Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-07-2019

Argelia
Vigsimo tercer viernes de movilizacin popular: inagotable

Hacen Ouali
El Watan

Traducido del francs por Alberto Nadal


Venceremos permanezcamos unidos y movilizados, la victoria est al alcance de la mano, grita con genio Louisette Ighil Ahriz en medio de una multitud de jvenes en la emblemtica plaza de Maurice Audin (Argel).

A los 83 aos, la antigua resistente, apoyndose en una muleta, desafa a la enfermedad y al calor de un mes de julio ardiente, galvaniza a las y los manifestantes que la rodean este 23 viernes consecutivo de insurreccin ciudadana. Cmo quiere vd que abandonemos cuando mujeres del talante de esta moudjahida (luchadora por la independencia) salen cada viernes a luchar por la libertad!, afirma un joven manifestante enarbolando una pancarta hostil al rgimen. Esto nos da valenta, energa y ganas de continuar nuestro combate hasta la instauracin de una Argelia libre y digna.

Este ha sido el sentimiento que ha dominado la jornada de revuelta popular de ayer, viernes 26 de julio, que emprende su sexto mes con la misma determinacin que al inicio. Si, en efecto, la movilizacin no es como la de las primeras semanas de la insurreccin, no ha perdido nada de su vigor. Tan incansable como irreductible, el pueblo de los viernes no se deja ganar ni por la duda ni por la incertidumbre.

No se deja distraer por las vacaciones. Estamos liberando al pas de las manos de los tiranos; tendremos toda la vida para descansar, declara una manifestante que no se ha perdido ningn viernes desde el 22 de febrero. Signo de la resistencia que caracteriza la revolucin democrtica en curso en el pas.

Es el gran aliento de la larga marcha hacia la verdadera democracia que resiste la prueba del tiempo, pero sobre todo la prueba de las maniobras politiqueras. A su astucia les oponemos la inteligencia colectiva de un pueblo que se levanta. Frente a los estrechos intereses que la gente del poder defiende, proponemos un ideal de felicidad para toda la nacin, dice discretamente un viejo mientras sube la calle Didouche Mourad que se llena de gente hacia las 15 h.

A grito pelado, las principales consignas hostiles al poder poltico se suceden a medida que las y los insurrectos refuerzan la movilizacin. En medio de la alegra que acompaa a las manifestaciones de los viernes, las y los argelinos entonan Dawla madania, machi askaria (Estado civil y no militar), Poder asesino, El pueblo quiere la independencia, No a las elecciones con las bandas o No a la injerencia de los emiratos. Inevitablemente, las figuras polticas del poder han sido recordadas por las virulentas crticas de los y las manifestantes. Gaid Salah, Bensalah y Bedoui han recibido lo suyo. Se han convertido en los favoritos de las y los manifestantes desde la dimisin de Abdelaziz Buteflika.

El panel rechazado, sus miembros abucheados

Conscientes de lo que est en juego y sobre todo de las maniobras que se realizan en las sombras, las y los argelinos que se manifiestan desmontan las maniobras, prevn los acontecimientos y elaboran respuestas polticas tan pertinentes como contundentes. El viernes de ayer ha estado adaptado a las ltimas evoluciones polticas acontecidas a lo largo de la semana. La oferta de dilogo del poder y la constitucin de un panel [1] , que ha sido recibido anteayer por la presidencia de la Repblica, han sido un planteamiento que ha estimulado a las y los ciudadanos que sienten el deber de pronunciarse.

El rechazo de la nueva oferta envenenada proveniente del palacio inhabitado de El Mouradia no deja lugar a dudas. No al dilogo con las bandas o Decidle a Youns (Karim) que es el pueblo quien decide han resonado con fuerza como para significar el rechazo a la nueva iniciativa del jefe del Estado para emprender un dilogo de cara a la organizacin de unas elecciones presidenciales. As, Karim Youns, antiguo presidente de la Asamblea Nacional (2002-2004) con relaciones con el FLN, figura ya en la lista de personalidades cuestionadas por el movimiento popular.

Las pancartas en las que estaba escrito Karim Youns lrgate han florecido ayer. El panel que dirige ha sido el objetivo de las y los manifestantes. Incluso el economista Smail Lalmas, a pesar de haber participado en todas las manifestaciones desde el 22 de febrero, ha sido violentamente cuestionado.

Fieles a la clebre consigna de Yatnehaw ga3 (largaos todos), distintivo del movimiento popular, inscrita en el frontispicio de la revolucin, las y los argelinos no dejan de insistir en la necesidad de un cambio radical del sistema poltico. Pero tambin y sobre todo en que ese cambio no puede hacerse sin el pueblo y an menos en su contra. El dilogo es una virtud, sin embargo la tica poltica exige transparencia, pero sobre todo la voluntad expresada en los actos y no profesiones de fe.

Por el momento, nada indica que el poder est realmente dispuesto a negociar el cambio del sistema. Las personas que componen el panel en el mejor de los casos son ingenuas y en el peor, cmplices, comenta un antiguo ministro en ruptura con el poder desde finales de los aos 1980. Quieren negociar a espaldas del hirak , fulmina un grupo de manifestantes que ha venido de Boumerds. Difcil encontrar partidarios de los seis recibidos el jueves pasado en la Presidencia.

En suma, el 23 viernes no ha derogado la lnea de conducta que se ha fijado la revolucin democrtica. Mantener la presin, no ceder nada en las cuestiones de fondo y no dejarse arrastrar a luchas marginales.

Y todo ello con alegra, de forma gozosa y amable. La revolucin de la sonrisa se confirma, se enraza, se consolida. Determinados como nunca, las y los argelinos mantienen la direccin. Vivimos un momento increble, histrico y conmovedor.

Cmo pueden no or a este pueblo maravilloso? As y todo, vamos por el buen camino. Esta insurreccin nos ha devuelto el honor y el orgullo, exclama Louns venido, como cada viernes, de la lejana localidad de Mizrana (Tigzirt).

Signo de una conmocin histrica que se ha realizado en el pas desde el brumoso 22 de febrero de la que ha surgido la resurreccin de la nueva Argelia, figura emblemtica del combate democrtico, Djamel Zenati, dividido entre el optimismo de la voluntad y el pesimismo de la razn, estima que este 23 viernes es un viernes memorable. El movimiento ha confirmado el carcter inquebrantable de su determinacin. El poder se empea intilmente en querer mantener el sistema. La transicin es inevitable. Punto seguido.

Nota:

[1] Las seis personalidades que conforman este panel, cuya designacin ha seguido caminos opacos y rocambolescos, fueron recibidas el jueves por el Jefe del Estado. A sus demandas de tomar medidas de apaciguamiento y democratizacin, ste respondi con vagas promesas. Sectores de la oposicin que rechazan unas elecciones presidenciales en las condiciones actuales consideran que este panel de personalidades est reconocido por el poder con vistas a crear unas condiciones mnimas para poderlas llevar a cabo y perpetuar as el sistema. ndt.

Fuente: https://www.elwatan.com/a-la-une/23e-vendredi-de-mobilisation-populaire-inlassable-27-07-2019

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor y Rebelin.org como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter