Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-08-2019

Rosario Castellanos, escribir para existir

Rafael Calero Palma
Rebelin


He terminado estos das de leer La frontera, la novela ms reciente del escritor norteamericano Don Winslow, tercera y ltima parte de la triloga sobre el mundo del narcotrfico en los Estados Unidos y Mxico, y que completan dos grandsimas novelas anteriores: El poder del perro y El crtel. Traigo esto a colacin porque en las pginas de La frontera me top de bruces con esta frase de la escritora mexicana Rosario Castellanos: La muerte ser la prueba de que hemos vivido. La hermosa y certera frase est extrada de uno de los libros ms populares de la poeta, dramaturga, novelista y ensayista mexicana, su obra de teatro El eterno femenino.

Quiero aprovechar esta tribuna para reivindicar la figura de esta extraordinaria mujer, una de las grandes intelectuales de Amrica, de todas las Amricas que son y han sido, las de habla hispana, las de habla inglesa, las de habla francesa y aquellas donde se hablan idiomas nativos del continente. Castellanos fue una gran pionera de las luchas de la mujer no slo contra la discriminacin de gnero, sino contra cualquier tipo de discriminacin: la de raza, la de clase, etc. Una persona inteligente y combativa que hizo de la cultura su caballo de batalla. No en vano, hasta el Subcomandante Marcos ha alabado, en ms de una ocasin, su obra y su compromiso con los indgenas chiapanecos.

Rosario Castellanos Figueroa naci el 25 de mayo de 1925, en Ciudad de Mxico, aunque fue en el sur del pas, en el estado de Chiapas, entre la comunidad indgena, donde se cri y donde vivi de primersima mano las injusticias de todo tipo. Tal vez por eso siempre levant la voz contra ellas. En una ocasin, Jos Saramago dijo de ella "que supo contar las vicisitudes de los indios y las tropelas de los blancos". Si Chiapas es uno de los estados ms pobres de Mxico hoy en da, ya nos podemos imaginar cmo era hace noventa aos. La poeta sola decir que en Chiapas la humillacin es un hbito. Y no andaba errada.

Y tampoco es complicado imaginar cmo deba ser, en aquel lugar y en aquel momento, la vida de una mujer. Ser mujer en Chiapas cuando Rosario era joven equivala prcticamente a no ser nada, o tal vez, a algo an peor: ser la propiedad de un hombre. Las mujeres chiapanecas de esa poca carecan de cualquier tipo de derecho algo que, por otra parte, no era exclusivo de Mxico: ocurra prcticamente en cualquier parte del mundo. La mujer indigena, por la sola condicin de serlo, estaba sometida a una triple discriminacin: por mujer, por indgena y por pobre. Esto fue algo que dej una profunda huella en la futura escritora y contra lo que levant su voz durante toda su carrera. Su obra est impregnada de ese sentimiento de rebelda y de lucha contra la opresin patriarcal absolutamente despreciable que viva la mujer mexicana en aquel momento.

Dos acontecimientos relacionados con la muerte marcaron a fuego la vida de esta mujer. Cuando era nia, la muerte de su hermano menor, la traumatiz de una manera inimaginable. Algunos aos ms tarde, cuando ya era adolescente, Rosario Castellanos qued muy pronto hurfana de padre y madre. Sin embargo, estos hechos no supusieron un impedimento para que la joven pudiera estudiar Filosofa y se convirtiera en la primera mujer escritora de Chiapas. Su gran capacidad intelectual le permiti estudiar y dar clases en distintas partes del mundo, incluidos Espaa y los Estados Unidos, entre otros lugares.

Castellanos fue una escritora prolija y muy verstil que domin diversos gneros literarios. No obstante, si tuviramos que elegir una de sus facetas, por suerte, no hemos de hacerlo nos quedaramos con su poesa. A lo largo de su corta vida, public once colecciones de poesa: Trayectoria del polvo , 1948; Apuntes para una declaracin de fe, 1948; De la vigilia estril, 1950; El rescate del mundo, 1952;Presentacin al templo: poemas, 1952; Poemas (1953-1955), 1957; Al pie de la letra, 1959; Salom y Judith: poemas dramticos, 1959; Lvida luz, 1960; Materia memorable, 1960; Poesa no eres t: obra potica, 1948-1971, 1972. Este ltimo volumen recoge su obra potica completa.

En opinin de Carlos Monsivis, la poesa de Castellanos es una poesa admirable, despojada de cualquier velo retrico, directa, crtica una poesa claramente autobiogrfica, pero no poesa confesional. Los temas preferidos de la autora son el amor en sus diferentes facetas y el desamor, la soledad, la nostalgia, la desilusin por los anhelos no cumplidos, su propia situacin como mujer con respecto al mundo que la rodea. Todo ello salpicado de lo que podramos denominar lo poltico, que, para ella, supona una manera de estar en el mundo.

Rosario Castellanos fue una escritora todoterreno. Adems de poeta, tambin fue una destacada novelista, ensayista, dramaturga y articulista. A lo largo de su carrera escribi tres novelas: Baln Cann (1957), Oficio de tinieblas (1962) y Rito de iniciacin (Edicin pstuma, 1996). Tambin escribi diversos ensayos, como por ejemplo: Sobre cultura femenina (1950), La novela mexicana contempornea y su valor testimonial (1960), Mujer que sabe latn (1973), El mar y sus pescaditos (Edicin pstuma, 1975) o Declaracin de fe. Reflexiones sobre la situacin de la mujer en Mxico (Edicin pstuma, 1997). Como escritora de cuentos, public: Ciudad Real (1960), Los convidados de agosto (1964) y lbum de familia (1971). En estos libros llev a cabo una profunda reflexin sobre la relacin del pueblo indgena con la mayora blanca que domina la sociedad mexicana y, al mismo tiempo, la del hombre con la mujer. Son libros de un marcado carcter social donde el dominio del vocabulario por parte de la autora es apabullante. Esa es sin duda una de sus grandes aportaciones al mundo de la literatura.

Como ya hemos sealado, Rosario Castellanos fue una pionera en el mbito del feminismo mexicano y, por extensin, del hispanoamericano. Como seala Marta Lamas en un artculo titulado Rosario Castellanos, feminista en sus propias palabras, (muy recomendable y muy clarificador) la autora mexicana escribe mucho sobre mujeres, sobre sus emociones, sobre cmo viven el amor, el matrimonio, la maternidad, la soledad. No resulta descabellado sealar que la escritora sita en el centro de su escritura la mdula espinar del pensamiento feminista. A partir de planteamientos previos, Castellanos va a crear una obra absolutamente original, moderna y crtica, intentando, en todo momento, escapar de lo que se supona que eran los cnones de la literatura femenina de la poca. Y, que a nadie le quepa ninguna duda, consiguindolo. El feminismo es un tema transversal en la rica obra de esta escritora. Su poesa, sus novelas, su teatro, se empapan de l. Sin embargo, son sus numerosos artculos periodsticos (ms de quinientos en el ltimo recuento llevado a cabo por la estudiosa de su obra Andrea Reyes, quien se ha encargado adems de editarlos en tres magnficos volmenes titulados Mujer de palabras. Artculos rescatados de Rosario Castellanos, Tomo I, II y III ) donde da rienda suelta a su compromiso feminista. En cualquier caso, debemos sealar que las armas ms importantes de Rosario Castellanos para afrontar tan espinoso y delicado tema no son otras que una audaz irona y una tremenda lucidez. El pensamiento feminista de la escritora mexicana queda sintetizado magistralmente por Marta Lamas en el artculo citado ms arriba. Escribe Lamas:

Castellanos rechaza el victimismo, reivindica la necesidad de terminar con la autocomplacencia femenina y propone que las mujeres se responsabilicen de sus vidas, madurando y puliendo ideas que todava hoy en da tienen vigencia y radicalidad notables.

En 2018, la directora de cine mexicana Natalia Beristin llev a la gran pantalla la relacin tumultuosa que la poeta mantuvo durante mucho tiempo con su esposo, el filsofo Ricardo Guerra, con quien tuvo un hijo llamado Gabriel, protagonista de alguno de sus poemas ms memorables. La pelcula, titulada Los adioses, se centra en dos momentos concretos de la vida de Rosario: durante su etapa como estudiante en la universidad y cuando ya es una escritora consagrada en el mundo de las letras mexicanas. Para la directora de cine adentrarse en el universo de la escritora ha supuesto todo un hallazgo. As lo contaba en una entrevista en el diario El Pas:

Descubr a una mujer sin un parangn en cuanto a su brillantez, su lucidez y su vanguardismo de pensamiento. Pero adems una mujer con la que poda conectar muy en lo ntimo, una mujer contradictoria, falible, frgil, insegura, divertida, con un sentido del humor muy peculiar, alguien con quien poda entenderme.

Y durante este mismo ao, la novelista Rebeca Orozco ha publicado la novela El aire en que se crece, (ttulo sacado de un verso del poema Monlogo en la celda, de Castellanos), una biografa donde se da cuenta de los momentos vitales ms importantes de la escritora mexicana. Quise, con ese experimento narrativo, rendir un homenaje con su presencia y sus versos, unida mi voz con la suya. Ese fue mi concepto al escribir esta novela, ha dicho Orozco sobre su libro.

Rosario Castellanos muri el da siete de agosto de 1974, cuando an no haba cumplido ni siquiera cincuenta aos. Su muerte se debi a un accidente domstico estpido. Al enchufar una lmpara recibi una descarga elctrica que termin con su vida. Esto ocurri en Tel Aviv, donde haba sido destinada como embajadora de su pas. Aquel da se trunc para siempre una de las carreras literarias ms slidas de la literatura hispanoamericana, cuando lo mejor, con toda seguridad, an estaba por llegar. Haba ganado los ms importantes premios literarios de Mxico y probablemente, de no haber muerto tan joven, hubiera aspirado al Nobel. Su compatriota el poeta Jos Emilio Pacheco recomienda: Que lean sus libros quienes no han tenido acceso a ellos y los relean quienes los conocieron.

Quiero acabar este humilde homenaje con estos versos que escribi en su poema Entrevista de prensa de su libro Poesa no eres t, en el que da su principal razn para escribir:

 

Pregunta el reportero, con la sagacidad
que le da la destreza de su oficio:
por qu y para qu escribe?

Pero, seor, es obvio. Porque alguien
(cuando yo era pequea)
dijo que la gente como yo no existe.
 


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter