Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-08-2019

Millones de voces contra la matanza de lderes y por la paz

Coce-ELN


Las masivas movilizaciones realizadas en ms de 110 ciudades de Colombia y del mundo indican una mayor sensibilidad frente al asesinato de los lderes sociales, defensores de derechos humanos y del territorio, y de ex combatientes de las FARC.

Las Marchas demuestran tambin un mayor compromiso para cuestionar la inaccin y responsabilidad de las clases dominantes que siguen promoviendo el terror, el paramilitarismo y la violencia contra toda alternativa de cambio.

El pasado mircoles 24 a escasas cuarenta y ocho horas de las Marchas, fue asesinado en Cali, Carlos Alberto Montao Mosquera, otro desmovilizado de FARC, con lo que se elev a 140 el nmero de excombatientes asesinados despus de la firma de los Acuerdos de Paz. El jueves 25 a pocas horas para la jornada de movilizaciones en defensa de los lderes sociales y la paz intentaron matar a Carlos Tovar, uno de los lderes sociales de Buenaventura.

El Gobierno no obstante su responsabilidad en este exterminio hizo gala del mayor cinismo, al enviar a sus funcionarios a infiltrar varias de las Marchas programadas; el mismo Duque cuando lleg fuertemente escoltado a la Plaza del Reloj en Cartagena, fue rechazado y abucheado por el grueso de los manifestantes.

A una semana de cumplir Duque su primer ao de Gobierno crece el descontento por su convivencia con la corrupcin, la matanza de opositores, sus ataques al Proceso de Paz y sus planes econmicos que favorecen a los grandes capitales, mientras asfixian a las mayoras.

Le espera al pas una mayor sujecin a los designios norteamericanos, con la continuidad de la intromisin y la agresin hacia Venezuela, el desarrollo de otra etapa de la fracasada Guerra contra las drogas y su fumigacin con Glifosato, bajo la amenaza que hace Trump de descertificar al pas y aplicarle sanciones econmicas si no acata sus dictados.

En Colombia sigue la resistencia y la protesta contra el Gobierno, oposicin que el rgimen quiere sofocar por medio del terror que paraliza, por esto en muchas ciudades estn multiplicando la cruel prctica de los descuartizamientos y decapitaciones como mecanismo de intimidacin a la sociedad; como una forma de llevar a la ciudadana a que pida y acepte una mayor militarizacin de la vida del pas.

Las mayoras que siguen creciendo por la paz y los cambios, denuncia el uso del terror por parte de fuerzas estatales y paraestatales justificado por los discursos de la ultra derecha violenta.

Ante el belicismo de Trump y Uribe slo queda la confluencia del campo popular y los demcratas, que los obligue a entender que lo que vuelve viable a Colombia son las soluciones polticas y un Proceso de Paz con cambios, ruta que sigue creciendo con la movilizacin decidida de la mayora de las colombianas y colombianos.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter