Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-07-2019

Separar para reciclar. Las normativas autonmicas se adelantan

Mara Vicente y Carlos Arribas
Ecologistas en accin

La tarea ms urgente para conseguir los objetivos de reciclado de la UE es mejorar los sistemas de recogida selectiva de residuos municipales. Este es el reto para los nuevos consistorios. Varias Comunidades Autnomas ya han puesto en marcha leyes europeas de reciclado.


La tarea ms urgente para conseguir los objetivos de reciclado de la UE es mejorar los sistemas de recogida selectiva de residuos municipales. Este es el reto para los nuevos consistorios. Varias Comunidades Autnomas ya han puesto en marcha leyes europeas de reciclado. Las cifras nos sitan a la cola de Europa en recogida selectiva de basura.

La situacin de la gestin de los residuos municipales en Espaa es claramente deficiente. Segn datos de la Oficina Europea de Estadstica (Eurostat), en 2017 solo el 34 % de los residuos municipales se reciclaron en Espaa, mientras que en Europa la media se situ en el 46 %. El depsito en vertedero ascendi al 54 %. Adems, en ese 34 % se incluye el 15 % de material bioestabilizado, procedente de compostar biorresiduos (los degradables de origen vegetal y animal) recogidos mezclados, que en su mayor parte no se aprovecha (por estar contaminados o mezclados con otros materiales) y que va a parar, finalmente, a los vertederos.

El vertido total en el Estado espaol es de un 69 %, frente al frente al 24 % de la media europea. A partir de 2027, ese material bioestabilizado ya no podr contabilizarse como reciclado, con lo cual en esa fecha descender abruptamente el porcentaje.

La Unin Europea establece como obligacin en sus Directivas para 2020 un reciclaje del 50 % que se incumplir en Espaa y, con toda seguridad, supondr requerimientos y multas. Y para 2025-2035 los objetivos son ms ambiciosos todava. Por ello, es necesario una autntica revolucin en la gestin de los residuos, si no se quiere perder ese tren definitivamente.

La recogida, primer paso

Una de las medidas bsicas a implantar para esa mejora, recomendada por la Comisin Europea en diversos informes, es mejorar la recogida selectiva de los residuos, en especial de los biorresiduos. La recogida selectiva de los biorresiduos, retrasada por los lobbies innumerables veces, ser obligatoria, por fin, en 2024, segn la Directiva Marco de Residuos modificada en mayo de 2018, dentro del paquete de economa circular, aunque varias Comunidades Autnomas, como Navarra, Baleares y la Comunitat Valenciana, ya han adelantado esa fecha y el Ministerio de Transicin Ecolgica est preparando una modificacin de la Ley 22/2011 de Residuos para hacerla obligatoria en los municipios a partir de 2020.

Los sistemas de recogida de los residuos, de estricta competencia municipal, son una pieza esencial en el entramado de la gestin global. Son el primer escaln y los resultados finales dependen de su eficiencia. En el Estado espaol se ha adoptado desde hace aos un sistema de contenedores especficos (verde, azul y amarillo) para vidrio, papel, cartn y envases ligeros, con una participacin voluntaria minoritaria, y un contenedor gris para la basura mezclada (biorresiduos y fraccin resto), masivamente utilizada por la mayora de los ciudadanos. Pero no existe ninguna obligacin legal de separar los residuos en origen. Este sistema es muy poco eficiente, ya que los residuos que no son separados en los hogares tienen una alta probabilidad de acabar en un vertedero. Adems, los contenedores de recogida selectiva no son accesibles para la poblacin en muchas reas.

Sistemas ms eficientes

Los sistemas ms eficientes de recogida de los residuos son dos. Por un lado, el llamado sistema puerta a puerta, que prescinde de la mayora de los contenedores y que obliga a la ciudadana a separar en su hogar los residuos en las diversas fracciones (orgnica, envases, vidrio, papel y resto) y dispone su recogida mediante un calendario semanal. Y por otro, un sistema de contenedores personalizados que identifiquen a las personas. Esto ha demostrado que aumenta la responsabilidad de las personas usuarias al sentirse observadas. La solucin propuesta por algunos municipios es implantar un nuevo contenedor (quinto contenedor o contenedor marrn), pero no personalizado, que est abocada al fracaso, pues la poblacin lo considera como un contenedor ms, y se llena de impropios.

El primer sistema funciona con xito ya en muchas grandes ciudades europeas como Miln, Bruselas, Liubliana, entre otras, y en ms de un centenar de pueblos y ciudades de Catalunya, Navarra y el Pas Vasco. Por ejemplo, el barrio de Sarri, Barcelona, se ha incorporado recientemente a ese sistema que se va a extender progresivamente a toda la ciudad.

En el rea Metropolitana de Barcelona, que agrupa al 43 % de la poblacin de Catalunya, ser obligatorio que cada municipio, antes de 2025, elija el sistema de recogida entre esos dos sistemas o una combinacin de ellos. Tambin en la Comunidad Valenciana se ha establecido la obligacin de la puesta en marcha de uno de esos dos sistemas, en las ciudades de ms de 50.000 habitantes, antes de 2021. Frente al desastre actual, se requiere urgencia y valenta para cambiar la situacin por parte de los municipios, comunidades autnomas, y fuerzas polticas que configurarn los nuevos consistorios a partir del 26 de mayo.

Cambio normativo anticipado

Ante la inoperancia estatal, varias comunidades autnomas se han adelantado y han aprobado leyes y planes de residuos, que incluyen algunas de las determinaciones de la Directiva Marco de Residuos modificada y de la Directiva de plsticos de un solo uso. Es destacable la Ley de Residuos de Baleares 1 que incorpora la obligatoriedad de la recogida selectiva y eficiente de todos los residuos, en especial de la materia orgnica, como el sistema puerta a puerta y sistemas no annimos, el pago por generacin, la promocin del compostaje domstico y comunitario y la prohibicin de la venta, distribucin y uso de diversos objetos hechos de plstico de un solo uso (bolsas, platos, cubiertos, vasos, bandejas). Tambin Baleares abre la puerta a la implantacin de los sistemas de depsito, devolucin y retorno de envases.

La Ley Foral de Residuos de Navarra 2 .establece la obligacin de la recogida selectiva de la materia orgnica de los residuos domsticos y comerciales en 2022. Pone objetivos de reciclado muy ambiciosos para 2027 (75 % en peso), de vertido mximo (25 % en 2027), y prohibiciones para plsticos de un solo uso en 2020 (bolsas, platos, vasos, etc.). Tambin un impuesto al vertido e incineracin de residuos, otra recomendacin de la Comisin Europea 3 que solo existe en Catalunya, Castilla y Len y Extremadura. Y abre la puerta a la implantacin de sistemas de depsito, devolucin y retorno de envases, complementarios a los sistemas colectivos de responsabilidad ampliada del productor (Ecoembes, Ecovidrio) y establece objetivos para la reutilizacin de envases en el sistema Horeca (los que se emplean en hoteles, restaurantes y cafs) y en otros canales de consumo.

Adems, el Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana 4 establece tambin la obligacin de la recogida selectiva de la materia orgnica a partir de enero de 2020, utilizando los sistemas de recogida ms eficientes.

Se implantar de forma parcial el puerta a puerta en municipios de ms de 50.000 habitantes y, en todo caso, sistemas de identificacin de las personas usuarias y el pago por generacin. En esta Comunidad, se establecen prohibiciones de algunos materiales de un solo uso como las cpsulas de caf, platos, vasos, encendedores y mquinas de afeitar, entre otros, a partir de julio de 2021. Aunque este plan abre la puerta a la incineracin de residuos y no es valiente en el desarrollo del Sistema de Depsito, Devolucin y Retorno y la implantacin de impuestos al vertido y la incineracin.

Notas:

1. Ley 8/2019, de 19 de febrero, de residuos y suelos contaminados de las Illes Balears, BOE 13 de abril de 2019

2. Ley Foral 14/2018, de 18 de junio, de Residuos y su Fiscalidad, BOE 29 de junio de 2018

3. Revisin de la aplicacin de la poltica medioambiental, Informe de Espaa, Bruselas, 4.4.2019

4. Decreto 55/2019, de 5 de abril, del Consell, por el que se aprueba la revisin del Plan Integral de Residus de la Comunitat Valenciana, DOGV de 26 de abril de 2019

Mara Vicente, Carlos Arribas. rea de Residuos de Ecologistas en Accin. Revista Ecologista n 100 .

Fuente: https://www.ecologistasenaccion.org/124365/separar-para-reciclar-las-normativas-autonomicas-se-adelantan/

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter