Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-07-2019

La matanza indgena que fue declarada delito de lesa humanidad

Daro Aranda
Pgina/12


Cientos de pilag fueron asesinados en 1947. En un fallo indito, la justicia federal consider que se trat de un delito de lesa humanidad y orden una decena de acciones de reparacin: desde indemnizaciones hasta incluir la fecha en el calendario escolar.  

Masacre de Rincn Bomba es el nombre de la matanza que sufri el Pueblo Pilag en 1947, en Formosa. Sus vctimas fueron cientos de hombres, mujeres y nios de todas las edades. Luego de siete dcadas, lograron un fallo histrico: el juez federal Fernando Carbajal sentenci que se trata de un delito de lesa humanidad y orden medidas de reparacin: el estado nacional debe invertir en obras que determine la comunidad, otorgar becas estudiantiles por diez aos, fijar la fecha de la masacre en el calendario escolar y construir un monumento recordatorio, entre otras acciones. Nool Palomo, de la Federacin Pilag, afirm que es una gran noticia, un poco de justicia para el genocidio que sufrimos y es producto de la lucha del Pueblo Pilag. El juez no se expidi sobre la cuestin territorial.

Luciano Crdoba (su nombre indgena era Tonkiet) era un sanador para los pilag. Su presencia convocaba a cientos de indgenas. Y as sucedi a inicios de octubre de 1947, cuando las comunidades originarias se movilizaron hasta el paraje La Bomba (en las afueras de Las Lomitas).

La Gendarmera Nacional, bajo el falso argumento de maln, lleg hasta el lugar el 10 de octubre y fusil con rifles y ametralladoras. La represin dur ms de 20 das. Los gendarmes persiguieron a los indgenas hasta monte adentro, los fusilaban y violaban a las mujeres. Hubo cientos de detenidos, que fueron trasladados como esclavos a las colonias de Bartolom de las Casas y Francisco Muiz, que funcionaron como campos de concentracin. Gobernaba el pas Juan Domingo Pern.

Los hechos sucedidos en La Bomba (Formosa) constituyen crmenes de lesa humanidad violatorios del Estatuto de Roma, y generan responsabilidad civil por los daos causados, los cuales deben reparados por el estado nacional argentino, destaca la sentencia del juez federal subrogante de Formosa, Fernando Carbajal. Determin reparaciones no patrimoniales: publicar la sentencia en la pgina web del Ministerio de Justicia durante al menos tres aos, publicarla tambin en el Boletn Oficial de la Nacin y ordena que el Ministerio de Educacin de la Nacin incluya el 10 de octubre en las efemrides nacionales como recordatorio de la Masacre de La Bomba, debiendo el Ministerio (en coordinacin con la Federacin Pilag) redactar, imprimir y distribuir un material impreso de difusin para uso educativo a los fines de su utilizacin en los establecimientos educativos de todo el pas para sensibilizar a la poblacin sobre los hechos.

Tambin ordena al estado nacional a realizar, en el lugar de la matanza, un monumento conmemorativo.

Nool Palomo valor que al fin un juez escuch sobre el genocidio Pilag y destac la importancia de incluir el 10 de octubre como fecha de memoria, donde toda la sociedad pueda reflexionar sobre los crmenes que sufrieron los pueblos indgenas. Advirti que la sentencia no abord un histrico reclamo indgena: los territorios. Precis que de las 20 comunidades de la Federacin Pilag, cinco no tienen ttulos y la mayora no cuenta con tierras aptas y suficientes, como establece la Constitucin Territorial. Adelant que seguirn luchando por el territorio y explic que hoy sbado se reunirn para evaluar el fallo y los pasos a seguir.

La sentencia establece que Nacin debe otorgar doce becas estudiantiles para estudios terciarios y universitarios por un plazo de diez aos (y el monto de cada una debe ser el equivalente a un Salario Mnimo, Vital y Mvil --SMVM--, en 12.500 pesos--). Y 30 becas, durante doce aos, para jvenes escolarizados pilag.

En cuanto a reparaciones patrimoniales, el fallo establece una indemnizacin directa a la Federacin Pilag equivalente a 720 SMVM. Ordena al Estado Nacional a destinar, en los prximos diez aos, la suma equivalente a 6000 SMVM en inversiones pblicas en beneficio de los integrantes del Pueblo Pilag. Las inversiones a realizar por el Estado sern a requerimiento e indicacin de la Federacin Pilag, aclara la sentencia, de 82 pginas, que llega luego de 14 aos de iniciada la causa judicial.

Paula Alvarado, abogada de las comunidades indgenas, remarc que se trata de una sentencia histrica, la primera que reconoce una masacre indgena como crimen de lesa humanidad y tambin reconoce la imprescriptibilidad de los crmenes en una juicio civil.

Valeria Mapelman realiz el imprescindible documental y libro Octubre Pilag. Relatos sobre el silencio. Acompaa a las comunidades indgenas desde hace ms de quince aos y realiz una investigacin detallada que confirm la decisin poltica de asesinar a los pilag. De la reconstruccin que realiz, junto a los ancianos pilag, estiman que ese 10 de octubre haba unas 4000 personas y slo escaparon 500. Falta saber qu pas con 3500 personas.

Es muy importante que en la causa qued probado, y el fallo da cuenta de eso, que los pilag fueron fusilados y que la matanza dur hasta semanas despus, que fueron perseguidos y luego tomados como esclavos. Se probaron hechos que dan cuenta de cmo se conform el estado argentino, sobre matanzas de pueblos originarios, seal la investigadora, que forma parte de la Red de Investigadores en Genocidio y Poltica Indgena.

Masacres impunes y genocidio

El juez Fernando Carbajal emiti un oficio para que los poderes ejecutivos y legislativos (de Nacin y de Formosa) tomen otras medidas reparatorias de las graves violaciones a los derechos humanos en perjuicio de la etnia Pilag. La sentencia puede marcar un camino para otras matanzas an impunes, cometidas por el Estado. Diana Lenton, investigadora del Conicet y de la Red de Investigadores en Genocidio Indgena, precis algunas de las masacres an sin juicio: Fortn Yunk (1919, Formosa, con al menos 700 asesinados), Napalp (1924, Chaco), Zapallar (1933, Chaco), Batalla de Quera (1875, Jujuy). En el sur, Combate de Apeleg (1883, en el marco de Campaa del Desierto) y, en Tierra del Fuego, las masacres de Baha San Sebastin (1886) y Playa Santo Domingo (primera dcada del Siglo XX, con al menos 300 muertos). Todos son hitos dentro de un genocidio general y que no se detuvo entre esas fechas, explic Lenton.

Artculo publicado el 5 de julio de 2019 el diario Pgina12.  

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter