Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-07-2019

Naci torcido el rbol del ejrcito?

Editorial Insurreccin


Gracias a un diario de Nueva York en mayo pasado se supo que en el Ejrcito estatal seguan existiendo rdenes operativas que obligan a las tropas a presentar bajas numerosas, sin importar cmo las obtengan.

Organizaciones internacionales defensoras de Derechos Humanos tambin alertaron sobre la composicin del comando de las tropas durante este Gobierno, debido al ascenso de varios Generales responsables de Crmenes de Lesa Humanidad perpetrados contra civiles inocentes durante el Gobierno de Uribe Vlez (2002-2010), los que en Colombia llamamos Falsos Positivos.

La semana pasada una revista nacional sac a la luz pblica documentos que revelan cmo existe un estado de corrupcin generalizado al interior de las Fuerzas Militares, que enloda hasta a los Generales que ahora son los principales integrantes de la cpula militar de este Gobierno.

Las leyes dicen que la funcin de las Fuerzas Armadas es cuidar a los ciudadanos y a los bienes pblicos, pero la realidad demuestra lo contrario y habra que preguntar si Colombia asiste a un escndalo de manzanas podridas o es que el propio rbol se pudri?

Para encontrar responsabilidades, algunos piden revisar la mutacin que ha sufrido el Ejrcito desde que lo cre el Libertador Simn Bolvar, precisamente el 7 de agosto hace 200 aos, en la Batalla de Boyac que sell nuestra independencia del imperio espaol.

Si hubo algo en que Bolvar insisti fue en que los soldados le sirven a la patria de manera altruista y desinteresada, al tiempo que clam para que el Ejrcito se dedicara a cuidar las fronteras sin intervenir en las disputas internas por el poder, adems de recalcar en el buen uso de las armas. Entonces, no le echemos la culpa al Libertador, ni digamos que el rbol naci torcido.

Todas las guerras civiles del siglo XIX son la mejor muestra de lo pronto que olvidamos las enseanzas de Bolvar y demuestran cmo l ar en el mar.

En los inicios del siglo XX, asumamos que el Ejrcito cumpli su deber en las escaramuzas fronterizas con el Per, pero en la Masacre de las Bananeras del 6 de diciembre de 1928 torci su rumbo al colocarse al servicio de la United Fruit Company. Gaitn lo dijo con claridad: pes ms el oro yanqui que la vida de los trabajadores.

Desde entonces la mutacin no ha dejado de agravarse en las Fuerzas Armadas, gobernada por el siniestro binomio de matar y lucrarse.

En este debate sobre las armas de la Repblica, varios creen que el problema se arregla con fortalecer una Inspectora General de las Fuerzas Armadas, mientras otros piensan que a las ovejas negras las pueden cazar los lobos de las Secciones de Contrainteligencia; cuando estos remedios apenas se ocupan de las consecuencias, dejando intactas sus causas.

La degradacin de las tropas estatales y paraestatales recuerda la necesidad de pasar la pgina de la guerra y de hacer transformaciones para la paz.

Por qu no revisar la Doctrina de seguridad y colocarle fin al conflicto armado? De esta forma Colombia no necesitara gastar un tercio de su presupuesto en la guerra ni tener medio milln de soldados y policas, sin contar las fuerzas paraestatales. Sacar la violencia de la poltica es la solucin, pero el ex presidente Uribe sigue obsesionado en hacer trizas la paz.

En agosto pasado 12 millones de compatriotas votaron en una Consulta Popular contra la corrupcin y por la paz, por qu la lite gobernante no los acata? Esta sordera obliga a persistir en acrecentar las mayoras nacionales por las paz y las transformaciones, hasta que estas las volvamos una realidad.

Fuente: http://eln-voces.net/nacio-torcido-el-arbol-del-ejercito/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter