Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Las venas abiertas de Nicaragua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-07-2019

Nicaragua
Las piruetas del gran capital

Oscar-Ren Vargas
Correspondencia de prensa


1. Con toda seguridad, los representantes del gran capital en la Alianza Cvica no saben peinar olas marinas y deslizarse sobre ellas hasta llegar a la playa.

2. Surfear es un deporte arriesgado y demandante para los que se atreven a practicarlo. Ir sobre la cresta de un cmulo de agua embravecida y ocultarse en el tnel que va formando la cada, requiere valor y destreza.

3. Hay, sin embargo, otra forma de surfear: una que se refiere a navegar, con firmeza y estilo, sobre los fenmenos sociopolticos que afectan el presente. Es necesario saber montarse y conducir los cambios polticos generados por iniciativa propia. El meollo de la aventura es mantenerse a flote, llevar el control del proceso y tener bien vista la estrategia.

4. Bien puede decirse que, hasta el momento, los representantes del gran capital no se han podido situar en la cresta de un oleaje social que no se detiene ni tiene quietismos, para azuzar el presente y complicar la movida poltica del rgimen.

5. Siempre hay poderes fcticos empeados en llamar a la quietud, hacer de cada tropiezo o desliz del rgimen un recuento de daos futuros, y en alertar sobre una posible cada abrupta del rgimen.

6. El movimiento social los ha orillado, por eso se contentan con actuar tras bambalinas, observar desde lejos y a prudente resguardo. Frente las imponentes marejadas sociales, no muestran voluntad de participar en que se logre una salida inmediata de la dictadura.

7. El ciclo poltico de los representantes del gran capital en la Alianza Cvica se ha acabado. Incluso si pudieran extenderlo con alguna candidatura poltica, no seran los representantes idneos de los movimientos sociales.

8. Al final, su liderazgo no ha resultado suficiente para traducirlo en una estructura de poder colectivo que haya transformado la forma de representar al conjunto de los movimientos sociales.

9. Quedaron atrapados en un liderazgo muy personalizado, deslustrado, insignificante y cerrado, lo que nos demuestra que fueron carreras polticas que no estaban hechas para durar, poco aptos para subsistir a la altura de las demandas de la coyuntura poltica del momento.

10. Al gran capital se les olvida que la regla de oro de la democracia es la transparencia. A nadie se le escapa que ha ido tomando fuerza la herencia poltica de los poderes fcticos dominantes, representada en la cultura poltica tradicional que lleva bien insertados, prejuicios, miedos, prevenciones, suspicacias y desconfianzas.

11. En estos meses transcurridos se ha visto que el rgimen Ortega-Murillo, lejos de amilanarse, se ha trepado hasta la cspide de la represin. Y ah ha permanecido. No desiste de seguir la tarea de destruir lo que sea necesario para su propio beneficio: permanecer en el poder.

12. No slo ha aceptado las consecuencias del pasado, sino que, a cada paso, introduce las modificaciones que juzga indispensables para permanecer en el poder. No ha sido una empresa fcil ni tranquila, menos an aceptada por la comunidad internacional ni por la poblacin en general.

13. Ortega es un experimentado apostador por la aventura, por transitar senderos inusuales y no previstos. Quiere acertar en escoger conductos eficaces que favorezcan al crculo ntimo del poder autoritario.

14. El gran capital, por su cuenta, no ha dejado de moverse en defensa de sus intereses, muchos de ellos subterrneos. El gran capital no ha renunciado a sus privilegios. Los promueve y defiende con ahnco y hasta con astucia.

15. El juego poltico le est quedando grande a algunos miembros de la Alianza Cvica que no estaban preparados para una etapa de lucha en la que se requiere un conocimiento estratgico, de diplomacia y de calidad poltica superior.

16. Ni un paso atrs, nada de titubeos o medias tintas. Una cosa es actuar con prudencia, evitar la confrontacin y garantizar el xito de las negociaciones y otra es, la indefinicin y el coqueteo con los representantes de la dictadura.

17. La negacin de Ortega-Murillo de cumplir con los acuerdos firmados est dentro de la lgica de conducir los conflictos a un punto lgido, para luego negociar desde posiciones ms ventajosas.

18. En los ltimos meses el rgimen ha mantenido la represin y la militarizacin de las ciudades y el campo; por ejemplo, Nueva Guinea, Len, Jinotega, Masaya, Ocotal, Matagalpa y La Fonseca.

19. El mantener la represin indiscriminada, sin avanzar en el cumplimiento de los acuerdos, slo contribuir a la implementacin de un escalamiento de la presin internacional: la poltica del garrote, con mayores sanciones de consecuencias negativas para el rgimen.

20. Sin embargo, el mensaje del embajador norteamericano, Kevin Sullivan, es comunicar a Ortega-Murillo que todava hay tiempo para fabricar una salida al suave, la poltica de la zanahoria. Salida que tiene que contemplar elecciones adelantadas y que sea una solucin ganar-ganar.

21. Por ejemplo, al adelantar las elecciones para marzo 2021, ganaran los representantes del gran capital en la Alianza Cvica y ganara Ortega-Murillo porque las elecciones seran en el 2021.

22. Ellos nunca han dicho que las elecciones seran en noviembre de 2021, solamente han dicho que las elecciones seran en 2021. Ambos actores salen ganando y nadie pierde la cara.

23. El embajador Sullivan se ha abstenido de referirse a un posible desarrollo de una salida con accin militar, solucin a la Noriega en Panam 1989. Por eso, los Ortega-Murillo deben de tener en cuenta las consecuencias negativas mencionadas por el embajador. Las sanciones de Canad, implican un paso ms de las consecuencias negativas.

24. La resolucin de la OEA del 28 de junio 2019, al darle 75 das a Ortega-Murillo para que desmonte la lgica represiva, les est indicando que todava hay tiempo para encontrar una salida al suave. Las declaraciones de los embajadores de Alemania y Francia, en Nicaragua, apuntan en la direccin favorable al aterrizaje al suave.

25. En esta coyuntura poltica los ciudadanos autoconvocados no debemos preguntarnos lo que la Alianza Cvica pueden hacer, sino lo que nosotros podemos hacer para acelerar la cada de la dictadura.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter