Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-07-2019

Colombia independiente, libre y en paz

Coce-ELN


La polarizacin que sufre Colombia en medio de este aniversario 200 de vida como Repblica qued evidente con la placa que el presidente saliente del Senado dedic al ex presidente Uribe, donde lo califica como ciudadano ejemplar; mientras otros muchos apenas lo ven como el jefe del ala ms violenta de la extrema derecha, que debe responder en 270 procesos judiciales por delitos graves.

La situacin deplorable en que est el sistema poltico, la economa y la sociedad colombianas exige salidas de fondo, que desde la ultraderecha aprecian como una oportunidad para refundar la nacin... Significa esto volver a los principios que dieron origen a la Repblica en 1819? O ms bien, debemos adaptarnos a la situacin actual de la humanidad?

La respuesta a nuestro entender se encuentra en construir una visin comn del nuevo pas que queremos, desarrollada como una solucin poltica del conflicto; que supere el clima de polarizacin que slo contribuye a mantener el empobrecimiento, la exclusin violenta y la guerra como nico destino para Colombia.

Es inobjetable que el pas necesita unas transformaciones para salir del pantano en que est postrado, requiere de concretar unos Cambios Bsicos Urgentes que impulsen la paz y hagan viable a Colombia como nacin.

Varios retos enfrentamos como sociedad, el primero es sacar la violencia de la poltica, otro es ser de verdad una nacin independiente que no viva sometida a ninguna potencia; y un tercer desafo es ejercer la gestin pblica como servicio al pueblo para cuidar los bienes comunes y no como medio de lucro personal.

Las lites gobernantes deben aceptar la voluntad de cambio que crece en el pas y disponerse a cumplir los compromisos y transformaciones que se pacten para la paz, de lo contrario seguirn perpetuando el conflicto y cosechando el repudio de las mayoras nacionales, que quieren pasar la pgina de la guerra y no toleran ms un estado generalizado de saqueo y corrupcin.

La paz hay que lucharla, porque ni Trump ni Uribe la van a conceder por voluntad propia, ambos solamente se van a mover si existe sobre ellos una fuerte presin y movilizacin social.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter