Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-07-2019

Otros ritmos

David Brooks
La Jornada



Foto
Con movilizaciones masivas repletas de furia y ritmo los puertorriqueos triunfaron en su objetivo de obligar la renuncia de su gobernador, y pusieron el ejemplo de cmo se puede responder a un gobernante mentiroso y racista. La imagen, hace unos das. Foto Ap.

La danza macabra del rgimen estadunidense mantiene su ritmo. Slo en estos ltimos das Trump afirm que el artculo segundo de la Constitucin le otorga el derecho de hacer lo que yo quiera como presidente (falso, obviamente); declar que entre sus opciones para ganar la guerra en Afganistn est una en la que ese pas sera eliminado de la faz de la tierra, y se acabara, literalmente, en 10 das. Pero no quiero proceder por esa ruta, porque no quiero matar a 10 millones de personas. El Departamento de Justicia reactiv la pena de muerte federal por primera vez en 16 aos; su rgimen propone anular la asistencia federal para los que sufren hambre en este pas, y anunci an ms medidas para perseguir y detener a inmigrantes, al tiempo que la Asociacin Estadunidense de Pediatra difunde dibujos hechos por nios inmigrantes en centros de detencin en Estados Unidos donde se autorretratan como figuritas de palo en jaulas.

Y despus de das de su ataque racista contra cuatro diputadas federales progresistas (ninguna de ellas blanca) en respuesta a sus crticas contra su rgimen, ahora incluy en esa ofensiva a otro crtico: Elijah Cummings, diputado federal afroestadunidense por Baltimore, al acusar a su distrito de ser un desastre repugnante infestado de ratas y roedores, donde ningn ser humano deseara vivir, todo porque el legislador se atrevi a denunciar las condiciones de los nios inmigrantes en los centros de detencin.

Pero algunos ritmos de resistencia tambin estn cambiando de tono en la gran disputa por el futuro de esta nacin. Adems de constantes protestas, fragmentadas pero incesantes, contra las polticas del rgimen a lo largo y ancho del pas, ahora hay respuestas que hace poco seran impensables contra un presidente.

Este fin de semana, el Baltimore Sun, uno de los rotativos ms antiguos del pas, respondi al ataque del presidente contra esa entidad con un editorial titulado: Mejor tener unas cuantas ratas que ser una, el cual concluy: le diramos al hombre ms deshonesto que jams ocup la oficina oval, el burln de hroes de guerra, el feliz agarrador de las partes privadas de mujeres, el que perpetra seriales bancarrotas de negocios, el idiota til de Vladimir Putin y el tipo que insisti en que haba gente buena entre asesinos neo-nazis, que an no logra engaar a la mayora de estadunidenses ni los ha hecho creer que es al menos un poco competente para su puesto actual. O de que posee un granito de integridad. Mejor tener unas alimaas que ser una.

Tambin han sucedido respuestas impulsadas por fuerzas divinas juguetonas.

Mientras ofreca un discurso a jvenes republicanos hace unos das, Trump no se dio cuenta de que en una pantalla detrs de l, se proyect una imagen del emblema presidencial, pero tantito modificada: en lugar del guila imperial gringa, estaba un guila con dos cabezas parecida al emblema oficial ruso, y en una de sus garras empuaba unos palos de golf y en el otro un fajo de billetes; en lugar del lema oficial en latn: E pluribus unum deca, en espaol: 45 es un ttere (Trump es el presidente 45 de este pas).

Y de repente se escuchan nuevos ritmos que podran buscar eco aqu. Poco despus de que Trump repiti: soy lo mejor que jams le ha ocurrido a Puerto Rico, y que posee un entendimiento real de la isla como resultado de que l llev un concurso de Miss Universo ah, los boricuas dieron el ejemplo a todos los estadunidenses de cmo podran responder ante un lder corrupto, cnico, mentiroso, homofbico y racista. Con sus movilizaciones masivas incesantes (en parte nutridas por el trabajo de algunos periodistas de investigacin) repletas de furia y ritmo Nueva York y Washington incluidos (https://twitter.com/DavidBegnaud/ status/1153472864395452416) triunfaron en obligar la renuncia de su gobernador el pasado mircoles. Esperan que ste sea slo el inicio de un proceso democratizador.

La hora de hacer ruido aqu en Estados Unidos lleg, recomend la escritora puertorriquea Lilliam Rivera en un artculo en el Washington Post, al sealar esta presidencia inaceptable. Abran las ventanas, saquen las ollas y sartenes y empiecen a hacerlas sonar.

Urgen nuevos ritmos para cambiar la coreografa entre los estadunidenses, y los caribeos les acaban de regalar una buena tonada.

Fuente: http://www.jornada.com.mx/2019/07/29/opinion/025o1mun



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter