Portada :: Espaa :: Proceso en Euskal Herria
(el Pueblo quiere la paz)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-07-2019

Eskerrik asko, Zimarro

Carmen Anaut y Jess Valencia
Rebelin


Acaba de morir Manuel Zimarro. Sevillano y rojo, fue solidario sin remilgos con la causa de Euskal Herria; slo un internacionalista consciente y comprometido poda actuar de aquella manera. Tuvo muchos amigos entre nosotros. Los presos y sus familiares lo recordaban con frecuencia dejando entrever el reconocimiento que les mereca. Nosotros tuvimos la suerte de saludarlo gracias a un amigo comn, padre de un encarcelado.

En las horas tempranas de cada sbado, Manuel acuda puntual a la cita que l mismo se haba impuesto. La dispersin la haban diseado mentes ruines; pero esperar la llegada del autobs que transportaba desde Euskal Herria a los familiares de los represaliados era una decisin exclusivamente suya; exigente y arriesgada en una Espaa en la que hasta los pretendidos rojeras nos combaten. Y as, desde aquel 1987 en el que la sauda dispersin avent a nuestros presos hasta la crcel de Sevilla.

Para quienes descendan del autobs -tras una noche larga y mal dormida- resultaba gratificante encontrarse con el saludo madrugador de una persona amiga. Eso es, al menos, lo que cuentan quienes se beneficiaban de aquel gesto solidario: su espera fiel y la disponibilidad para lo que hiciera falta reconfortaban a los viajeros somnolientos. Aunque su ayuda ms eficiente fue el posicionamiento que mantuvo respecto a nuestra lucha. Cuando parece que lo polticamente correcto es despojar a nuestros presos de su condicin de gudaris, Zimarro se la reconoci siempre; cuando una absurda higiene democrtica pide alejarse de los familiares de los presos, l se enorgulleca de ser su amigo; cuando se nos trata como chusma apestosa, el sola viajar a nuestra tierra para dejarse contaminar de la dignidad que encontraba en nuestro pueblo. Eran las arraigadas convicciones de un militante internacionalista y revolucionario.

Amigo Zimarro, sabes que en Euskal Herria cultivamos una sensibilidad sobria que tantas veces se nos niega. Los presos, sus familiares y mucha gente de este pueblo agradecimos en vida tu solidaridad. Aunque te hayas ido, la recordaremos siempre como un sendero a seguir. Eskerrik asko.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter