Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-07-2019

Lo visible y lo peligroso que anda por ah

Guillermo Almeyra
Rebelin


Como sabemos, los trminos que expresan una relacin no son nada precisos pues, por ejemplo, los nazis tenan su izquierda en los S.A. a quienes asesinaron en la Noche de los Cuchillos Lagos- y Mussolini la suya en gente como talo Balbo. La vida poltica es como un ballet donde todos en algn momento estn a la izquierda o a la derecha de alguien.

Por eso al hablar de izquierda en MORENA hay que precisar que se trata de un grupo democrtico y reformista que comparte sentimientos e ideas descolonizadoras influenciadas por confusas visiones socialistas y antiburocrticas pero tambin por la concepcin de la revolucin por etapas y por la adoracin del aparato estatal capitalista y el decisionismo verticalista de una supuesta vanguardia que absorbieron en su juventud en los ambientes cercanos a las ideas de Stalin. No es una tendencia formal organizada. Ms bien comparte las afinidades y culturas que los italianos llaman un alma y que le basta para diferenciarse de los procapitalistas de la derecha de MORENA partido-movimiento que, por la ideologa de su base popular y la de estos intelectuales, sera de centroizquierda y que quiere defender y a la vez reformar el actual sistema capitalista.

Ahora empieza a ser visible que la izquierda de MORENA sale de su pasmo inicial y trata de construir una trinchera en el partido. Tambin es visible que la derecha empresarial resiste y teme la organizacin de ste, que no le sirve para nada salvo en perodos electorales, y que se evidencia que la desaparicin durante siete meses de Regeneracin, el rgano y organizador partidario, la resistencia a aplicar los estatutos, dar vida al Instituto de Formacin poltica y renovar las autoridades partidarias, buscan anular todo intento de creacin de un control poltico sobre sus acciones por las bases populares organizados por los militantes de la izquierda (Rafael Barajas, Pedro Miguel Paco Ignacio Taibo II, John Ackerman, entre otros).

El espectro de un partido con vida propia, que discuta y se forme en la pluralidad de ideas y en la confrontacin de acciones e iniciativas asusta a la derecha. En efecto, aunque es ms slida que la izquierda pues cuenta con el peso de los capitales y el control de los aparatos, no tiene base popular y por eso se adapta al decisionismo verticalista de AMLO cuyas ideas centrales estn determinadas por el atraso que hace posible tanto el caudillismo como la visin mesinica del Lder.

Lo ms grave y que se siente flotar en el aire, es la reaccin impaciente e inmadura de sectores de la ultraizquierda, heridos justamente por los ataques irresponsables del gobierno en el caso del asesinato de Samir Flores en la protesta contra la termoelctrica de Huexca, as como por el no reconocimiento de los Acuerdos de San Andrs y de los derechos indgenas, la falta de autocrtica del Estado por la represin contra el zapatismo y las matanzas posteriores, la impunidad de mandantes y ejecutores, las promesas ilegales- de perdn a los criminales de los sexenios pasados y un abundante etctera. Un eco de esa irritacin nos llega mediante el documentado artculo de Pedro Salmern sobre el ambiente que cre el guerrillerismo de los setenta, pero circulan tambin volantes y llamados de ese tenor y no faltan los que forman grupsculos que no aprendieron nada del pasado.

Como una parte importante, quizs mayoritaria, de los anticapitalistas -el CNI y el EZLN- mantienen su silencio sobre el qu hacer y sus objetivos estratgicos y no se pronuncia sobre los problemas nacionales e internacionales limitndose a algunas denuncias puntuales, hay margen para todo tipo de aventureros y para cualquier provocacin de la derecha que, a pesar de haber perdido algunas piezas menores, est fuertemente enraizada en el gobierno en torno a Romo.

La ultraizquierda slo conoce el A la carga!. Para ella, las condiciones insurreccionales estn dadas desde el momento mismo en que as lo determina la vanguardia esclarecida sin importar mucho lo que piensen los oprimidos. Por eso miso puede conducir a abortos polticos y desastres. Un ejemplo claro fue en Argentina la opcin del Ejrcito Revolucionario del Pueblo (ERP) por el ataque al cuartel de la ciudad de Azul en los 70 durante el breve veranito democrtico del nico gobierno digno de ese ttulo, el de Hctor Cmpora.

Las aventuras se pagan siempre carsimas. Hoy hay que aclarar cules frentes y programas se enfrentan y qu se puede hacer para evitar que el gobierno de MORENA caiga por la derecha y no por la izquierda, debilitado por las desilusiones y la decepcin y jaqueado por aventuras y por maniobras desestabilizadoras. Es el momento de ayudar a la izquierda vacilante e inconsecuente de MORENA a reforzarse, precisar sus ideas, barrer a la derecha y conseguir puntos organizativos de apoyo y medios de comunicacin con los trabajadores.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter