Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-07-2019

Retamar: antiimperialista y descolonizador

ngel Guerra Cabrera
Rebelin


La muerte de Roberto Fernndez Retamar deja un sensible vaco en la cultura y el pensamiento cubanos. Tambin provoca profunda congoja y sensacin de prdida irreparable en muchos de quienes tuvimos la dicha de su amistad -y la de Adelaida- y de enriquecernos con la lectura de su obra. Poeta, ensayista, acadmico y pensador de altos vuelos, diplomtico, exigente editor, promotor cultural, estimulador de proyectos y aglutinador de talentos en Cuba, en Amrica Latina y el Caribe, y ms all. Fundador de revistas e instituciones culturales de impronta internacional. Certero partcipe de lo que Fidel llam la batalla de ideas. Su pluma y su verbo, de filo martiano y templados como la espada de Bolvar. Desde el triunfo revolucionario de 1959, fue uno de los ms diestros gladiadores en el debate intelectual y cultural en defensa de la Revolucin Cubana, de la unidad de los intelectuales progresistas y de los pueblos de nuestra Amrica frente al imperialismo estadounidense, de la paz y la cooperacin internacionales. Diputado a la Asamblea Nacional, miembro del Consejo de Estado (1998-2013) y Premio Nacional de Literatura en 1989.

Retamar fue, sigue siendo, uno de los ms relevantes constructores del pensamiento descolonizador en Amrica Latina y el Caribe y lo que solamos llamar tercer mundo. Siguiendo los pasos de Mart, su referente intelectual ms importante y entraable, no dio tregua, armado de su enjundioso y aguerrido ensayo Calibn (aumentado y actualizado sucesivamente), a los intentos de Estados Unidos para dividir al movimiento intelectual antimperialista de nuestra Amrica, ni cej en el desmontaje, pieza a pieza, de los dogmas marchitos del pensamiento eurocntrico, vinieran de la acera que vinieran.

La poesa es central en el universo retamariano, donde integra una diversa constelacin de chispeantes y amorosas ancdotas, nobles sentimientos e ingeniosa filosofa. Pocos han sabido apresar esta vertiente suya con la exactitud de Luis Rogelio Wichy Nogueras, aquel joven y brillante escritor que la muerte nos arrebat cinco aos despus de que escribiera estas lneas: siempre me ha gustado la poesa de Fernndez Retamar desde los gallardos y juveniles endecaslabos de Elega como un himno (1950) a los maduros versos de Juana y otros poemas (1980) ha recorrido ya treinta intensos aos en Palabras de mi pueblo hay tres dcadas de una vida, miles de nocturnas y diurnas horas de apasionada fidelidad a la poesa.

Palabras de mi pueblo rene fragmentos de Elega como un himno y 131 poemas de otros nueve libros La seleccin ilustra magnficamente el porqu del reconocido prestigio de que goza la poesa de Roberto hoy en el mundo de habla hispana.

es en esos versos suyos, nacidos de experiencias acaso o casi siempre comunes (la Revolucin, el amor, la amistad, la muerte), pero que han sido vividas en el papel de una manera ntima e intransferible, donde est lo mejor de su poesa. No importa si el acercamiento formal a un tema se produce a travs de la gravedad o del suave humor (Roberto Fernndez Retamar es un maestro del tono, el detalle, la palabra justa). Lo que importa, en este caso, es la convincente, conversadora intimidad que en sus mejores poemas logra trasmitir. Cuando sentimos que un poeta habla por nosotros (el poeta habla por todos, deca Lope); cuando nos reconocemos en sus versos; cuando decimos, despus de leerlo, en efecto: as me fue a m en este o aquel minuto de mi vida, entonces, se ha producido ese mgico contacto entre el que escribe y el que lee, esa fraternal e invencible relacin entre el que habla y el que escucha sin los cuales no vale la pena siquiera hablar de poesa.

Doctor en Ciencias Filolgicas, Retamar fue profesor de la Universidad de La Habana desde 1955, integr el Movimiento de Resistencia Cvica en la lucha contra la tirana de Batista y tan pronto triunf la Revolucin se dio a la tarea de la transformacin cultural del pas. Fundador y secretario de la Unin de Escritores y Artistas de Cuba(1961-1964), donde codirigi la revista Unin. Fundador y director del Centro de Estudios Martianos (1977-1986). Director de la Academia Cubana de la Lengua y miembro correspondiente de la espaola. Colaborador de la histrica revista Orgenes desde 1951. A partir de 1965 dirigi la revista CASA, rgano de la Casa de las Amricas (CA), institucin que presidi desde 1986 y de la que fue uno de sus pilares junto a su fundadora y herona de la Revolucin, Hayde Santamara, a Mariano Rodrguez, Manuel Galich y Mario Benedetti. Aislada y agredida Cuba en Amrica Latina por el imperialismo y las oligarquas, salvo la excepcin de Mxico, CA fue el nexo imprescindible que la mantuvo unida al movimiento intelectual y artstico de nuestra regin, siempre en la primera lnea en defensa de la Revolucin Cubana. La contribucin de Retamar para gestar y mantener vivo ese vnculo ha sido trascendental.

Twitter: @aguerraguerra

 

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter