Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-07-2019

5 claves para entender el escenario electoral en Bolivia

Katu Arkonada
Rebelin


El 12 de octubre de 2014 se realizaban las ltimas elecciones generales en Bolivia, donde el Movimiento Al Socialismo (MAS) de Evo Morales consegua el 61% de los votos.

Sin embargo, menos de un ao y medio despus, el 21 de febrero de 2016, la opcin por la repostulacin de Evo Morales obtena el 487% de los votos, frente a la opcin opositora en defensa del NO que obtena el 513% de los sufragios.

Qu pas en esos 16 meses entre una y otra eleccin?

Hay 2 motivos que pueden explicar ese 49% obtenido por Evo y el MAS. Por un lado, y a semejanza de la mayora de procesos latinoamericanos que han superado la barrera de los 10 aos, hay un agotamiento de un ciclo, o cuanto menos una prdida de la mstica del proceso y de la capacidad de seduccin a algunos sectores. Por otro lado, y tambin de manera similar a lo sucedido en otros pases, la guerra meditica contra la figura de Evo, representada en el Caso Zapata, tuvo una incidencia importante sobre el imaginario de los votantes, especialmente en las clases medias urbanas.

Pero estos dos motivos se quedan cortos a la hora de analizar el escenario electoral para las prximas elecciones generales del 20 de octubre, y por eso vamos a tratar de desarrollar 5 claves que nos permitan leer el escenario electoral, donde por primera vez en 13 aos de proceso, Evo y el MAS no tienen garantizada la victoria.

Las cifras

Nuestro anlisis debe partir que ya no es posible alcanzar porcentajes de voto del 61% como en 2014, el techo ahora mismo es el 49% obtenido en defensa del S a la repostulacin de Evo Morales.

Es muy probable que el voto al MAS y a Evo se quede en una horquilla entre el 40% y el 45% de apoyo. Ese porcentaje le permitira ganar en primera vuelta, siempre que saque 10 puntos al segundo ms votado. El problema es que ir a una segunda vuelta sera catastrfico, un 21F recargado, donde toda la oposicin se unira en contra de Evo, asegurando la derrota del Movimiento al Socialismo.

Las nuevas clases sociales

En 2005 la extrema pobreza era del 382% (casi 4 de cada 10 bolivianos) y en 2018 se situ en el 152%. Mientras que la pobreza moderada pas del 606% al 364%. Lo bueno: las personas con ingresos medios pasaron de ser 33 millones en 2005 a 7 millones en 2018. Lo malo: Ese incremento de casi 4 millones no fue en ciudadana crtica, consciente de que si les va mejor es gracias a unas determinadas polticas sociales y econmicas de un gobierno popular. Se crearon 4 millones de nuevos consumidores.

Lo que es cierto es que tampoco es una clase media tradicional, sino una clase media de origen popular que, como explica el Vicepresidente lvaro Garca Linera, su existencia debe ser comprobada no solo por sus ingresos, sino tambin por su capital social, cultural y tnico. Esta clase media ascendente se disputa con la clase media tradicional un mismo espacio de oportunidades. Estos dos sectores de la clase media sern, con toda seguridad, quienes definan la eleccin de octubre.

Oposicin

Porque con un ncleo duro masista que no baja del 30% y un ncleo duro de la derecha que tambin ronda el 30%, y del que una parte apoyar a Oscar Ortiz, el candidato de Rubn Costas y la derecha crucea, queda en manos de Carlos Mesa, ex Vicepresidente de Gonzalo Snchez de Lozada, la posibilidad de seducir a esas clases medias desencantadas con el proceso de cambio y perder por menos de 10 puntos de diferencia en la primera vuelta, lo que le dara muchos chances en la segunda.

Proyectos

Para enfrentar al MAS, el proyecto de la oposicin cambia en su forma, no en su fondo, pues sera insensato posicionarse en contra de las polticas de redistribucin e inclusin gubernamentales, aunque la realidad es que su proyecto est ms cerca de la Argentina de Macri que de la Bolivia de Evo.

El problema es que el proyecto poltico del MAS ya no representa cambio, sino continuidad, y que la gestin no es sexy, no es atractiva en pocas electorales. No hay posibilidad de que las personas que votaron NO en el referndum del 21F voten por Evo hoy da. Aunque al mismo tiempo se abre una ventana de oportunidad con los nuevos votantes jvenes que se incorporan al censo electoral.

El rol de los medios

Hace tiempo que los medios de comunicacin son el principal partido de oposicin en Bolivia. Lo demostraron el 21F de 2016 mediante la construccin meditica de una gigantesca fake news llamada Caso Zapata, y probablemente vuelvan a ser, junto con las redes sociales, determinantes en esta campaa.

Pero aqu de nuevo otra de las debilidades oficialistas es que los medios pblicos (gubernamentales para ser ms precisos) son muy dbiles y no se ha logrado construir de manera certera el relato del proceso de cambio. Ya durante la campaa del referndum del 21F no se logr comunicar para qu, a 14 meses de ganar la eleccin, se planteaba la repostulacin. La respuesta era sencilla: para terminar lo que se empez en aquel 2006 de nacionalizacin de los hidrocarburos y Asamblea Constituyente.

En cmo se deconstruyan y construyan nuevos imaginarios durante los meses que quedan hasta la eleccin, especialmente en un tema tan sensible para las clases medias como la corrupcin, estar otra de las claves del resultado final el 20 de octubre.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter