Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-07-2019

El mrito y la fragmentacin del docente

Lev M. Velzquez Barriga
Rebelin


Los maestros del Mxico posrevolucionario y pre neoliberal se constituyeron como sujetos colectivos, polticos, culturales y de transformacin social, por tanto fueron una pieza clave en la conformacin del estado de bienestar. En muchos casos, impulsaron el desarrollo integral de las comunidades con verdadera conviccin y autonoma de proyectos solidarios, partiendo de los contextos y necesidades regionales, de los compromisos ticos adquiridos en el contacto directo con las desigualdades sociales y las marginalidades econmicas de las geografas abandonadas.

Desarticular al docente como sujeto poltico del estado de bienestar o de proyectos autnomos, es parte fundamental de las ltimas reformas educativas. El papel de la escuela como aparato ideolgico del estado est desplazando la dimensin social del currculo, las nuevas identidades del capitalismo neoliberal exigen modelar como un performance los antivalores del libre mercado en todos los aspectos de la organizacin escolar y en los comportamientos de los actores de la educacin: alumnos, familias, funcionarios y por supuesto de los maestros. En este sentido, dejo una provocacin: la evaluacin estandarizada y masiva no tuvo como objetivo primordial el despido, sino la instauracin de la evaluacin como instrumento para la fiscalizacin vertical, la precarizacin y creacin de la identidad neoliberal.

En el Servicio Profesional Docente como medida fiscalizadora, las y los profesores, estn obligados a rendir cuentas por sus resultados y por el gasto pblico que representan, pero no as las instituciones y los funcionarios responsables de dirigir la poltica educativa ni tampoco los rganos autnomos evaluadores que son el asidero de la ciudadana empresarial. Es decir, hay una lgica invertida en la que el Estado poltico y corporativo se convierte en evaluador y fiscalizador de los sujetos de derecho, y no al revs.

Con la evaluacin estandarizada y el Servicio Profesional Docente se institucionaliz la flexibilidad laboral, la renovacin generacional de los maestros como sujetos colectivos y de derecho en trminos laborales, por otra generacin de maestros poltica y sindicalmente fragmentados, sin identidad gremial, individualizados y precarizados; es por esto que ha sido posible la desvinculacin de la evaluacin con la permanencia, pero no de la regulacin del total de las relaciones laborales ni de la capacitacin instrumental de las competencias docentes.

Este proceso de precarizacin, as como de fragmentacin de la identidad poltica, colectiva y pedaggica, fue la condicin necesaria para que, en medio de la incertidumbre, pudiera desarrollarse una nueva mentalidad neoliberal en los docentes, pero ya no por medios coercitivos en lo administrativo, laboral, judicial o con la fuerza pblica, como se hizo con la reforma educativa del peanietismo; las estrategias psicopolticas interiorizan en los sujetos creencias, valores y actitudes competitivas, para el rendimiento y la autoexplotacin a travs del mrito.

El mrito es la estrategia para el ejercicio del psicopoder. Con la exaltacin de la cultura del individualismo se facilita el control social; detrs de la idea de alcanzar el xito, que nunca es para todos, se esconde la exclusin selectiva del derecho humano al trabajo y a la educacin, que debera ser universal; el mrito reproduce las desigualdades salariales, desconoce los contextos sociales en los que trabajan los profesores y se centra en el egosmo de su mejora personal; el mrito es rendimiento individual, es resultado que se traduce en la frialdad del nmero, es prdida del proyecto de vida en comn y del sentido trascendente de la educacin para la construccin de la democracia y la vida sustentable.

En el mrito, la oposicin al xito es el fracaso individual, con ello se procura que no se produzca conciencia de clase ni necesidad de la organizacin social (sindical, gremial, popular, etc.) o el germen de la defensa colectiva del derecho; peor an, no se toma conciencia de las estructuras orgnicas de explotacin, de los instrumentos externos de dominacin ideolgica ni de los medios internos de control de las mentalidades; es decir, de lo que representa el sistema capitalista en su dimensin compleja. El fracaso personal, para tranquilidad de las clases dominantes y estabilidad del capital, produce frustracin, agotamiento, depresin y en el peor de los casos, suicidio.

Arrastrados por las corrientes ideolgicas que hegemonizan los tanques de pensamiento de las agencias de seguridad internacionales o de las instituciones mundiales para la gobernanza del capitalismo (cognitivo, digital, cultural, financiero, armamentista, extractivista y del agronegocio), las disertaciones del magisterio, la academia, el gobierno y los partidos polticos, tienden a reproducir tesis y propuestas para optimizar los sistemas meritocrticos en el contexto de la conformacin de las leyes secundarias de la reforma educativa. En cualquier mbito de discusin y definicin de los nuevos marcos normativos de la educacin, los pensadores crticos estamos a obligados romper la lgica de la meritocracia y de la conformacin de la mentalidad neoliberal, a defender y reconstituir la integridad del magisterio como sujeto poltico, histrico, pedaggico, cultural, colectivo, de proyectos solidarios y de derecho; o bien, a defenderlo en la rebelda y la insumisin.

Nota:

En memoria del Sergio Quiroz Miranda, maestro incansable hasta el ltimo aliento en la formacin de profesores crticos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter