Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-07-2019

Breves captulos de la Revolucin de Esmeraldas
Cuatro negros pelagatos (Final)

Juan Montao Escobar
Rebelin

En septiembre de 1852, 19 asamblestas propusieron la abolicin definitiva de la esclavitud en la Repblica del Ecuador y 17 se opusieron. Apenas dos votos de diferencia. Jams fueron las personas esclavizadas causante de desvelos de unos o de otros, ms bien fue la contradiccin entre la produccin del trabajo ilimitado sin jornal y la devolucin de cuerpos para consumir sus mercancas.


La descolonizacin siempre es un fenmeno violento [1] .

Los condenados de la Tierra, Frantz Fanon

Captulo 20

Libertos negros con escasa ciudadana y quimeras socialistas

La burguesa guayaquilea tuvo (an tiene) sus derrengues liberales por razones comerciales, veleidades sociales, arranques temperamentales o porque en las sociedades secretas se ablanda el corazn, por razones dismiles que en otros escenarios seran sorprendentes y difciles de explicar. Jos M. Villamil, masn grado 32, eso equivale a ser miembro del Gran Consistorio. O sea el nivel asociativo comisionado de la moral, el dogma y enseanza de todos los grados para asegurar la permanencia inalterada y eterna de la enseanza del rito [2] . Aquellos que alcanzan este nivel son el poder Ejecutivo y tienen la respetabilidad de ser Venerables Maestros. O tambin Sublime Prncipe del Real Secreto, segn el rito escocs. J. M. Villamil dio largusimas explicaciones morales sobre la esclavitud (o ms preciso, esclavizacin), las razones de costo y beneficio econmico las daban otros. Su yerno, el diputado por Guayas, Francisco Pablo de Ycaza Paredes, la propuso directa y sin evasivas: supresin de la esclavitud. No lo dijeron, pero el cambio fue a creadores de plusvala y consumidores de mercancas. La acumulacin originaria haba llegado a su fin y comenzaba la etapa de la industrializacin del Ecuador. Algo ms de veinte aos de haber sido proclamada la Repblica.

Francisco Xavier Aguirre Abad, tambin diputado, salt en defensa de los esclavizadores y busc lo imposible: conciliar intereses contrapuestos entre los adueados de cuerpos y los dueos de sus propios cuerpos. La encontr al fin por la ley del empate conciliatorio y propuso el Proyecto de Creacin de un Impuesto sobre Testamentaras y a los Capitales. Con la recaudacin que produjera se manumitiran esclavizados, empezando por los de ms edad hasta conseguir, un da por venir, que todos fueran manumitidos. A los posesionarios de personas esclavizadas se les indemnizara segn el recaudo fiscal establecido. El proyecto se convirti en Ley de la Repblica, en mayo de 1 852. El sbado 27 de septiembre de 1852, 19 asamblestas propusieron la abolicin definitiva de la esclavitud en la Repblica del Ecuador y 17 se opusieron. Apenas dos votos de diferencia. Jams fueron las personas esclavizadas causante de desvelos de unos o de otros, ms bien fue la contradiccin entre la produccin del trabajo ilimitado sin jornal y la devolucin de cuerpos para consumir sus mercancas. El mandato se empez a aplicar desde el lunes 6 de marzo de 1854, amarrada a la revolucin marcista.

Los perdedores no se conformaran con el resultado y cada incidente lo atribuan a la maldita ley de manumisin y a las recin llegadas quimeras socialistas. Cuando un esclavizado, en julio de 1852, agarr un arma y mat a su esclavizador para nacer como hombre, segn el posterior enfoque de Frantz Fanon, Gabriel Garca Moreno solt la rabia social de su grupo: digna de un Negro, le har ver el estado de inmoralidad en que se ha puesto el populacho con las sociedades democrticas en que se le ensean las quimeras socialistas [3] . As respondi cuando el ajusticiador argument a su favor los servicios blicos prestados a la Repblica. Desde antes hasta ese da y los que vendran despus, la culpa es de quien decide ser libre, por los medios a su alcance, y no de quien se opone a derechos que igualan a los derechos de progenie.

Hacia 1851, la economa ecuatoriana andaba a tropezones, aunque las exportaciones mejoraban, dos productos se consolidaban: cacao y quinina. Los tenaces cobradores ingleses arreglaron la negociacin de la deuda y se consolid en ms de un milln ochocientas mil libras esterlinas, unos 516 mil se transfirieron a Per para que pagara los apoyos bolivarianos a su independencia y 566 mil en certificados agrarios mediante la cual se concedieron 100 mil cuadras cuadradas de territorio (considerado despoblado), a la Ecuadorian Land Company, en la provincia de Esmeraldas y en el Oriente ecuatoriano, con gente y todo aquello que hallaren. La limitada libertad no alcanz a todos y la abolicin no garantiz ningn derecho igualitario. Dejaron de ser mujer u hombres esclavizados, pero no tenan ciudadana, apenas eran libertos. Solo un peldao por encima de su anterior condicin. Haciendas y minas de Sierra y Costa eran trabajadas por conciertos. El modo de trabajo humano se llam concertaje [4] .

Para el mircoles de Obatal del 24 de septiembre de 1913, eran escasos lo que queran vivir el resto de su existencia como conciertos. Cincuenta y nueve aos despus de la abolicin de la esclavitud, aquella continuaba con infame vigor de engao histrico. Y las palabras demandantes de liberacin inmediata (domingo 18 de febrero de 1816) de Alexander Petion dirigidas a Simn Bolvar (Simn Jos Antonio de la Santsima Trinidad Bolvar Palacios Ponte y Blanco) an eran el ax borroso de una aspiracin.

- Usted conoce, General, mis sentimientos a favor de lo que Ud. tiene empeo en defender y por Ud. personalmente. Ud. debe estar penetrado de cunto deseo ver salir del yugo de la esclavitud los que todava padecen; [5] -escribi Alexander Petion.

Esa salida del yugo de la esclavitud concluy el lunes 14 de diciembre de 1914, a las 10 de la maana, con el ingreso del comandante Federico Lastra a la ciudad de Esmeraldas, con cincuenta cimarrones-montoneros, entre ellos algunos jamaiquinos (no se sabe si algn descendiente de haitianos). El internacionalismo siempre fue cimarrn por sangre y aptitud!

En noviembre de 1916, Alfredo Baquerizo Moreno, presidente de la Repblica, confirm el fin del concertaje, momentos despus de firmar el armisticio definitivo. Casi 400 aos despus de la forzosa trada del primer africano esclavizado a la costa pacfica de lo que despus sera Ecuador y Colombia.

Captulo 21

Los cimarrones no tuvieron quien escribiera sus manifiestos existenciales

 

El daguerrotipo es de noviembre de 1916, de uno de esos das cuando ganaba reposo el encrespado nimo blico y es posible que las calenturas volvieran a estar en las sbanas. Ah posando para la cmara estn nueve guerreros. Uno de ellos es Julio Sixto Mena, los otros se desconocen sus nombres, seis de pie, atrs; y tres sentados, adelante. Entre los sentados, el de la izquierda es el comandante J. S. Mena, no se sabe el grado militar del aquel que ocupa el puesto central ni del de la derecha; algo se entiende: tienen autoridad sobre el grupo. De los parados, uno tiene un nio en los brazos; todos visten para la ocasin, algunos descalzos y otros embotados, seriedad necesaria porque ese momento es para el maana. Trajes de diario y de campaa militar y salvo uno los dems tienen cubierta la cabeza con sombreros o gorras militares. Son del mismo bando o ya no importa el conjunto? Cuntos comenzaron el mircoles 24 de septiembre de 1913?

Despus de la daguerrotipia se dispersaran o se quedaran por estos lugares, volveran al conuco o a la profesin de antes de la guerra, quizs el comandante J. Mena a algn cargo del Gobierno. Estn ah mirando al lente de la cmara, sin otros sentimientos que la perpetuacin pacfica de los rostros, porque ya se apacigua en el cimarronismo personal y colectivo esa singular trinidad (de la guerra) integrada por el odio, la enemistad y la violencia primigenia de su esencia, (). [6]

Unos remontaran los ros para devolverse a sus pueblos que nunca haban dejado de ser recintos de paz, por all solo llegaba las noticias de los triunfos y de los muertos. Tambin de las derrotas. Otros cruzaran la raya (frontera colombo-ecuatoriana), para contar all, a los parientes de all, de viva voz, epopeyas vividas, vistas y peleadas a machete voliao con el desespero de otras contiendas ms antiguas. Los vientos de guerra pasaron por los pueblos rumbo a mar abierto. Desde los barcos ojos ajenos e incrdulos no podan con el verde espeso y enigmtico que debiendo ser palenque de quietud (y lo era) las ansias de oprimir y saquear existencias autorizaba la confusin con emporios violentos. Pero el cimarronismo colectivo cansado de avatares solo quera su solo quera su Il Aiy [7] . Por el tiempo que durara procesar 400 aos de luchas contra todas las formas de opresin inventadas hasta ese da.

Notas:

[1] Los condenados de la Tierra. (2007). Frantz Fanon. Rosario, Argentina, p. 25. Fuente: http://www.elortiba.org/

[2] Wikipedia, edicin del 27 de septiembre de 2018.

[3] La abolicin de la esclavitud en Hispanoamrica y Brasil: nuevos aportes y debates

Historiogrficos, Carlos Aguirre (coordinador), Camila Towsend, Christopher Schimitd-Nowa, Jeffrey Needell, Mara Helena Pereira Toledo-Machado y Barbara Weinstein, documento en pdf, p. 17. Citando a Wilfredo Loor, Cartas de Garca Moreno, Vol. I, p. 252.

[4] Concertaje . Ecuador. Contrato mediante el cual un indgena (o un negro, JME) se obligaba a realizar trabajos agrcolas de manera vitalicia y hereditaria, sin recibir salario o recibindolo mnimo. (Real Academia Espaola Todos los derechos reservados).

[5] Carta del General Alejandro Petin fechada en Puerto Prncipe, el 18 de febrero de 1816, dirigida al

Libertador Simn Bolvar, por la cual le solicita no mencionar su nombre ni el de la Repblica de Hait en

ningn acto. Bolvar y Petin. Trece cartas. 1816-2016. (2015). Repblica Bolivariana de Venezuela. Primera Edicin, p. 23.

[6] De la guerra , Karl von Clausewitz, Editado por LIBRO dot.com, (2002), en pdf, p. 21.

[7] La Casa de Todos, en las claves idiomticas yoruba-americanas.

Enlaces a los captulos anteriores:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=257212

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=257389&titular=cuatro-negros-pelagatos-(ii)-

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=257521&titular=cuatro-negros-pelagatos-(iii)-

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=257736&titular=cuatro-negros-pelagatos-(iv)-

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=258232

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=257992


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter