Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-07-2019

Mina Mirador

Ileana Almeida
Rebelin


Desconsolados, los lectores de El Comercio hemos visto la foto (19-07-2019) del desastre ecolgico causado por la construccin de la mina Mirador en la cordillera del Cndor, antes con flora y fauna exuberantes. Ahora se derriban las montaas, se desvan los cursos de los ros, se arrasan los bosques, todo verdor, todo ser viviente. Lo hacen para extraer mineral de cobre, oro y plata. Una mina ms a cielo abierto en el mapamundi de la devastacin de la naturaleza. La primera, a esa escala, en nuestro pas, con pleno conocimiento de que no hay ninguna industria tan destructiva del medio ambiente como este tipo de minera.

Al respecto hay dos puntos de vista irreconciliables, uno es el del gobierno y la empresa china que explotar la concesin, y otro, el de una gran parte de ecuatorianos, que saben o intuyen que el beneficio del yacimiento no alcanzar a compensar el deterioro irremediable que causar la explotacin en el vasto territorio afectado. Con franqueza rayana en cinismo, el gerente de seguridad, salud y ambiente de Ecuacorriente, ha declarado que el impacto ( ) es irreversible; que se va a alterar el relieve de la zona, que el dao va a ser a todo nivel (aire, agua, tierra), que las zonas de bosque han sido taladas, que se ha hecho un tajo de mina y removido toda la vegetacin, y que la relavera Tundayme es como una olla gigante que se va a llenar poco a con los relaves (txicos). Dan ganas de llorar

Pero, al mismo tiempo, la empresa china alardea ante los televidentes: - Mirador va a ser un jardn con las ganancias que dejar al erario se resolvern las carencias que hay en salud, educacin, bienestar de la poblacin Son solo promesas que se hacen a los pases subdesarrollados y a sus gobiernos, incapaces de defender los intereses nacionales y, peor, los del planeta en su conjunto; si acaso preparados para salir de apuros emergentes. Prorrateando lo ofrecido, el fisco recibira anualmente, por 30 aos, unos 254500.000 dlares, es decir, ms o menos lo que cost la plataforma financiera del norte de Quito, construida por otra firma china. Lo que no se informa es cul ser el monto de las ganancias que obtendrn los beneficiarios. Ojal no nos estn haciendo chinos.

La experiencia de los pases vecinos con la minera debera haber servido de advertencia: ningn problema fundamental resuelto, la naturaleza arruinada, las fuentes de agua mermadas para satisfacer las necesidades de campos, aldeas y ciudades, la sensacin generalizada de estar en las garras del capitalismo salvaje y preponte. Desalojados de su territorio, los shuar, que tienen derecho a vetar cualquier explotacin depredadora en su mbito ancestral, se ven obligados a abandonarlo. Han sido burlados por los contaminadores (transnacionales y gobiernos cmplices). Una cuestin de tanta trascendencia lo menos que mereca es ser sometida a consulta popular.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter