Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-07-2019

Maestros agentes de transformacin?

Lev M. Velzquez Barriga
Rebelin


La cuarta transformacin deba tener su correlato con un proyecto y un marco constitucional en materia educativa que rompiera con el ciclo del neoliberalismo; las y los maestros seran, segn lo planteado en el Artculo 3 reformado, reconocidos como agentes de transformacin, era de suponer que se referan al proceso de instauracin de un nuevo rgimen democrtico; sin embargo, ninguna de las leyes educativas aprobadas o propuestas hasta el momento en el actual gobierno, recuperan las nociones de las izquierdas ni tampoco las experiencias y potencialidades de los profesores como sujetos catalizadores de cambios sociales.

En el sentido comn de las izquierdas, no se entiende como transformacin cualquier acontecimiento que implique modificaciones en la sociedad, la economa, la poltica o la cultura; slo la de aquellos movimientos orgnicos que producen procesos de liberacin: minando las estructuras de poder, rompiendo con las formas de sobre explotacin humana y de la natura o trastocando las mltiples opresiones de clase, raza, lengua y gnero; estos procesos pueden ser pacficos y graduales, pero siempre profundos y emancipadores.

La experiencia y no la teora, nos ha demostrado que los sujetos de transformacin no son uniformes ni estn necesariamente vinculados a la produccin fabril, lo cual no significa que estn exentos de afectaciones y de explotacin en la cadena de produccin capitalista; son agentes de cambio, pero de una composicin compleja: pueden ser obreros, campesinos, indgenas, diversidad sexual, desterrados y desplazados, afectados ambientales, vctimas de la violencia, infotecnopobres, juventudes precarias, estudiantes y por supuesto maestros.

Algunos de los planos de transformacin de estos sujetos son la organizacin de las fbricas y las industrias; la democratizacin de los sindicatos; el gobierno para la autonoma y la comunalidad; las instituciones y la vida pblica para el reconocimiento de la identidad sexodiversa y la horizontalidad de las relaciones de gnero; el territorio y la sustentabilidad ambiental; la paz y la justicia social; la democratizacin de las tecnologas digitales, el derecho a la libre informacin y la comunicacin; la seguridad social y laboral; la educacin pblica y gratuita con un proyecto plurinacional que tenga como principios la vida, la ciudadana democrtica, no los valores y objetivos del mercado.

Los docentes estn atravesados por ms de una de las opresiones; el sindicalismo es apenas un matiz en el caleidoscopio de las luchas magisteriales, es por eso que se despliegan tambin por diferentes planos de transformacin: concejal en Chern, autodefensa en la montaa, locutor de la radio comunitaria en la mixteca, miembro del comit de desaparecidos y presos polticos en Oaxaca, defensor de los derechos de los jubilados y pensionados en Torren, feminista en Chihuahua, ambientalista en Veracruz, activista contra la privatizacin del agua en Sonora y Mexicali, colono en Durango que lucha por la vivienda de los sin techo, comunicador de medios alternativos digitales en Huimanguillo y CDMX, productor orgnico y organizador de mercados populares solidarios en Chiapas; hablo de casos concretos, pero que se replican en distintos lugares porque son representativos de muchos maestros que se asumen en la complejidad del sujeto de transformaciones sustantivas.

No obstante, estos maestros no son los enunciados por las leyes secundarias en puerta, de los agentes de transformacin que fueron conceptualizados en la reforma constitucional no se encuentra ningn rastro de congruencia; en su lugar, hallamos otros que son acotados por el derecho de terceros, la meritocracia y las mediciones. La idea de horizontalidad en el sistema de carrera que sustituira al servicio profesional docente es competitiva e individualista, las posibilidades de la mejora continua de la educacin corren el riesgo de no producir compromisos colectivos que las familias valoran por el impacto que tienen las escuelas en la reconstruccin del tejido social, el desarrollo cultural y deportivo, el mejoramiento de las condiciones alimentarias de los alumnos, la constitucin de las relaciones basadas en los valores y la tica o el desarrollo de aprendizajes socialmente necesarios.

Siguiendo las reglas de la nueva legislacin no hay posibilidades de transformar, de romper la secuencia neoliberal donde la justicia social, la soberana, la vida, la felicidad, la democracia, la ciudana consciente y participativa, la unidad de lo humano en la diversidad como horizontes de la educacin, son reducidas a la visin empresarial de excelencia que pretende esclavizar los logros del aprendizaje en crceles cognitivas de medicin estandarizada y el desarrollo pleno de las cualidades de las personas en las habilidades econmicamente rentables.

Celebro que la transparencia y la rendicin de cuentas sea un eje transversal en las propuestas de leyes educativas secundarias; sin embargo, sin una nocin emancipadora de la transformacin ni de los sujetos histricos, pedaggicos y polticos como agentes para llevarla a cabo, son mnimas las posibilidades de que la Nueva Escuela Mexicana se convierta en el generador de una revolucin cultural, pacfica y profunda que acabe con la corrupcin; pero sobre todo, que acabe con el pensamiento colonial, la subjetividad neoliberal y la relacin de la formacin con la produccin de rentabilidad econmica para una lite a costa de los nios, nias, jvenes y del planeta que habitamos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter