Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-07-2019

Entrevista a Vicente Zito Lema
"Eva Pern resucitada en los tiempos del rencor"

Mario Hernandez
Rebelin


M.H.: Ests presentando Eva Pern resucitada.

V.Z.L.: El jueves 4 fue la ltima funcin que dimos en el teatro Padre Mugica en la calle Piedras 720. Ah hemos transitado otros meses ms con una obra que ya lleva 3 aos, porque la pudimos poner en escena a poco de que arrib al gobierno Mauricio Macri.

Yo hablo siempre de una decisin que tom apenas lo vi transitar desde el gobierno, que vena un tiempo muy difcil para quienes vemos el mundo desde el sueo de concretar uno ms civilizado, ms justo y fraternal. Tal como lo imaginaba, con el transcurso de este gobierno, hemos llegado a un momento como pocas veces he visto en mis casi 80 aos y desde que puedo hablar desde alguna mirada histrica y desde una consciencia crtica que he intentado durante todos estos aos de hacerla crecer.

Y ha sido una de las primeras obras que se plante a partir desde esa epopeya, ese mito pero a la vez esa realidad profunda que simboliza Eva Pern, lo que yo entiendo es hoy el sentimiento, la pasin, el concepto vigente si queremos entender la realidad social de hoy por hoy que es la aparicin de esa terrible pasin que es el rencor, ms terrible que cualquier otra de las pasiones de los seres humanos. De eso trata Eva Pern resucitada en los tiempos del rencor.

M.H.: Y vas a presentarla tambin en un nuevo aniversario de la muerte de Eva Pern en el Teatro Roma de Avellaneda el prximo viernes 26 a las 21:00.

V.Z.L.: S con una entrada muy econmica de $ 120. Pero no puedo invitar a nadie porque quien organiza es gente muy hermosa, la gente de la Municipalidad de Avellaneda, pero yo no soy ms que un artista que pone su obra. Pero repito, el precio es muy econmico. El teatro es hermoso, merece conocerse. Pocas veces vi un teatro ms hermoso que este de Avellaneda en nuestro pas. Me emociona mucho porque est tambin muy cerca de la cancha que para m tambin expresa lo ms hermoso que es la de Racing. Y tambin a pocos metros de la Universidad Nacional de Avellaneda donde desde hace casi cinco aos estoy dando clases con mucho amor y entusiasmo.

M.H.: Y tambin empezaste con El cristo rojo.

V.Z.L.: Es una obra que amo mucho, porque me toca en lo personal. Es la reflexin del dolor del diferente en un mundo tan loco que castiga la locura. Y ah est la vida de Jacobo Fijman, uno de los mayores poetas y pensadores del Siglo XX en nuestro pas. Me animo a decir que sus poemas son fundamentales en toda la literatura en espaol del Siglo XX. Que pas 30 aos marginado, escondido, secuestrado en un hospicio de Buenos Aires, a quien conoc, por quien pele para sacarlo, a quien le di lo mejor de mi fraternidad y l me dio conocimientos que an siguen vivos en mi cabeza.

Escrib esta obra y me anim tambin a hacer de Jacobo Fijman, no porque no haya otros actores que no lo puedan hacer tcnicamente mejor que yo, pero hay un lmite tan delicado entre lo que es Fijman y la locura que pens que he transitado tanto por ese lmite y he sentido tanto amor por Fijman y tanta bronca porque a un ser con su capacidad lo tengan 30 aos secuestrado en un manicomio; quera poner todo de m como una humilde pero a la vez decidida sublimacin de su dolor y de su mensaje al mundo. Porque a pesar de lo que sufri hasta los ltimos momentos de su vida, sigui escribiendo poesa. Es en un pequeo teatro, el Espin que est en la calle Sarand 766 los sbados de julio a las 20:00.

M.H.: Esto va a ser los sbados de julio con dramaturgia de Vicente Zito Lema, interpretacin de Alan Robinson y Vicente Zito Lema, con msica de Alicia Mazzieri en piano, Florencia Topolin en canto y la direccin de Galileo Bodoc.

Tambin ests escribiendo una novela donde sos protagonista junto a Jacobo Fijman.

V.Z.L.: Cierro un ciclo. No quiero traer ninguna tristeza a nadie que haya tenido contacto con mi vida, que me haya ledo o haya sido estudiante mo porque ya son tantos aos que doy clases, desde el 70 han pasado muchos estudiantes por mis garras. Pero digo sinceramente que uno va organizando las despedidas, no digo que me voy a morir, pero tengo claro que todo tiempo de capacidad creativa tiene sus desarrollos, como deca Aristteles, todo crece, se desarrolla y se extingue. Mientras me senta fuerte me plante terminar esta etapa en la que estoy cerrando varios libros simultneamente y quera cerrar un libro donde estuviera Fijman, sus experiencias y desde ah lanzar mis propias experiencias y recuerdos.

Componer con lo que conoc de Fijman y con lo que de alguna forma conozco de m, como un personaje que nos trascienda a los dos y se haga cargo de muchos smbolos. Por ejemplo, la poesa, la aventura de construir un mundo a pesar de todas las dificultades que nos pueda presentar la vida, la bsqueda del amor desde lo ms profundo, casi inocente del corazn humano, no renunciar a los grandes sueos en la transformacin social, enfrentar los prejuicios. Ese personaje que de alguna forma s que habit en Fijman y que an, a pesar de los aos, habita en m. Esa mezcla entre Fijman y Vicente Zito Lema es este personaje que va contando el mundo y recrendolo. Esa es una novela que espero terminar en un par de meses porque va a ser una de las formas de festejar en noviembre mis 80 aos.

Una cultura socialista

M.H.: Te voy a tirar un anzuelo: Sangre grupo A, factor RH negativo, 34 aos. Doce aos diarios en la bsqueda absurda, castradora e inhumana del sueldo que no alcanza. Dos empleos. Escritor surrealista. Es decir, escritor realista del sur. Vivo en una pieza, hijo de obreros, tengo conciencia de clase, rechazo ser travesti del sistema, esa podrida mquina social que hace que un hombre deje de ser un hombre, obligndolo a tener un despertador en el culo, un infarto en el cuore, una boleta en la cabeza y un candado en la boca.

V.Z.L.: Hermoso. Es uno de los ltimos textos de Roberto Santoro. Un amigo entraable, compaero de lucha, con quien trabajamos en distintos proyectos de arte pero tambin en proyectos polticos y sociales y que tambin, como si fuera poco, compartimos la pasin por Racing y el futbol.

M.H.: Son todos de Racing ustedes. El 1 de julio fue el 45 aniversario de la muerte de Pern que tambin era de Racing.

V.Z.L.: Y Evita era de Racing. Y el Che Guevara y Marx!

M.H.: No me digas!

V.Z.L.: Doy fe. Porque todo lo que pens era tan hermoso que merece ser de Racing. Yo amo mucho a Evita pero tambin amo muchsimo a Marx. Creo que an a quienes no lo leyeron les ha hecho bien.

M.H.: Salvo al Presidente de River, Donofrio, que cuando le nombraban a Marx crea que le hablaban de un jugador de ftbol. Tremendo ignorante.

V.Z.L.: Y es de River. Puedo hacer mi chiste, porque hace algunos aos que River se concentra en ganar y nos ha ganado a nosotros todos los ltimos encuentros que hemos tenido. No salimos de empatar o de perder. Pero bueno, a los compaeros de River, donde tambin hay gente de mi familia no directa, hablo de los compaeros de mis hijas. Amo a todos los que, donde sea que estn ubicados frente al ftbol, tengan esa llamita potente de no aceptar la realidad como es y de querer cambiarla. Pero no solo un querer de ilusin, sino de prctica. El cuerpo en acto.

Y te cuento que estoy muy contento porque ayer estuve todo el da recorriendo espacios muy humildes junto a la gente de La Garganta Poderosa que me llevaron a barrios muy precarios pero con gente muy hermosa.

Estuve en una biblioteca barrial, en un espacio donde no abunda ni la comodidad ni los bienes que mereceran tener para combatir el fro, todo eso escasea, pero a la vez haba un amor por los libros en esa pequea biblioteca que me fui recompensado de haber estado aun con fro en ese lugar.

La gente de La Garganta Poderosa, que eran muchos jvenes periodistas que trabajan en ese hermoso proyecto, de los que iban a venir dos y al final se sumaron como 15, que queran saludar a este viejo poeta. Para m fue hermoso estar con tanta gente joven que trabaja en el periodismo, que escribe, que milita socialmente en los barrios ms humildes de nuestro pas. Fue una experiencia hermosa. Yo no saba que ya tienen en todo el pas prcticamente 80 centros y muchos de ellos como los anarquistas en su tiempo, mi abuelo lo era, as que tengo un amor muy grande por la historia del anarquismo en el mundo; y veo que estos jvenes mantienen la tradicin. Desde donde estn organizan una pequea biblioteca. Es muy hermoso destacarlo en estos tiempos.

M.H.: Quiero volver a Santoro que desapareci un 1 de junio de 1977. Tres hombres de civil secuestraron a Roberto Santoro en la Escuela Nacional Tcnica N 25, Fray Luis Beltrn, donde era preceptor. Santoro no era solo un escritor, un poeta o un periodista, quera sacar la literatura de los intelectuales y llevarla a la calle. Si mi poesa no ayuda a cambiar la sociedad no sirve para nada, deca. Contanos un poco ms de Roberto Santoro.

V.Z.L.: Nos hemos conocido siendo muy jvenes, tendramos 23 aos. Somos del mismo ao.

M.H.: Santoro naci un 17 de abril de 1939 en Buenos Aires.

V.Z.L.: Por eso, yo tambin nac en el 39 nada ms que yo nac en noviembre. Nos conocimos siendo muy jvenes, nuestros primeros grupos fueron la revista Cero y la revista El Barrilete. Despus trabajamos mucho en la publicacin de informes que se hacan cuando pasaban acontecimientos dolorosos desde lo poltico y lo social, y la idea que haba sido de Roberto, era la de organizar lo que llambamos Informes.

M.H.: Participaste del Informe sobre Trelew?

V.Z.L.: S, claro.

M.H.: Inconseguible esa publicacin.

V.Z.L.: Yo la rescat, es parte de los documentos que estn en mi libro Trelew una dulce memoria.

M.H.: No lo saba.

V.Z.L.: Es un libro que sali har unos 4 aos y del que ya se hicieron 3 ediciones y las tres estn agotadas.

M.H.: Agots todo lo que publics. A m me agotaste Luz en la selva.

V.Z.L.: Hay mucha gente joven que se acerca porque quiere conocer a un viejo escritor que todava patea las calles y de ah vienen las cosas. Pero volviendo a Roberto, tambin l organiz una pequea editorial de jvenes poetas. Y quiero contar algo que habla de l.

Cuando quiere editar el primer libro de poesa me viene a hablar para editarme a m, y yo que conozco de estas ediciones humildes porque yo tambin las he hecho, le pregunt quin lo iba a pagar si recin empezbamos la publicacin y era muy difcil contar con un apoyo. Y l me dijo que haba podido juntar unos pesos porque tena un trabajo estable y lo iba a pagar l. Entonces yo le dije que lo ayudaba y le propuse que publicara l algo suyo que todava no lo haba hecho. Pero me dijo que no, que l lo haba decidido, que iba a publicar poemas mos.

Para un poeta sacar sus primeros poemas es un hecho mgico, trascendental y muy potente. Que alguien quiera sacar una primera edicin, humilde pero a la vez profesional, con todas las dificultades que tienen los emprendimientos humildes e independientes, a pesar de eso, elige publicarle a otro.

Ese es un acto donde lo que entendemos por cultura socialista supera totalmente a la cultura del narcisismo, del egosmo, de sentirse uno por encima del otro. Es un ejemplo y por eso lo quiero recordar. Esa coleccin que tendra que haber empezado por l, empez con algo que public de manera fraternal hacia un compaero.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter