Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-08-2019

Criminalizacin de la lucha, asesinatos e impunidad
La otra cara de las elecciones en Guatemala

Giorgio Trucchi
LINyM


Jorge Cuc Cucul, de 77 aos, fue asesinado a machetazos el pasado 25 de julio mientras se encontraba trabajando en su milpa. Cuc era presidente de la directiva local del Comit de Desarrollo Campesino (Codeca) en la aldea Paracaidista, Livingston.

Con l ya suman 14 los dirigentes del movimiento indgena campesino asesinados en poco ms de un ao. El primero de ellos fue Luis Marroqun, miembro de la directiva nacional de Codeca. Fue ultimado de nueve balazos a inicios de mayo del ao pasado. La camioneta donde se transportaban los matones perteneca a Jos Manuel Mndez Alonzo, alcalde de San Pedro Pinula, aliado del presidente Jimmy Morales. Todo qued en el olvido.

Ninguno de estos asesinatos fue esclarecido. La impunidad reina soberana y la justicia tiene una doble vara de medir.

De acuerdo con el ms reciente informe de la organizacin britnica Global Witness Enemigos del Estado? [1], en el ltimo ao en Guatemala los asesinatos de personas defensoras de la tierra y los bienes comunes quintuplicaron, pasando de 3 en 2017 a 16 en 2018. El pas centroamericano se convirti en el ms letal en trminos de asesinatos per cpita.

Movimientos sociales y populares bajo ataque

El hostigamiento y los ataques contra miembros de Codeca fueron multiplicndose a medida que el movimiento avanzaba con el proceso organizativo comunitario a nivel nacional. La decisin de crear un instrumento poltico partidario que surgiese del movimiento indgena y campesino - el Movimiento para la Liberacin de los Pueblos (MLP) - agudiz la represin.

A esta altura ha quedado claramente demostrado que el asesinato de compaeros y compaeras persigue el objetivo de frenar una lucha que ya no es slo para garantizar derechos, sino para generar cambios estructurales en el modelo neoliberal, mediante un proceso de asamblea constituyente popular y plurinacional, dijo Leiria Vay Garca, miembro del Consejo de Direccin Poltica del Codeca.

Esta propuesta impulsada desde las comunidades gener la reaccin violenta de la oligarqua guatemalteca. Comenzaron las campaas de estigmatizacin, la persecucin y criminalizacin de la protesta, las detenciones, el uso y abuso de los rganos impartidores de justicia para frenar la lucha.

Como no pudieron acabar con nuestro trabajo comunitario optaron por subir los niveles de represin. Entre mayo de 2018 y julio de 2019 asesinaron a 14 compaeros y compaeras. Todos eran lderes y dirigentes comunitarios de Codeca, y en su mayora estaban apoyando el trabajo organizativo del MLP, explic Vay Garca.

Criminalizacin y asesinatos

Uno de los resultados ms interesantes de las elecciones del pasado 16 de junio fue el desempeo de la candidata del MLP, Thelma Cabrera, quien pese a los innumerables obstculos puestos al partido y a su candidatura, obtuvo el 10.4% de las preferencias y casi medio milln de votos, posicionndose en cuarto lugar, muy cerca de los contendientes que la precedieron [2].

Pese a la gran cantidad de votos, el brazo poltico del Codeca no consigui ninguna alcalda y obtuvo slo una diputacin. Tanto Cabrera como el partido denunciaron el burdo fraude electoral y desconocieron los resultados oficiales.

Por ms que nos obstaculizaban, ms intensificbamos el trabajo comunitario para dar a conocer nuestra propuesta poltica. El ptimo desempeo que tuvimos ha generado nuevos temores en la oligarqua. Por esto comenzaron a asesinarnos.

Ellos estn preocupados -continu la dirigente de Codeca- y van a hacer todo lo que est a su alcance para generar terror y zozobra en las comunidades. Quieren frenar este proceso y detener nuestra lucha.

Segunda vuelta

El 11 de agosto, Sandra Torres (Unidad Nacional de la Esperanza - UNE) y Alejandro Giammattei (Vamos) se enfrentarn en una segunda vuelta para definir quin ser el presidente de Guatemala para los prximos cuatro aos.

Codeca y MLP coinciden en decir que son ms de lo mismo. Tanto Torres como Giammattei ya estn en el poder, tienen diputados y ambos partidos han participado de manera directa en la corrupcin y la represin contra personas defensoras de derechos humanos en Guatemala.

Es el mismo pacto de corruptos que se auto alimenta y se auto protege, asegura Vay Garca. Para la segunda vuelta, Codeca y MLP llaman a su base a no legitimar con el voto este proceso fraudulento. La denuncia del fraude y la decisin de no prestarnos a legitimar esta segunda vuelta electoral les preocupa mucho a la oligarqua y a los integrantes del pacto de corruptos.

En las comunidades hay mucho temor porque estn viendo cmo asesinan a sus lderes, criminalizan y estigmatizan la lucha, arrecian la persecucin.

No vamos a parar este proceso, no nos vamos a dejar amedrentar y prximamente estaremos llamando a un paro nacional. Esto no termina!, concluy.

Notas

[1] https://www.globalwitness.org/documents/19767/Enemigos_del_Estado.pdf

[2] https://nicaraguaymasespanol.blogspot.com/2019/06/guatemala-elecciones-y-fraude.html

Fuente: LINyM

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter