Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-07-2019

Bajar impuestos para crecer nos empobrece

Rodolfo Rieznik
CTXT

El Estado del bienestar no es un lujo. Cconstruye una sociedad democrtica moderna, del siglo XXI, de ciudadanos emancipados, es decir, ni tutelados ni subordinados socialmente


Estado de bienestar en ruinas MALAGN

Las derechas lucen eufricas por recuperar el poder en algunos de los ayuntamientos y comunidades autnomas hasta hoy en manos del cambio e izan la bandera de la libertad como sinnimo de liberar a los ciudadanos de los tributos confiscatorios vigentes. As, aseguran que suprimirn el impuesto de patrimonio en Comunidades Autnomas, reducirn el IBI bienes inmuebles en Ayuntamientos y pondrn el tipo mximo impositivo del IRPF por debajo del 40% 45% actualmente y el de sociedades en el 20% -est en el 25%. Propuestas que incidirn en un sistema fiscal que ya es injusto. Las rentas financieras pagan un mximo del 23% cualquiera sea el monto: 100.000 euros de intereses anuales tributan lo mismo que un trabajador con un salario anual de 25.000 euros.

Se argumenta que reducir la presin fiscal, dejar ms dinero en el bolillo de las personas, redunda en un aumento de la actividad econmica y en el bienestar de los ciudadanos. Dicen algunos que es ms probable el crecimiento econmico y la creacin de empleo disminuyendo los impuestos y estimulando la produccin con cambios estructurales y no por va del gasto pblico y los impuestos. Pero el problema no est en la probabilidad del crecimiento, sino en la calidad y naturaleza del mismo para la gente. El aumento de la actividad econmica proveniente de ms gasto pblico retorna a los ciudadanos vulnerables y el de la rebaja de impuestos no. Actualmente el crecimiento en economa est siendo compatible con desempleo, precariedad y peor distribucin del ingreso.

El PIB es una magnitud monetaria, no fsica, y su incremento no tiene por qu traducirse en ms bienestar social, que es lo que parece sugerirse cuando se lo vincula a la bajada de impuestos . Desde la revolucin neoliberal de fines del siglo pasado y con ms intensidad desde la crisis mundial de 2009 , hasta en EE.UU. y Europa Occidental, el crecimiento econmico, cuando se ha producido, ha ido en paralelo a un aumento de la explotacin laboral, la disminucin de los salarios reales y el recorte de los gastos sociales. Los estmulos fiscales para desatascar la Gran Recesin se materializaron mayoritariamente en ayudas a bancos quebrados y en medidas de desahogo financiero para el capital privado. El exceso de gasto pblico emergente de estas polticas se intent cuadrar con recortes equivalentes en el gasto social. Sin embargo no fue suficiente y los dficits pblicos se dispararon.

Riqueza financiera vs gasto social

La economa del siglo XXI est financierizada   por la congestin de deudas , y el dinero no tributado no regresa a la economa real porque encuentra mejores resultados en el mbito de las finanzas. La actividad productiva, la que llamamos real, est sometida a su vez a mximos niveles de fragmentacin, competencia, modernizacin y automatizacin que ponen en cuestin la reproduccin continuada del beneficio y la acumulacin productiva del capital.

La deuda de la economa mundial, la de los pases avanzados, ha crecido al punto de superar y competir, en cifras absolutas, con los valores de la economa real. Las deudas condenan a la decadencia y al empobrecimiento social al obligarse los Estados a destinar prioritariamente, como es el caso de Espaa, las partidas ms importantes del presupuesto pblico a pagar los intereses. Es dinero que se filtra para la circulacin financiera parasitaria en detrimento de la acumulacin productiva. Dinero para hacer ms dinero.

Este predominio de lo financiero no va a cambiar porque se ha hecho autnomo a la forma productiva de la economa. Se valoriza de manera inversa a partir de los tipos de inters, del rendimiento de los propios activos financieros creados a discrecin, sin control, por las polticas monetarias de los bancos centrales. Las finanzas ya no son prstamos que acompaan la inversin generadora de bienes y servicios econmicos. El capital financiero estacionado en grandes gestoras de carteras de activos, Private Equity Fondos de Inversin, compromete con los inversores recuperaciones lucrativas no ms dilatadas de los cuatro a cinco aos. Resultados del 20% al 25% anual, rpidas y con poco riesgo. Aun cuando presumen ser Capital Riesgo . Paradjico paradigma para los defensores de la libertad econmica , el inters individual y el libre mercado .

La riqueza aparcada en forma financiera es timorata, puede evaporarse cuando el emisor, el deudor, no la paga. Un impago de deuda soberana, la emitida por pases, una quiebra empresarial, de los negocios en general, convierte en papel mojado los contratos financieros. Las deudas pueden deshonrarse dejando a los acreedores totalmente desahuciados. Los patrimonios financieros, su valor actualizado, el de hoy, se determina en relacin el tipo de inters de cada momento. Si ste sube, el precio de los activos que conforman el patrimonio baja para mantener la misma utilidad. Por eso, el precio diario de las acciones, de las participaciones en fondos de inversin, de los bonos y las obligaciones de la deuda pblica de los Estados, etc., no es el nominal de las emisiones, el facial del activo financiero, sino la cotizacin diaria en las bolsas y mercados financieros organizados y, tambin no organizados .

El dlar es el principal activo financiero mundial y de reserva. No slo es dinero legal en circulacin, est amparado por la economa, hasta ahora, ms poderosa del mundo. El tipo de inters de la deuda de largo plazo en dlares de EE.UU. a 10 aos es la referencia de los gestores de carteras financieras para calcular las cotizaciones de todos los activos financieros en circulacin. As la riqueza monetaria mundial se ajusta constante e instantneamente a su patrn principal: el dlar, a su valor como divisa y en forma inversa, como comentamos ms arriba, al rendimiento de los activos seguros emitidos a plazo en esa moneda. Los patrimonios financieros existentes superan en montos, ampliamente, la riqueza productiva mundial y, por tanto, la economa globalizada tiembla dramtica e instantneamente ante cada incertidumbre que afecte a la cotizacin del dlar. El probable impago de la deuda externa argentina o turca, un recrudecimiento de conflictos comerciales con China, el brexit, la Unin Monetaria Europea, una burbuja hipotecaria en EE.UU. son argumentos ms que suficientes para desencadenar tormentas econmicas de efectos multiplicadores planetarios.

Bajar los impuestos alimenta la especulacin, la hacienda de los ricos y empobrece a la economa productiva y a los ciudadanos

Por todo lo indicado, el dinero en el bolsillo de los que no pagan los impuestos se sumar a la hacienda financiera privada de los poderosos, contribuir a hinchar la especulacin econmica y sustraer recursos al Estado del bienestar y de las personas, empobreciendo la vida de los ciudadanos ms dbiles y vulnerables.

Los pactos de gobierno del bloque de la derecha Partido Popular, Ciudadanos y Vox en comunidades autnomas y ayuntamientos agravarn las condiciones de vida de la mayora de los espaoles. Alentar bajadas sustanciales de los impuestos cedidos a dichas administraciones regionales locales que repercutirn inmediatamente en la sostenibilidad y calidad del gasto social: sanidad, educacin, dependencia, cultura, vivienda. Al eliminar la imposicin de patrimonio las regiones autnomas perdern ingresos en un impuesto justo y progresivo que grava inversamente la riqueza desigualmente repartida de los ciudadanos.

El Estado del bienestar no es un lujo; construye una sociedad democrtica moderna, del siglo XXI, de ciudadanos emancipados; esto es, ni tutelados ni subordinados socialmente. Y slo es posible si el garante y depositario de los derechos, entre ellos los econmicos, el Estado democrtico, el de todos, se los suministra. Es el nico agente econmico capacitado para extraer legalmente recursos de una parte minoritaria de la sociedad y entregrselo a otra mayoritaria y precaria.

En suma, ms Estado, ms impuestos para dirimir en una sociedad contradictoria los recursos con justicia y progresividad para la mayora social. E impuestos, los suficientes, para satisfacer los derechos econmicos de una ciudadana que, ya avanzado el siglo XXI, merece y exige vivir dignamente.

Economistas sin Fronteras no se identifica necesariamente con la opinin del la autor y sta no compromete a ninguna de las organizaciones con las que colabora .

Rodolfo Rieznik, Economistas sin fronteras.

Fuente: https://ctxt.es/es/20190710/Politica/27235/Rodolfo-Rieznik-Estado-de-Bienestar-ciudadanos-empancipados-bajada-de-impuestos-empobrecimiento.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter