Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-08-2019

Auge de la mentira como verdad objetiva

Luis E. Sabini Fernndez
Rebelin


Nota previa

El abordaje que aqu presento fue hecho desconociendo los alcances institucionales y organizacionales de la red verificado.uy. Indudablemente amplios.

Lo que presento adquiere, impensadamente, una gravedad mayor puesto que, de acuerdo con mi punto de vista, la falta de lgica, los recursos formales para invalidar ciertas crticas, adquieren aun mayor gravedad, por la amplitud de su alcance.

Algo que sealo en la nota, una presunta representantividad presentada como amplsima ha resultado equivocado, por cuanto verificado.uy tendra esa amplsima representatividad.

Lo que queda en pie, en cambio, es el anlisis del comunicado: sostener que no hay despojo, por ejemplo, a la patria potestad, y a rengln seguido confundirla con una apropiacin judicial de decisiones sobre menores.

Dado que la nota no slo tiene el auspicio de todas las universidades existentes en el Uruguay, de buena parte de la estructura meditica del pas y de una serie de instituciones nacionales y extranjeras muy relevantes, entiendo que es importante radicar el texto por m analizado entre quienes figuran como autores y/o editores. Esta nota, entonces, alude al texto escrito por Brurno Scelza, Juan I. Berro y Albano Bello. Que habra contado con la edicin de Ana Matyszczyk, Nausicaa Palomeque y Ana L. Prez. Titulado Es falso que los menores de edad pueden cambiar de sexo sin autorizacin de sus padres.

 

Con la irrupcin electrnica y meditica de los trolls, se ha generalizado una modalidad canalla que ya era caracterstica en la prensa escrita, oral y televisiva, pero que parece ahora arreciar.

Me refiero a la modalidad de negar lo evidente, pero hacindolo con pretensin documental.

Ante la fiebre meditica en que nos encontramos, cierto periodismo crtico y/o de investigacin ha ido montando, afortunadamente y como expresin de resistencia, sitios como wikileaks o chequeado.com para desentraar escamoteos o analizar fake news. A la vez, surgen sitios dedicados a propagar determinados mensajes, por ejemplo la revolucin de gnero, pero no bajo bandera militante, tradicional, aquella por la cual los socialistas defienden ideas socialistas, los conservadores ideas conservadoras, los veganos ideas veganas, sino ubicndose en un lugar supuestamente neutral y objetivo desde el cual se presume que desmontan mentiras.

Dos rasgos caractersticos: el ya anunciado de control e invocada objetividad y otro; una presunta representatividad presentada como amplsima.

Tal parece ser el caso de Verificado.uy, un sitio-e uruguayo que se presenta como compuesto por una coalicin muy amplia de medios de comunicacin, que abarcan desde los ms tradicionales de la derecha democrtica hasta expresiones de un progresismo fuerte y de medios crticos; que cuenta tambin con el apoyo o auspicio de las cuatro universidades que actan hoy en nuestro pas (la de la Repblica −la nica pblica−, la de Montevideo, de origen hispano, la Universidad Catlica del Uruguay, de digna actuacin durante la dictadura, 1973-1985 y la ORT, del Estado de Israel). Cuenta adems con apoyo de organizaciones de la sociedad civil tanto del pas como ajenas, como la britnica First Draft (tramitando al parecer su establecimiento en EE.UU.)

Es tanta su representatiivad que bien podramos decir que algo que representa a todo, no representa a nadie (salvo, obviamente, a s mismo).

Para afrontar el problema de la desinformacin, como reza entre sus objetivos.

Vayamos a su comunicado del 25 julio ppdo. Una suerte de comunicado, apodctico: Es falso que los menores de edad puedan cambiar de sexo sin autorizacin de sus padres. Verificado.uy nos est advirtiendo que no hay cambio de sexo (o de gnero?) sin autorizacin de sus padres.

Bien, vayamos buscando las pruebas que dicen esgrimir.

A mediados de ese mismo mes, quienes estn tratando de juntar firmas para derogar la Ley Integral de Personas Trans, aprobada por el Poder Legislativo uruguayo en octubre de 2018, habran sostenido que la ley en cuestin elimina la patria potestad y en general el derecho y la obligacin de los padres a resolver lo mejor para sus hijos menores de edad.

Verificado.uy niega esa preocupacin. Cita el comunicado crtico a la ley aprobada: que el artculo 6 de la norma permite el cambio de sexo y de nombre en documentos identificatorios a menores, stos an sin consentimiento de sus padres [sic], violando el instituto de la patria potestad reconocido por nuestro ordenamiento jurdico. Pero esta afirmacin es inexacta.

Lo que el artculo precisa es que en el caso de que los menores de edad no cuenten con el aval de sus representantes legales, se debe recurrir a los artculos 110 del Cdigo Civil, al 404 del Cdigo General del Proceso y a los artculos 8 y 11 bis de la ley 17.823. En ellos se detalla el procedimiento que debe transitar el interesado para que un juez sea quien defina los pasos a seguir. La Justicia es, en ltima instancia, la encargada de aprobar o denegar el cambio de sexo y/o nombre. . Hasta aqu, la cita de los citantes.

Acaso los padres son los que deciden? No, los jueces, lo acaban de decir ellos! Queda claro que los progenitores pierden el derecho a la patria potestad, pese a la aserveracin en contrario. Porque lo que ahora necesita el menor que ha encontrado atractivo o de onda un cambio de sexo, ups, perdn, de gnero, es un juez sensible a su demanda.

Por la misma razn por la cual hoy, a los refractarios a la fiebre de gnero se les hace casi imposible ejercer el derecho democrtico de plebiscitar esa ley, porque es casi imposible alcanzar el 25% del electorado, para colmo en poco tiempo, a los progenitores se les har difcil enfrentar dicha ley.

As como la ley de gnero sali fcilmente aprobada por 62 legisladores, tan sensibles a las presiones que no llevan el calificativo de presiones, los jueces van a ceder, en la mayora de los casos, a clamores populares, de defensa de la identidad, de defensa de derechos individuales a decidir sobre mi cuerpo y otras consignas hoy muy actuales.

Toda una fraseologa que parece ampliar nuestra libertad. Y que en realidad es solo una afirmacin narcisista en una sociedad con una galopante crisis de vnculos, cada vez ms cibernticos, que van haciendo cada vez ms arduo tener vinculaciones directas. Como son, o han sido, por ejemplo, a lo largo de la historia, la pareja humana, el amor a los hijos.

Como acabamos de verificar, Verificado.uy no trepida en negar crticas sin embargo pertinentes y procura hacerlo mediante enunciados demoledores y definitivos.

No es la nica cita tramposa. El comunicado comienza citando un texto aparecido en Facebook el 13 jul 2019: afirma que la Ley Integral para las Personas Trans autoriza a los menores de edad a iniciar procedimientos quirrgicos para cambiar su sexo biolgico de forma gratuita y sin el aval de sus padres, y les otorga, adems, la libertad para modificar su nombre. Esta informacin, que hasta el martes 23 fue compartida ms de 1500 veces, es falsa.

Ms abajo, martilla con el mismo argumento:

Comenta: que el artculo 21 de la norma habilita intervenciones quirrgicas de cambio de sexo a menores de edad. Eso es falso. La ley es inequvoca: Para que las personas menores de dieciocho aos accedan a intervenciones quirrgicas genitales irreversibles con el fin de adecuar su cuerpo a su identidad de gnero, la autorizacin o la anuencia de los representantes legales ser de precepto, dice su articulado.

El trmino precepto significa, segn la Real Academia Espaola, mandato u orden que el superior hace observar y guardar al inferior o sbdito [vocabulario ideolgicamente llamativo ]. Por lo tanto, es obligatorio e imprescindible que el menor que desee operarse el sexo cuente con el consentimiento de sus padres o responsables legales.

Estamos ante la misma estratagema: si los padres se niegan, el menor puede recurrir al juez. Que, dados los vientos dominantes tender mucho ms a conceder que a negar los avances de gnero.

Vemos que lo que es falso es el enunciado de que el menor depende de sus progenitores cuando la Ley Trans los hace depender de jueces.

Verificado.uy resuella por la herida por otra formulacin de los crticos a la ley de marras: la ley prioriza el acceso a la educacin, cultura, empleo, becas, viviendas, entre otros a un sector de la sociedad [trans] en detrimento de otros que tambin son vulnerables. Esta afirmacin no es chequeable.

Considerar que una norma beneficia a un sector de la poblacin sobre otro es un concepto sujeto a la interpretacin del autor del posteo. Objetivamente, esa afirmacin no se expresa en ningn punto de la ley trans. Idntica cuestin ocurre con el uso del trmino vulnerables .

Por qu dicen los crticos a la Ley Integral de Personas Trans que se les da prioridad a dichas personas en detrimento de otras? Por una sencilla razn: porque dicha ley asegura porcentajes, cupos en distintas reas, laborales, por ejemplo, para personas trans. El clculo en sencillo: si una poblacin X constituye, digamos, el 1% de la poblacin general y el cupo asignado para la poblacin X es del 2%, entonces hay un doble de prioridad de acceso para dicho grupo en detrimento de otros.

Significativamente, Verificado.uy parrafea sobre el tema pero no cita el texto de la ley. Habla de subjetividades, pero no menciona los porcentajes.

Verificado.uy emplea el mismo mtodo para negar que la ley otorgue gratuidad a los tratamientos de hormonizacin, quirrgicos y los consiguientes maltratos corporales, pero veamos: el artculo nunca establece la gratuidad de esos procesos, sino que se afirma que toda persona trans tiene derecho a una atencin integral para adecuar su cuerpo a su identidad de gnero, conforme a los postulados que se determinan en el artculo 45 de la ley que dio creacin al Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), en 2007.

El texto de Verificado.uy prosigue: El Ministerio de Salud Pblica (MSP) es el encargado de definir cules son los tratamientos que los prestadores de salud estn obligados a ofrecer de manera gratuita [negritas nuestras]. No es necesaria ninguna ley adicional para que el ministerio defina nuevas prestaciones bsicas que las mutualistas y servicios de salud deben brindar sin costo a sus usuarios. Por lo tanto, la Ley Trans no define la gratuidad de los tratamientos. El que s lo hace es el Ministerio de Salud Pblica a travs de la ley que cre el Sistema Nacional Integrado de Salud.

En qu quedamos? Hay gratuidad? Y la hay. Por qu se la niega cuando la ley en cuestin ha establecido nuevas causas de tratamiento?

En resumen, vemos llegar una oleada militante con la voz de combate de que no son militantes, presentndose como administradores de la verdad; en suma, nuestros salvadores.

Como dice un viejo adagio: dios nos salve de los salvadores, porque aqu los salvados son los nicos crucificados y los salvadores, los nicos que se salvan. Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE


Blog del autor: https://revistafuturos.noblogs.org/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter