Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-08-2019

El debate en redes tambin despierta a machitrolls en Cuba

IPS

En los ltimos meses, intensas polmicas sobre violencia de gnero en el pas confirman la persistencia de fuertes percepciones machistas y discriminatorias


El machismo y las concepciones patriarcales siempre han estado ah. Las redes no vinieron a descubrirlos ni iniciarlos, pero s han permitido exponerlos en mayor dimensin.

Si en un espacio pblico hay quienes se contienen de emitir criterios, en debates digitales se muestran a camisa y blusa quitada y defienden, descarnadamente, posturas discriminatorias bien definidas.

Incluso, existen quienes no solo discuten, sino que se vuelven cazadores de post y comentaristas activos para arremeter contra publicaciones, instituciones o personas que defienden posturas inclusivas y de respeto.

Tanto as que casi participan ms en las polmicas que los propios activistas, pasan das comentando y hasta las propias redes, mediante sus algoritmos, los han identificado como fanes por la frecuencia con que interactan con pginas y publicaciones sobre esos temas.

En la mayora de las ocasiones, emiten comentarios machistas, racistas, homofbicos y misginos. Y, con mayor frecuencia, sus argumentos se defienden desde la lectura y la teora ms conservadora, desde una intelectualidad patriarcal que les permite adornar sus criterios.

Este fenmeno global en el que se estrena Cuba, debido a un mejor acceso a Internet, aunque an con limitaciones, ya ha sido abordado por iniciativas como la colombiana Fundacin Karisma, que desde 2015 despliega la campaa Alerta Machitroll para sensibilizar sobre el machismo y la violencia que sufren las mujeres, hasta en los espacios digitales.

Sobre esa base, IPS Cuba brinda cinco tips para identificar cundo estamos en presencia de un machitroll:

  1. Emplea, con facilidad, el trmino feminazi: Los machitrolles usan esta palabra para ridiculizar y minimizar el impacto ideolgico del feminismo. Esgrimen el adjetivo para descalificar a aquellas mujeres que se declaren abiertamente feministas, sean fervientes activistas por la igualdad de gnero o defiendan posturas progresistas. Casi siempre aparecen en momentos fervientes de discusiones digitales y es muy comn que cierren la disputa. Tambin utilizan otras palabras despectivas, como histrica, extremista y loca. De esta forma, intentan desacreditar a quienes debaten contra ideas machistas y emiten fuertes criterios polticos.
  2. Cuestionan la capacidad intelectual de las mujeres: Con asiduidad, los machitrolles cuestionan la capacidad intelectual de aquellas que no estn de acuerdo con su postura. En medio de insultos y ofensas, o desde la postura ms intelectual, suelen dudar y poner en entredicho las referencias tericas que sustentan el discurso feminista. No lo hacen desde los argumentos o el desmontaje de la obra en s, sino desde la imposicin de su propia teora, muchas veces desde bases conservadoras y discriminatorias.
  3. Defienden fuerte preceptos fundamentalistas: Refugiados por las tendencias religiosas ms conservadoras, muchos machitroles estn no solo en contra las teoras de Gnero, sino que propugnan contra derechos humanos como el aborto, el matrimonio igualitario, la decisin sobre la capacidad reproductiva, ente otros. En su discurso, reducen las mltiples teoras y acercamientos a los temas de gnero a la simple frase ideologa de gnero, en un intento por minimizar el alcance de aos y siglo de luchas. Adems, son fuertes defensores de la Ley de Derecho Natural y otras posturas excluyentes.
  4. Revictimizan a quienes han padecido de violencia de gnero: Cuando, especialmente en las redes sociales, hay denuncias de abuso o acoso sexual, se cuestionan constantemente la credibilidad de la vctima y les exigen pruebas contundentes sobre el tema en cuestin. Se les desacredita por sus posturas, sus creencias, sus formas de expresin como formas de vilipendiar la denuncia. Y, cuando menos, les piden detalles del acto violento, hecho que las revictimiza y expone en el escrutinio pblico.
  5. Machitrolles no siempre son hombres: En los actuales debates digitales, los preceptos machistas son defendidos tanto por hombres como por mujeres. En este ltimo caso, existe una nueva tendencia para que algunas expresen que el feminismo es una intromisin no deseada en su vida. Como si ellas no fueran lo que son, gracias a que, aos y siglos atrs, feministas lucharon por ello.
Fuente: http://www.ipscuba.net/espacios/cuba-20/desde-afuera/el-debate-en-redes-tambien-despierta-a-machitrolles-en-cuba/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter