix

2 Un total de 29 mil 153 migrantes indocumentados fueron detenidos el mes pasado, un aumento de 204.4 por ciento respecto a junio de 2018, cuando fueron 9 mil 577 migrantes, y de 23 por ciento desde mayo de este ao. Las deportaciones aumentaron 183 por ciento respecto al ao anterior a 21 mil 912, 33 por ciento ms que el mes anterior, segn datos del Instituto Nacional de Migracin.

3 ndice Global de Impunidad Mxico, UDLAP 2018

4 https://www.washingtonpost.com/immigration/trump-mexico-immigration-deal-has-additional-measures-not-yet-made-public/2019/06/10/967e4e56-8b8e-11e9-b08e-cfd89bd36d4e_story.html?noredirect=on&utm_term=.3bf4cc0c4dcf

5 Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares.

Diego Torres. Segundo Secretario del Comit Central del Partido Comunista de Mxico

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter