Portada :: Feminismos :: Violencias
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-08-2019

Soledad & Gnero
Las mujeres luchan contra la soledad mejor que los hombres por sus redes slidas de afectos

Cristina Vallejo
https://ctxt.es

La falta de compaa es un problema de salud pblica: se ha vinculado a la enfermedad fsica y mental y al mayor riesgo de mortalidad. Los expertos dicen que ir a ms.


Amelia acompaa a su amiga Mara Victoria al mdico cuanto lo necesita, que cada vez es ms frecuentemente y no tiene a casi nadie que se ocupe de ella. Tambin va a menudo a visitar a la residencia a una prima carnal. El otro da a Amelia le dio mucha pena que esa prima se pusiera a llorar desconsoladamente cuando se despeda de sus antiguas vecinas despus de la misa que se daba en su vieja parroquia por su marido fallecido: no quera volver a la residencia porque est muy lejos de la que siempre fue su casa y all an no tiene confianza con nadie. Amelia no durmi en toda la noche despus de aquello.

Ella an es joven, apenas traspasa los 65 aos, vive con su marido y est bien de salud, pero tiene miedo de quedarse sola porque sus hijas viven lejos. Ve reflejado su futuro en las mujeres a las que acompaa y echa una mano. Confa en que a ella tampoco le dejarn que vaya sola al mdico, en que le traern la compra a casa, como haca ella misma con la viejecita de su bloque impedida tras una mala cada, o la irn a visitar cuando est enferma, como hizo con su mejor amiga, soltera y con poca compaa, que muri de cncer hace unos aos. Esta historia ilustra lo que cuentan los expertos sobre la soledad en general y la femenina en particular.

La soledad se est convirtiendo en un problema social en Espaa y en el mundo, especialmente en el ms desarrollado, afirma el socilogoJuan Dez Nicols. Ello se explica por el incremento de la esperanza de vida, indicador en el que Espaa es el segundo en el mundo, tras Japn; la crisis del modelo de familia tradicional, debido al incremento del nmero de personas que viven solas, especialmente jvenes (que no se casan por razones econmicas pero tambin por el cambio de valores); y por el cambio de hbitat: de vivir en pequeas comunidades en que el individuo estaba protegido y apoyado por la familia y los vecinos, se ha pasado a vivir en grandes centros urbanos y metropolitanos, que ofrecen ms oportunidades vitales, pero que llevan al desarraigo.

Cul es la fotografa de la soledad en Espaa?La tiene la Encuesta Continua de Hogares, del INE, que informa de que en 2018, de los 18 millones y medios de hogares, 4,7 millones eran unipersonales, una cifra superior a la de 2013 en 320 mil. La mayora (casi 2,7 millones) correspondan a menores de 65 aos y los otros 2,037 millones, a personas de 65 o ms aos. En 2018 haba ms hogares unipersonales de mujeres 2,5 millones que de hombres 2,1 millones. Y esta diferencia obedece a lo que ocurre con las personas de 65 o ms aos: en este caso, si hogares masculinos haba 572.000, los femeninos eran 1,465 millones.

Francisco Novo Vzquez, trabajador social de laUnin Democrtica de Pensionistas(UDP), sintetiza: El retrato de la persona en solitario en Espaa corresponde con el de una menor de 65 aos si es hombre y mayor de esa edad si es mujer. Este fenmeno se achaca a la mayor longevidad femenina.

Soledad fsica y emocional

El INE no tiene la foto completa de la soledad. Vivir solo no es lo mismo que estar solo. Alguien puede vivir solo y contar con una red de relaciones abundantes y slidas y otra persona puede vivir en compaa y sentirse desconectada de su entorno.

No se llega a conocer la verdadera incidencia de la soledad con las respuestas a preguntas directas del tipo te sientes solo? o ests solo?. Javier Yanguas, director cientfico delPrograma de Mayores de la Obra Social de La Caixa, aclara por qu: La soledad se disfraza, no hablamos de ella. La gente oculta que est sola porque se siente culpable, o cree que algo habr hecho mal para sentirse o estar as. La soledad se esconde porque avergenza.

Yanguas explica que para estudiar la soledad se analiza la red social de que se dispone: cuntas personas se tienen alrededor, la cercana emocional con ellas y la confianza en que, de surgir un problema grave, se contar con su apoyo. Desde ah se puede profundizar ms y medir la soledad social o el sentimiento de pertenencia a un grupo, y la soledad emocional, que explora los sentimientos de desolacin y la falta de relaciones significativas.

El estudio que realiz la entidad en 2018 revela altos niveles de soledad en todas las edades, tambin entre los jvenes: el 34,4% de los individuos entre 20 y 39 aos presenta soledad emocional y el 26,8%, soledad social. Estos porcentajes se disparan en las personas de ms de 65 aos: el 39,8% sufre soledad emocional y el 29,1%, soledad social. Y se agravan a partir de los 80 aos: el 48% registra soledad emocional y el 34,8%, soledad social. La gente acusa ms la vacuidad de las relaciones que el aislamiento fsico.

Las mujeres expresan ms soledad, pero la sufren menos

En la expresin de la soledad existen diferencias de gnero. Mnica Donio Bellegarde es autora junto a la profesora Sacramento Pinazo deun libro sobre la soledad de las personas mayoresa partir de la tesis doctoral de la primera. Bellegarde afirma que, a primera vista, parece que las mujeres se sienten ms solas que los hombres. Pero ello no implica que sea as. Lo que ocurre es que est socialmente ms aceptado que las mujeres hablen de sus sentimientos.

A la pregunta directa de te sientes solo?, las mujeres tienen menos problemas que los hombres en responder afirmativamente. Si se profundiza con preguntas indirectas o de control, la cuestin se complica. Segn el estudio de La Caixa, mientras la soledad social (sentirse miembro de un grupo) es similar entre las mujeres y los hombres, la soledad emocional (que mide la profundidad de las relaciones) es mayor en ellos que en ellas.

Segn Novo, las mujeres, pese a vivir en mayor soledad que los hombres, se sienten menos solas. Adems, ellas parecen estar ms preparadas para la soledad: El 36,1% de las mujeres mayores de 65 aos que no viven solas piensan que en algn momento lo harn, frente al 29,8% de los hombres. Las mujeres tambin establecen lazos sociales o familiares mayores que los hombres, lo que hace que ellas tengan mayor posibilidad de recurrir a alguien cuando tienen un problema o necesitan consejo o apoyo afectivo.

Novo insina que nuestra sociedad androcntrica y cargada de estereotipos machistas es la responsable de que tengamos la imagen de que las mujeres no tienen capacidad de desarrollo personal y que ello las asla por completo. Aunque desde la ONG Accem, Alberto Garca Cervio recuerda que hay una realidad material que les puede hacer sentir a las mujeres mayores que han perdido su utilidad despus de haber dedicado su vida a los cuidados, primero de sus hijos, despus de sus padres y suegros y finalmente de su marido antes de morir. Quizs es esto lo que est detrs del sentimiento que muestran algunas mujeres y que revela Yanguas: el de vaco existencial, mucho menos prevalente en los hombres.

Yanguas abunda en las diferencias de las relaciones que construyen los hombres y las mujeres: las de los primeros son ms instrumentales (para echar la partida, para ir al ftbol...), las de las segundas son ms relaciones de cuidados, de cercana afectiva y de peticin y prstamo de ayuda. Por ello Yanguas considera que los hombres tienen ms riesgo de aislamiento social.

Desde Accem tambin destacan cmo las mujeres mayores muestran mayor resiliencia y esfuerzos para superar situaciones de soledad y tener un envejecimiento activo, con participacin en actividades o voluntariado. Y ponen de manifiesto cmo las mujeres expresan una mayor preferencia por vivir de forma activa en su casa: Para muchas es un reto y una oportunidad de desarrollar una independencia y autonoma que no tuvieron antes en sus vidas.

La cuestin material... determinante de la soledad?

Cmo influyen en la soledad los recursos econmicos? Para Yanguas, la pobreza genera exclusin: no puedes gastar un euro en un caf en el bar y sientes vergenza porque en tu casa hace fro o no la tienes bien acondicionada y, por ello, no recibes visitas.

Bellegarde recuerda que las variables sociodemogrficas son desfavorables para las mujeres: muchas de las que hoy son mayores no tuvieron la oportunidad de incorporarse al mercado laboral ni de tener una educacin ms all de la bsica y ahora cuentan con menores recursos econmicos. Desde Accem apuntan que esta situacin puede provocar un mayor aislamiento en el envejecimiento de las mujeres.

Por ello, existe la tentacin de considerar que, al igual que la fotografa de la pobreza en Espaa es la de una mujer, la de la soledad podra serlo la de una mujer mayor y pobre. Dez Nicols aclara: El sentimiento de soledad sin recursos econmicos es mayor, ser mujer mayor y pobre puede conducir a una mayor probabilidad de sentir soledad, pero no es ni mucho menos determinante; ello no debe hacernos pensar que los que tienen ms recursos no pueden tambin sentirse solos.

Qu pesa ms?, el gnero, que favorece que las mujeres tengan relaciones de ms calidad, o la situacin material, que ayuda a tener mejores relaciones a quienes tienen ms dinero, es decir, a los hombres? Teresa Lpez, presidenta de Fademur, una organizacin de mujeres del mbito rural, da una posible respuesta: aunque los hombres solos del campo pudieran tener en el pasado una mayor vida social y cuentan ahora con mayores recursos econmicos, puesto que las mujeres en muy pocos casos pudieron cotizar, ellos resuelven lo bsico de su supervivencia con dificultades y tienen menos habilidades sociales que ellas.

Soluciones?

La soledad es un problema de salud pblica: se ha vinculado a la enfermedad fsica y mental y al mayor riesgo de mortalidad. Los expertos coinciden en que la incidencia de la soledad ir a ms porque cada vez se tienen menos hijos y, por tanto, menos hermanos. Adems, cualquier tipo de relacin tiende a ser fugaz y menos profunda. A ello hay que sumar que se presume que cada vez ms gente vivir esa soledad con escasez material, dada la precariedad laboral y la mayor dificultad para acumular derechos con vistas a la jubilacin. As dibujado el panorama, parece que la solucin que se requiere debe tocar muchos palos de las polticas pblicas.

En Reino Unido, en enero de 2018, se cre el Ministerio de la Soledad, que Bellegarde valora porque, ms all de su utilidad prctica, al menos, hace tomar conciencia del problema. Para Yanguas, dada la complejidad de las administraciones espaolas, sera ms idneo que se abordara en el mbito municipal. Y, en este sentido, seala que la soledad tambin es una consecuencia de los procesos de gentrificacin que viven las ciudades, de polticas urbansticas generadoras de aislamiento que hurtan a los vecinos de los servicios de proximidad y de los ambientes donde se reconocan y creaban redes. Aunque Bellegarde da una nota de esperanza: la sociedad se organiza a veces antes de que reaccionen las Administraciones y ya se han construido redes de apoyo mutuo, como la deGrandes Amigos, que funciona en Madrid, Galicia y el Pas Vasco.


Fuente:https://ctxt.es/es/20190724/Politica/27104/Cristina-Vallejo-soledad-mujeres-redes-afectivas-problema-salud-publica.htm?fbclid=IwAR0HwnfySowd2a_fHUqWm385hIc6XB-1-eXaoj8_w1-0wIts2mehaipsdjc

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter