Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-07-2019

Controversia medioambiental en Centroamrica
Y Berta se multiplic

Gemma Garca
El peridico de Aragn

Arrecian las protestas en Honduras tres aos despus del asesinato de la activista ecologista


Ceremonia de homenaje a Berta Cceres ante la tumba de la activista hondurea. CARLOS CASTRO

 

Podra haber pasado desapercibido internacionalmente como tantos otros, pero el proyecto hidroelctrico Agua Zarca en el ro Gualcarque (noroeste de Honduras) dio la vuelta al mundo. Por la oposicin de la comunidad afectada de Ro Blanco y por el asesinato, el 2 de marzo del 2016, de la defensora del medio ambiente Berta Cceres, quien un ao antes haba recibido el prestigioso Premio Goldman, conocido como el Nobel verde.

Tres aos despus del crimen y uno desde que el proyecto qued paralizado por la retirada de los financiadores europeos, las heridas y el conflicto siguen abiertos. La familia Cceres todava reclama justicia y la comunidad ha registrado al menos 22 ataques desde entonces. El ltimo se produjo el pasado 16 de julio. La Coordinadora del Consejo Cvico de Organizaciones Populares e Indgenas de Honduras (COPINH) denunci que un grupo de personas haba destruido la cosecha sembrada en tierras afectadas por el proyecto.

Mientras baja hacia sus aguas, sorteando ramas y piedras, Rosalina Domnguez cuenta que el Gualcarque es sagrado porque mantiene un montn de vidas. Su comunidad se sustenta con la siembra de frijoles, pltano, aguacate, caa y sobre todo maz que irriga el ro. Si no hubiramos luchado, se habra privatizado, explica Domnguez. Ahora los barracones del centro de operaciones que instal la empresa hondurea DESA estn abandonados y lo nico que el viento agita son los papeles con los registros que los guardias de seguridad arrojaron tras el portn. Aun as, la posibilidad de que se reactive el proyecto no ha cesado. Tampoco las amenazas. El pasado mes de mayo, la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos alert de que hombres armados advirtieron a Domnguez de que la mataran de la misma manera que a la seora Berta.

Todava perdura el sabor agridulce que dej la sentencia dictada en el 2018 por el asesinato de Cceres. Siete hombres fueron declarados culpables -tres sicarios y otros cuatro vinculados a DESA y al Ejrcito hondureo- y un octavo detenido, el presidente ejecutivo de la empresa, David Castillo, est pendiente de juicio.

Los responsables

Pero la familia y el COPINH reclaman que tambin se juzgue como autores intelectuales a los principales accionistas de la mercantil. Para nosotros los mximos responsables son algunos miembros de la familia Atala Zablah, dice Berta Ziga, hija de Berta Cceres y nueva coordinadora de la organizacin: Ellos forman parte de la oligarqua nacional que apoy el golpe de Estado del 2009 que permiti la concesin de decenas de proyectos hidroelctricos y de extraccin de recursos naturales en el pas.

Muchas de las 47 concesiones que se dieron en Honduras entonces chocaron con la oposicin de las comunidades. Pero ninguna lucha inspir tanto como la de Berta Cceres y el COPINH en Ro Blanco. Pensaron que matando a Berta mataran la lucha, pero Berta fue una semilla que se multiplic, segn afirma Miriam Miranda, coordinadora general de la Organizacin Fraternal Negra Hondurea (OFRANEH). Miranda ha recogido el legado de 27 aos de vida y defensa de los derechos de los pueblos indgenas compartidos con Cceres, convirtindose en la actualidad en una de los mximos referentes de la lucha de los movimientos sociales contra la presidencia de Juan Orlando Hernndez.

Honduras es un polvorn en la actualidad. En los ltimos seis meses, adems de acrecentarse la oposicin a megaproyectos mineros y la consecuente persecucin a lderes comunitarios, como en el caso de Guapinol (cerca de la costa caribea), las protestas contra la privatizacin de la salud y la sanidad han arreciado en Tegucigalpa.

A pesar de que el conflicto ya ha hecho mella en la zona, Rosalina Domnguez, Chico Snchez, Edmunda Gonzlez, Cornelia Domnguez, Paulina Gmez, Pascual Gmez... siguen resistiendo. Antes, todas las comunidades convivamos labrando la tierra. Hoy hay desconfianzas, reconoce Domnguez. Y lamenta que una de las comunidades vecinas que inicialmente se opona al proyecto acab cediendo ante las promesas de la empresa de construir carreteras y mejorar las instalaciones en una escuela.

Precisamente, la hija de Cceres identifica el intento de comprar las comunidades como una de las estrategias utilizadas por las empresas para implementar megaproyectos. Siguen el mismo patrn en todo el pas: crean conflictos intercomunitarios, criminalizan y estigmatizan a la comunidad, judicializan, amenazan a las familias y, si estas no desisten, asesinan, denuncia Ziga.

123 personas asesinadas

De acuerdo con distintas organizaciones internacionales, Honduras es uno de los pases ms peligrosos del mundo para los defensores del medio ambiente. Segn la organizacin Global Witness, desde el 2010 ms de 123 ecologistas han sido asesinados. Entre ellos, Berta. Rosalina Domnguez lamenta que desde que la mataron, ya no vienen tantas comisiones de solidaridad. Dispuesta a asumir todos los riesgos, tiene claro que no van a retroceder. Se lo debe a Berta Cceres: Cada vez que voy al ro, siento que ella anda por ah. Una siente la energa que ella nos da para hablar, para todo, para no tener miedo.

Fuente: https://www.elperiodicodearagon.com/noticias/internacional/berta-multiplico_1375655.html?utm_source=noticias_diario&utm_medium=newsletter&utm_campaign=2019-07-21



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter