Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-07-2019

Del estancamiento al abismo fondomonetarista: panormica de un Ecuador atorado en el tiempo

Alberto Acosta y John Cajas Guijarro
Opcions


Sin trabajo duro, hasta el tiempo se vuelve aliado de las fuerzas primitivas del estancamiento social. Por ello debemos ayudar al tiempo y comprender que el momento siempre es adecuado para hacer lo correcto

Martin Luther King

El Ecuador contemporneo vive un estancamiento que va descomponiendo la vida econmica, poltica y social en general. Ese estancamiento crea un macabro realismo mgico en donde reeditamos pocas pasadas, a la vez que lo inverosmil se entremezcla con lo cotidiano en una sociedad que, de a poco, saca lo peor de s (con patologas que van desde el conservadurismo hasta la violencia extrema). Si bien esa ha sido la historia de nuestro pas con mltiples matices, como en buena parte de la periferia global actualmente la descomposicin se acelera.

Semejante realidad coyuntural es compleja y tiene muchas causas, entre las cuales intuimos que estn varios problemas estructurales de largo plazo, combinados con la farsa, el desperdicio y el entreguismo de las mltiples fuerzas polticas del pas. Ejemplos particulares son el corresmo y el morenismo, los cuales desde hace tiempo han develado su mera condicin de instrumentos de intereses de grandes capitales locales y transnacionales.

Hay mltiples dimensiones que evidencian el estancamiento ecuatoriano, como por ejemplo las estructuras de produccin, distribucin, circulacin, consumo y reproduccin econmica; es decir, las estructuras econmicas[1]. Partiendo de una visin panormica y preliminar del estancamiento de estas estructuras, es posible entender que las polticas econmicas del gobierno de Lenn Moreno no van a superar el problema econmico.

Desde dicha visin panormica de las estructuras econmicas, se pueden evidenciar los siguientes problemas:

Todos estos problemas se vienen arrastrando por aos y podran complicarse ms gracias a que el gobierno de Lenn Moreno, siguiendo la senda dejada por los ltimos aos del corresmo, lleva al pas -una vez ms- a un abismo fondomonetarista.

Cayendo en el abismo fondomonetarista

Qu propone el morenismo para supuestamente salir del estancamiento? El gobierno de Lenn Moreno tiene claros sus objetivos fondomonetaristas: garantizar su supervivencia con equilibrio fiscal (igualdad entre ingresos y gastos estatales) y equilibrio externo (igualdad entre ingreso y salida de dlares), aspirando a un sostenido crecimiento econmico futuro, la tan conocida -y fallida- receta del Fondo Monetario Internacional (FMI). En ese empeo, Moreno -cuya sostenibilidad en el cargo es cada vez ms precaria- anhela, adems, consolidar el proyecto neoliberal que qued trunco en el pasado.

Todos estos objetivos se plasman en la carta de intencin que firm el gobierno con el FMI en marzo de 2019, que implica un acuerdo de facilidad ampliada. En tal acuerdo, a cambio de 4.200 millones de dlares que el FMI desembolsar a lo largo de tres aos (junto con 6 mil millones de otros organismos multilaterales), el morenismo se comprometi a emprender un fuerte ajuste econmico llevando al Ecuador, sin ningn recelo, al fondo y a la derecha (incluso construyendo un futuro con aroma a pasado). A corto plazo este trajinar -buscando los mencionados equilibrios fiscal y externo- generar un estancamiento an ms grave: segn previsiones del Banco Central del Ecuador en 2019 el PIB crecera solo en 0,2%, mientras que para el FMI en 2019 el PIB caera en 0,5% y recin en 2020 crecera en 0,2% (a su vez, el desempleo pasara del 3,7% registrado en 2018 a 4,3% en 2019 y 4,7% en 2020 segn el mismo FMI); en trminos per cpita, el estancamiento podra extender hasta 2023 En cambio, en el mediano-largo plazo se busca profundizar el carcter primario-exportador de nuestra economa y asegurar que los grandes capitales privados acumulen con las mayores libertades y flexibilizaciones posibles.

Cmo pretende el gobierno alcanzar el equilibrio fiscal?

Un primer mecanismo que el gobierno est usando en este mbito es la reduccin la masa salarial del sector pblico, eliminando puestos de estratos bajos-medios (entre diciembre de 2018 y febrero de 2019 se habran desvinculado a 11.820 trabajadores del sector pblico, a la vez que se anuncia la prxima desvinculacin de 2 mil trabajadores adicionales), sin tocar realmente a la burocracia dorada (donde realmente debera enfatizarse el ajuste proponiendo, por ejemplo, un techo salarial mximo de 3 mil dlares mensuales en cualquier entidad pblica).


Otro mecanismo que vale citar es el intento de completar la eliminacin de muchos subsidios. As, a ms de la eliminacin del subsidio de la gasolina sper y de la liberalizacin del precio del gas natural para uso industrial (medidas que quiz eran necesarias, pero podan haberse tomado de forma integral y no solo fiscal), quiz se complete el panorama eliminando, por ejemplo, el subsidio a la gasolina extra y focalizando otros subsidios (aunque el morenismo ha enfrentado varios problemas incluso polticos para consolidar tales cambios).

Junto con este ajuste de subsidios se podran promover nuevas reformas tributarias como, por ejemplo, incrementando el IVA a 14 o 15%.

De hecho, entre 2018-2023 el plan de prosperidad del gobierno aspira a que el pago de tributos se incremente en 2 mil millones de dlares mientras que el pago en uso de combustibles aumente en 2.200 millones.

Adicionalmente, el ajuste va a implicar el dar rienda suelta a un proceso privatizador abierto o encubierto bajo el nombre de concesiones, incluso creando un Comit Coordinador de Gestin Delegada el cual deber definir los proyectos de monetizacin de activos del Estado. Entre algunos de esos proyectos que estaran prximos a concesionarse pueden mencionarse la Corporacin Nacional de Telecomunicaciones (CNT), hidroelctricas como: Sopladora y Coca Codo Sinclair, el Banco del Pacfico, Refinera de Esmeraldas, 20 empresas distribuidoras elctricas e incluso la entrega del campo petrolero Sacha por 1.600 millones de dlares (recurdese que el propio Correa entreg el campo Auca a Schlumberger y fall en su intento de entregar Sacha a Halliburton).

A todo este panorama sombro se agrega como no poda ser de otra forma las medidas de austeridad que van desde la contraccin de la inversin pblica (tendencia que, como sealamos antes, va desde fines del corresmo). Una austeridad que incluso ya est llegando a sectores sensibles como la salud (ejemplo grave es la falta de medicamentos y, en general, el deterioro de servicios mdicos que hasta podran dar espacio a ms concesiones o privatizaciones encubiertas como sucedi, en su momento, con las clnicas privadas).

Cules son las medidas gubernamentales para alcanzar el equilibrio externo?

Por el lado del equilibrio externo, se busca acrecentar la competitividad profundizando la condicin primario-exportadora de la economa del pas: ms petrleo y productos agrcolas, as como minerales para el mercado internacional.

Para alcanzar esa mayor competitividad, y dada la condicin dolarizada de la economa lo cual impide las devaluaciones la mayor presin para reducir costos se da con una mayor flexibilizacin laboral (que ya vena dndose desde 2016).

Entre las principales medidas que ya han sido divulgadas por el gobierno estn: la posibilidad de distribuir las 40 horas de trabajo semanal en distintos das de la semana con un mximo de hasta 12 horas por da (lo cual elimina el reconocimiento al pago de horas extras cuando se trabajen ms de 8 horas diarias o se trabajen los fines de semana); la creacin de contratos de emprendimiento con una duracin de 3 aos y durante los cuales no hay obligacin de pagar indemnizacin por despido intempestivo; eliminacin del 35% de recargo en contratos eventuales y ocasionales.

A estas reformas laborales se suman otras peticiones de flexibilizacin promovidas desde sectores empresariales que incluyen la consolidacin de la contratacin a tiempo fijo y por proyecto, la prolongacin del llamado perodo de prueba (que actualmente llega a 3 meses), facilitar las formas de terminacin de los contratos, debilitar las indemnizaciones por despido intempestivo, modificacin de la jornada laboral, modificar la jubilacin patronal (incluso se habla de ampliar el tiempo de aportacin previo a la jubilacin), limitar el derecho de huelga y asociacin, reduccin de los tiempos para la prescripcin de reclamos de trabajadores y hasta la modificacin de la determinacin del salario bsico (ver, como muestra de semejantes medidas, las 40 propuestas de la Cmara de Comercio de Guayaquil). Todas estas reformas muy difcilmente tendrn un efecto favorable en el empleo.

Junta con la flexibilizacin laboral, tambin es de esperar el fomento a normas ambientales ms laxas y a la exacerbacin de los extractivismos. Aqu se puede incluir la pretensin de ampliar, an ms, la extraccin de petrleo en el ITT adems de toda la promocin incluso meditica de la megaminera, la cual ha empezado a venderse de forma grandilocuente al punto que el gobierno afirma que el pas vivira un boom minero (algo en extremo cuestionable, ms cuando existen dudas de cunto realmente quedar para el pas luego de la potencial expoliacin que podra protagonizar el capital minero transnacional). Para colmo, en el ltimo caso, hasta la seguridad jurdica se ha puesto en riesgo al quererse limitar la validez de las consultas populares locales frente a temas mineros.

A ms de flexibilizar la explotacin a la fuerza de trabajo y a la Naturaleza, los equilibrios externos tambin se buscan abriendo an ms el mercado local para que entren productos extranjeros, en especial firmando nuevos Tratados de Libre Comercio (TLC), siguiendo la senda abierta por el corresmo al suscribir el TLC con la Unin Europea en 2016.

Aqu puede mencionarse el TLC que el morenismo firm con la Asociacin Europea de Libre Comercio (EFTA) (cuya seccin sobre contratacin pblica ha sido cuestionada por su potencial inconstitucionalidad), junto con los prximos TLC que podran firmarse con Chile (aspirando a ingresar al Ecuador a la Alianza del Pacfico, uno de los anhelos del gran empresariado), con Estados Unidos y hasta posiblemente con China. Tambin cabe destacar el retorno de los tratados bilaterales de inversin, que siguen causando prdidas importantes al pas no solo econmicas sino hasta en trminos de soberana.

Asimismo, para alentar la permanencia de los capitales en la economa nacional, se pretende fomentar una mayor intermediacin financiera liberando a pedido del FMI las tasas de inters (beneficiando an ms a la banca que, recurdese, se le entreg el manejo del dinero electrnico).Y mientras a la gran banca se le facilitan sus posibilidades de negocios, el fondo exige que se ample la supervisin a las cooperativas. Tambin, para fomentar el equilibrio externo, se habla de la eliminacin del impuesto a la salida de divisas.

En resumen

Toda la embestida de medidas que se acaba de mencionar de forma panormica y preliminar segn el FMI mejorara el clima de negocios, y quiz lo har, pero en beneficio de los grandes grupos econmicos y a cambio de una mayor explotacin al mundo informal, a los trabajadores y a la Naturaleza. Una situacin que vemos cristalizarse a diario.

De hecho, el ajuste ya golpea con fuerza a la -de por s dbil- demanda interna, con lo cual -de seguir esta poltica- el estancamiento sobre todo en los sectores informales y laborales se perpetuar por muchos aos ms.

Los trabajadores y las trabajadoras viven una creciente inestabilidad, despidos y dems formas de incremento de la explotacin laboral.

Esta realidad sumada al creciente despido de servidores pblicos de estratos medios-bajos (en vez de ajustar seriamente por el lado de la burocracia dorada) impacta en el resto de la sociedad. As, aquella poblacin sin relaciones laborales estables seguir sumndose a la informalidad; sector que, intuimos, sufre del estancamiento con ventas mermadas, mayor precariedad, falta de financiamiento y quiz hasta falta de liquidez. En definitiva, el pueblo seguir gastando aos de vida desesperado por sobrevivir.

Hacia la resistencia popular


Dicho todo esto, y considerando que la economa se ha estancado prcticamente en los ltimos cinco aos, emerge una gran duda: vamos a dejar que el pas siga este rumbo entre el estancamiento y el abismo fondomonetarista? La respuesta -como nos demuestra nuestra larga y triste historia de 18 acuerdos previos con el Fondo no est en el FMI ni en otros multilaterales (que solo buscan consolidar el puesto del Ecuador como suministrador de materias primas baratas en el mercado mundial); ni en el morenismo ni en el corresmo (quienes, en vez de transformar al pas, lo han desfalcado); no est en los grandes grupos econmicos ni en las grandes inversiones (que nunca han generado empleo ni bienestar para la mayora del pueblo); y no est, por cierto, en los analistas econmicos mediticos y convencionales

Como hemos visto, el estancamiento que vive el pas es complejo y posee una multiplicidad de aristas. Por ello, es crucial hacer un anlisis riguroso de ese estancamiento sin tampoco querer ocultar el sol con un dedo por motivaciones polticas buscando comprender, en especial, a ese Ecuador profundo que muchas veces queda fuera de las grandes discusiones sobre el pas. Esto es urgente pues, junto con el estancamiento de las estructuras econmicas y el ajuste fondomonetarista, el deterioro social se agudiza.

A la par de ese anlisis riguroso, debe darse una discusin de alternativas igualmente rigurosa y desde un enfoque integral y, ms an, es crucial que emerjan procesos de resistencia combativa en las calles. Hoy ms que nunca, la posibilidad de construir alternativas depende la lucha popular; una lucha que demanda espacios para discutir y elaborar respuestas alternativas de poltica econmica que s existen que atiendan en primer lugar los intereses populares y los Derechos de la Pachamama. No podemos dejar pasar ms tiempo, de lo contrario varias fuerzas primitivas, mientras lucran en millones, seguirn manteniendo a nuestro pas viviendo un cruento estancamiento social.-

[1] Para un anlisis preliminar de las principales estructuras de la sociedad ecuatoriana (con nfasis en las estructuras econmicas), ver el trabajo de Alberto Acosta y John Cajas-Guijarro (2018): Estruturas incertas aps uma falsa revoluao: o Equador legado pela dcada corresta en O eclipse do progresismo. A esquerda latino-americana em debate (J. Correa Leite, J. Uemura, F. Siquiera, orgs.). Sao Paulo: Editorial Elefante, pp.149-200.


Fuente: http://opcions.ec/portal/2019/07/09/del-estancamiento-al-abismo-fondomonetarista-panoramica-de-un-ecuador-atorado-en-el-tiempo/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter