Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-08-2019

Moro y el fracaso del estado policial

Emir Sader
Rebelin


El proyecto de construccin de un Estado policial es uno de los tres ejes fundamentales del gobierno de Bolsonaro y tiene en el juez Sergio Moro su agente.

Un eje es el ultraneoliberalismo del ministro de Economa, Paulo Guedes, que garantiza el apoyo del gran empresariado y de todos los voceros del neoliberalismo. Un eje que avanza en la destruccin del pas, independientemente de los apoyos en el Parlamento o en la opinin pblica. El segundo eje son los militares. Como Bolsonaro no tiene partido, busc acercarse a los militares para tener su apoyo, en funcin de lo cual ha nombrado a docenas de ellos a cargos importantes del gobierno.

El tercer eje gira alrededor del nombramiento de Moro para el ministerio de Justicia, para llevar la operacin Lava Jato al gobierno, hacer de ella una poltica de Estado, con la finalidad de construir un Estado policial en Brasil. Se trata de criminalizar a los movimentos sociales, a los partidos de izquierda, a asociaciones del campo popular, a personalidades de izquierda. La finalidad es blindar al Estado, de forma que no sea posible un nuevo 2002, cuando Lula triunf por primera vez.

Uno de los instrumentos para ello, heredado directamente de los gobiernos estadounidenses, es la caracterizacin como terrorismo de los movimientos sociales que supuestamente atentaran en contra del derecho a la propiedad privada antes de todo al MST para atacarlos e intentar destruirlos.

El gobierno ha retomado una modalidad todava ms radical del neoliberalismo, con la destruccin del patrimonio pblico, la liquidacin de los derechos de los trabajadores y el congelamento de los recursos para polticas sociales. Una poltica que slo atiende a los intereses del capital financiero.

Un modelo antipopular y antinacional como ese, requiere un rgimen poltico antidemocrtico, que busca impedir una nueva derrota electoral de la derecha, como ha ocurrido cuatro veces de 2002 a 2014, en disputas democrticas. De ah la ruptura de la democracia con el golpe que sac a Dilma Rousseff del gobierno, sin ningn fundamento legal, que cont con el silencio cmplice del Poder Judicial. Se pona en prctica la guerra hbrida, la nueva estrategia de la derecha en escala internacional, que incluye la persecucin poltica por la instrumentalizacin de las leyes y por la judicializacin de la poltica, con el Poder Judicial sustituyendo a la soberana popular por sus decisiones arbitrarias.

El golpe en contra de Dilma ha representado la ruptura de la democracia y la instauracin de un rgimen de excepciones en Brasil. El proyecto del gobierno de Bolsonaro representa el intento de pasar del rgimen de excepcin a un Estado de excepcin, cerrando todos los espacios democrticos subsistentes e imponiendo efectivamente una dictadura.

Un Estado es indispensable para que la falta de popularidad de la poltica econmica neoliberal no lleve, mediante elecciones democrticas, a derrotas sistemticas de la derecha, como ha ocurrido en Brasil desde 2002. Fue necesario apelar a instrumentos antidemocrticos tanto en el golpe en contra de Dilma, como en la persecucin a Lula y en la victoria con fraude en las elecciones presidenciales.

El debilitamiento de Moro por las denuncias de The Intercept debilitan el proyecto de la derecha. El paquete que Moro ha enviado al Congreso, con duras medidas represivas, tiene cada vez menos posibilidades de ser aprobado, as como un torpe decreto que firm para permitir la expulsin del pas al periodista de The Intercept. Toda su reaccin a las revelaciones de las conversaciones deben haber sido el objeto de un apresurado viaje de Moro a Estados Unidos, de la cual retorn con medidas que buscan desviar la atencin de las denuncias, pero que han tenido efecto contrario.

Romper el eje del Estado policial del gobierno es un objetivo importante para las fuerzas democrticas brasileas, tanto para frenar el proyecto de construir un Estado de excepcin, como para ampliar los espacios democrticos, que son los que permiten que las mayoras puedan expresarse de forma libre y democrtica sobre el futuro del pas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter