Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-07-2019

Teora econmica
De la economa del socialismo a la planificacin ecolgica

Michel Husson
Viento Sur


La reflexin sobre un clculo econmico que permita tener en cuenta las restricciones ambientales podra alimentarse ventajosamente de debates ya antiguos sobre la economa del socialismo.

El libro de Eugne Probrajensky, La nueva economa, va a ser objeto de una nueva edicin. La redaccin de una nueva introduccin a esta obra ha revelado una posible continuidad entre las antiguas teoras del socialismo y la elaboracin de un ecosocialismo.

En su libro, publicado en 1926, Preobrazhensky busc plantear en trminos tericos los principios operativos de una economa socialista. Plantea esta hermosa frmula: "en el campo de la ciencia, la economa poltica da paso a la tecnologa social, es decir, a la ciencia de la produccin socialmente organizada". Preobrazhensky se refiere a los pocos pasajes en los que Engels, en el Anti-Dhring, y Marx, en El Capital, esbozan una organizacin social en los que "los productores asociados regulan racionalmente sus intercambios con la naturaleza, la controlan conjuntamente en lugar de ser dominados por su potencia ciega y logran estos intercambios gastando el mnimo de fuerza y ​​ en las condiciones ms dignas, ms en conformidad con su naturaleza humana" 1/ .

Pero en una economa en transicin al socialismo, como sobre la que reflexiona Preobrazhensky, todava se est en el "imperio de la necesidad". Las "leyes de la actividad social" no se suprimen, sino que se transforman en el sentido de un control de la sociedad sobre sus objetivos y prioridades.

Un ejemplo un poco reductor de Preobrazhensky

Sin embargo, el ejemplo concreto que da Preobrazhensky para contrastar el funcionamiento diferente de estas leyes es probablemente un poco limitado. Se inicia a partir de un aumento de la demanda de zapatos de cuero. En el rgimen capitalista, explica, el ajuste entre la oferta y la demanda se hace posteriormente, pero afortunadamente, "la desproporcin en una direccin u otra es la regla". Por otro lado, en una economa planificada, este aumento de la demanda se registrar "previamente", no a travs del mercado, sino gracias a las "columnas de cifras de la contabilidad socialista (...) que se han elevado al conocimiento de los centros planificadores".

Esta presentacin es bastante insuficiente, y se estara casi tentado de burlarse de tales ilusiones al evocar los puestos vacos de las tiendas soviticas. Obviamente, esta sera una lectura anacrnica, bastante estril e injusta porque el libro de Preobrazhensky es, por otra parte, de gran riqueza.

Aqu es mejor hacer un bosquejo de la discusin a partir de las deficiencias reveladas por esta demostracin de Preobrazhensky, aprovechando los debates posteriores sobre el socialismo. La debilidad de su razonamiento radica principalmente en la eleccin de un bien de consumo. Que su precio pueda fluctuar en el mercado es fundamentalmente un aspecto secundario de la crtica que puede dirigirse al capitalismo. La crtica esencial debe ser ms fundamental y estar relacionada con el hecho de que una clase social tiene el privilegio, conferido por la apropiacin del excedente, de definir las prioridades sociales. Al optar por invertir en esta o aquella rea, los capitalistas deciden sobre la trayectoria de la sociedad y la modelan de acuerdo con sus propios intereses. La otra caracterstica fundamental del capitalismo es, obviamente, transformar a las y los trabajadores en proletarios y someterlos a los deseos de los patrones. Pero, en cualquier caso, es curioso que la prueba de Preobrazhensky se limite al equilibrio entre la oferta y la demanda a corto plazo, mientras que la diferencia real entre capitalismo y socialismo se encuentra potencialmente en su diferente dinmica.

Precio y mercado: qu clculo econmico?

Sin embargo, podemos continuar la reflexin sobre los bienes de consumo. Preobrazhensky plantea una pregunta terica exigente al preguntarse si los precios y los mercados an deben existir en una economa socialista plenamente desarrollada. Para l, esta pregunta parece ser equivalente a otra, que consiste en preguntar si la ley del valor continuar prevaleciendo o debera desaparecer.

Esta doble pregunta plantea la cuestin de qu significa exactamente la "ley del valor". La respuesta ms bsica es que la ley del valor, tal como la entiende Marx, establece que el valor de una mercanca depende de la cantidad de trabajo socialmente necesario para su produccin. Por extensin, implica, como corolario, que la acumulacin de capital est orientada por la bsqueda de su valorizacin mxima.

La conclusin lgica es que la ley del valor solo puede decaer "en una atmsfera de abundancia", por usar la expresin de Mandel en su introduccin al libro de Preobrazhensky. En la medida en que la elaboracin de un modelo de socialismo no puede basarse en la hiptesis de la abundancia, significa que la ley del valor no est abolida, y que la necesidad de un clculo econmico permanece, pero basada en otro modo de definicin de las opciones sociales.

Preobrazhensky podra haber citado otro pasaje del Anti-Dhring, donde Engels da algunas indicaciones: "Por supuesto, la sociedad estar obligada a saber incluso cunto trabajo se necesita para producir cada objeto de uso. Tendr que elaborar el plan de produccin de acuerdo con los medios de produccin, de los cuales las fuerzas de trabajo son especialmente parte. Estos son, a fin de cuentas, los efectos tiles de los diversos objetos de uso, medidos ​​ entre s y en relacin con las cantidades de t rabajo necesarias para su produccin, que determinarn el plan. La gente resolver todo muy simplemente sin la intervencin del famoso valor" 2/ .

La "ponderacin de los efectos tiles" permitir, por lo tanto, prescindir del famoso valor", pero seguir siendo necesario saber "cunto trabajo es necesario para producir cada objeto de uso". El clculo econmico no desaparece pues, y el "famoso valor" en cuestin aqu se refiere a la forma en que el capitalismo asigna los recursos de acuerdo con sus intereses privados.

As pues es obligado compartir la posicin del economista polaco, Wlodzimierz Brus, quien propuso "rechazar resueltamente" la asimilacin entre categoras mercantiles y monetarias y la ley del valor: "cuando el Estado modela, por medio del plan, las proporciones de la produccin social y los precios, el hecho de que se manifiesten las categoras monetarias y de mercado ya no puede definirse como un "uso de la ley del valor", particularmente si las relaciones de precios se desvan de las relaciones de valor no como un fenmeno accidental y momentneo, sino como el efecto de una poltica consciente" 3/ .

Kantorovich y la maximizacin del bienestar

Leonid Vitalievich Kantorovich (1912-1986) fue un matemtico y economista ruso (el nico que recibi el "Premio Nobel" de economa en 1975). Formaliz en trminos matemticos las modalidades de este nuevo clculo econmico: el "programa" de una economa socialista apunta a producir, con los recursos disponibles, la mayor cantidad posible de una variedad de productos de acuerdo con proporciones fijadas directamente por la sociedad y que expresan sus preferencias. El principio de "rentabilidad", y por lo tanto el clculo econmico, no desaparece, pero su papel est subordinado: "en la sociedad socialista, una rentabilidad elevada no debe ser un objetivo en s mismo (como en el capitalismo) sino un medio de lograr el mejor resultado o el mnimo de gastos, para el conjunto de la sociedad. En consecuencia, las aplicaciones de este principio [la] subordinacin a las exigencias de la mejor realizacin de los objetivos del plan general 4/ .