Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-08-2019

Con Ivn Duque, Colombia vivi el ao del cangrejo

Fernando Alexis Jimnez
Rebelin


A pocos das de cumplir su primer ao en la Presidencia, el panorama para la celebracin del 7 de agosto luce ensombrecido y en el imaginario de los colombianos, lo que se est viviendo, es el ao del cangrejo. En otras palabras, caminando hacia atrs. Esa es la percepcin generalizada. La comparten 67 de cada 100 nacionales.

Los escndalos de corrupcin en varias instituciones, entre ellas el Ejrcito; el aumento del asesinato de lderes sociales y defensores de derechos humanos (ms de 400 en el ltimo ao); una inflacin galopante a pesar de las cifras maquilladas del Departamento Administrativo Nacional de Estadsticas (DANE), y el crecimiento del desempleo, que se ubica hoy en el 9,4%, son los ingredientes para que millares de personas experimenten desesperanza. Por eso, al ser encuestados, reflejaron su percepcin de que Duque perdi el norte y que Colombia avanza cada vez de mal en peor.

En lo que s es hbil, es en el manejo de su imagen pblica. A costa del erario de los colombianos se convirti en el presidente viajero. Vende la imagen de un paraso y de l, como el nuevo mesas. Ha realizado 19 recorridos internacionales desde que asumi las riendas del pas. Hay quienes aseguran, con sobrada razn, que tiene un rcord mayor que el Papa Francisco.

Crece desaprobacin

A pocos meses de que asumiera el poder, la firma encuestadora Invamer, revel que solamente el 27,2% de los colombianos tenan una apreciacin aprobatoria de Duque. El nivel de pesimismo frente al futuro de Colombia era del 73,8%. Era noviembre del 218.

En marzo del 2019, el nivel de aprobacin no haba crecido mucho, al menos no como l y su equipo de colaboradores lo esperaban. Estaba en un 32% y el nivel de pesimismo frente a lo que vena para el pas, era del 81%. La auscultacin ciudadana era de la firma Gallup Poll.

La de julio del ao en curso, pareciera alentadora para sus seguidores: el 37% de los colombianos tienen una voz aprobatoria de la gestin de Ivn Duque. De la mano con las estadsticas, la encuesta que realiz Invamer, seala que el 68% de los colombianos, consideran que las cosas van por mal camino.

Sin el apoyo mayoritario del Congreso

En un pas polarizado como Colombia, tambin lo est el Congreso, aun cuando con diversos matices. Es evidente que cada quien, desde la curul, defiende sus propios intereses. Pese a esa realidad, que salta a la vista, lo ms probable es que en octubre prximo, se repita el ciclo de elegir a los mismos con las mismas para Gobernaciones, Alcaldas, Asambleas Departamentales y Concejos Municipales. Las ironas de un pas que permanece aletargado por los encantos que promueven los chamanes politiqueros.

Las iniciativas que hacen trnsito en la Cmara de Representantes y el Senado, son irrelevantes en su gran mayora. Muchas de ellas no tienen impacto para el pas. Incluyen condecoraciones a hombres ilustres y exaltaciones a diestra y siniestra. El peligro que se corre, al entrar al recinto de los congresistas, es que terminen condecorndolo por cualquier cosa.

El pas del rebusque

La tasa de desempleo en junio, de acuerdo con el DANE, es de un 9,4%. En trminos parroquiales, 2,3 millones de colombianos viven del rebusque. Le ponen la trampa al centavo vendiendo mercancas en las calles, rifas, dulces en los buses de transporte urbano e intermunicipal y en las mil y una maneras que pueden ingeniarse para no acostarse con hambre.

Esa es la realidad que no nuestra Ivn Duque en sus viajes al exterior cuando habla de Colombia como una tierra de oportunidades. El aumento de la desocupacin agrava el drama de la pobreza. Y en los campos, el desestimulo subsiste, ahondado por la permanencia de las aspersiones areas con glifosato, aun cuando est probado que tiene efectos cancergenos entre las comunidades.

Y la inconformidad persiste

Quedan, despus del 7 de agosto prximo, tres aos ms de gobierno. La inconformidad persiste. Lo expresan de muchas maneras las organizaciones sociales. Y no falta quienes consideran que restan an tres aos de incertidumbre, con el buque a la deriva sin un norte claro hacia el cual dirigirse.

Das, semanas y meses en los que proseguir proponiendo soluciones a los problemas de Venezuela y alentando el xodo, al tiempo que los colombianos se mueren de desnutricin en el Choc y La Guajira, y en comn escuchar los disparos que anteceden la muerte de lderes sociales y defensores de los derechos humanos.


Blog del autor: www.cronicasparalapaz.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter