Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-08-2019

Los pescadores esperan por la aplicacin de nueva ley

Ivet Gonzlez
IPS


Aguas turbias por la mezcla del mar y las desembocaduras de dos ros que conforman la baha de Gibara, un municipio costero del este de Cuba, donde atracan 53 embarcaciones de mediano y pequeo cabotaje de la Base de Pesca Deportiva Pepn Infante.

Como otros en el resto del archipilago cubano, este centro dispone de 23 barcos a motor y 30 botes y es operado por 272 pescadores privados, que con mtodos artesanales y permitidos como el palangre salen a alta mar a capturar peces, como la aguja (Belone belone), de los cuales deben vender una parte al Estado, mientras la otra queda para su libre comercializacin y autoconsumo.

Antes de salir el sol, el dueo del maltrecho bote llamado Papillo saca el agua que durante la noche se col en la embarcacin por las rendijas del casco deteriorado. El Papillo sale ms all en la baha y con l alimenta a su familia, explic a IPS el responsable de la base, Francisco Cataln, mientras recibe a los primeros pescadores del da.

Debido al deterioro de la flota pesquera estatal desde el inicio, en 1991, de la persistente crisis econmica que se prolonga hasta la actualidad, los pescadores artesanales componen el rostro ms visible para la poblacin de 11,2 millones de habitantes de esta actividad, que por primera vez este ao contar con un marco regulatorio con rango de ley.

Estamos locos por saber (el texto definitivo de la ley), dijo Cataln, que aguarda expectante la publicacin en la Gaceta Oficial de la Repblica de la norma que fue aprobada por el parlamento el 13 de julio, y cuya entrada en vigor se conocer solo entonces.

Esperamos ms apertura pero algunas personas dicen que vendrn ms restricciones, coment.

Entre los principales objetivos de la ley, las autoridades reiteran el ordenamiento del sector para un manejo sostenible del recurso pesquero en la plataforma martima cubana, de 50.000 kilmetros cuadrados.

En el ltimo quinquenio, las 54 especies que se pescaban en ese espacio se redujeron en 44 por ciento y las capturas en 70 por ciento.

Las causas de este descenso se remontan, segn especialistas, a que Cuba pesc de ms en las improductivas aguas del Caribe durante los aos 60, 70 y 80 del siglo XX. Solo en 1985 la flota cubana captur 78.000 toneladas en la plataforma. Hoy afectan adems la contaminacin, el aumento de la temperatura del mar y de la salinidad.

Ante la cada del rendimiento pesquero, un problema de alcance mundial, las autoridades cubanas anunciaron que la nueva ley responde a los cdigos y convenios internacionales para una pesca responsable firmados por este pas caribeo, prioriza la conservacin y reconoce a los trabajadores privados del sector, que cuenta tambin con empresas estatales y cooperativas.

De los agotados recursos acuticos cubanos, viven 3.376 pescadores comerciales estatales y 245 pescadores para autoconsumo; junto a 18.638 que realizan la pesca comercial privada y otros 17.600 la deportiva. Adems, otras 2.500 personas faenan de forma ilegal, hasta sobre balsas armadas con neumticos y otros elementos precarios.

En tanto, a la base en Gibara llegan otros cuatro pescadores, saludan a Cataln y sacan sus enseres de una caseta desvencijada. Uno de ellos es Armando Cueto, el propietario de una embarcacin a motor bautizada como Pepe. Esta zona de pesca es muy mala, no depende de la embarcacin ni de los recursos, lament Cueto, mientras aprovisionaba el barco.

Nos dedicamos a pescar pargos (Lutianus) porque las corridas (cardmenes) son muy malas en este tiempo. Los mejores das se capturan de 15 a 30 libras (de siete a 14 kilogramos), pero los peores, cinco libras (dos kilogramos). Eso no es rentable, dijo antes de zarpar con su tripulacin, que aora cuando poda pescar en otras zonas de la plataforma.

La base, que es la nica entidad pesquera del municipio de 71.000 habitantes, padece el descenso del nmero de asociados y de los ingresos para mantener las instalaciones. Esto es particular, no es del Estado, explic Miguel Tllez, que cuida el lugar en las noches y desde hace tres meses no sale a pescar debido a las regulaciones.

No tengo embarcacin y dependo de que alguien me lleve, explic. Si no eres patrn o propietario no puedes montarte en ninguna embarcacin antes cualquiera poda prestarte un bote sin problemas, lament el pescador, rodeado de sus dos perra que jugueteaban en la arena.

Aunque se desconoce el alcance de la nueva ley, que fue analizada con comunidades y pescadores, las autoridades observan un reto en la situacin de los 168 asentamientos pesqueros, en especial donde son muy escasas las alternativas de empleo en otras ramas.

Trascendi que la norma define con mayor claridad las modalidades permitidas, como por ejemplo, independiza la pesca deportiva de la recreativa.

La pesca artesanal desempea un rol fundamental en la seguridad alimentaria, el alivio de la pobreza y el desarrollo de economas locales, dijo, en entrevista con IPS, Alejandro Flores, oficial principal de Pesca y Acuicultura de la oficina para Amrica Latina y el Caribe de la Organizacin de las Naciones Unidas para la Alimentacin y la Agricultura (FAO).

El experto recomienda fortalecer este tipo de pesca, estableciendo lmites de acuerdo con la capacidad biolgica de los recursos y promoviendo prcticas sostenibles, as como su integracin a las estrategias de desarrollo rural territorial, en especial elevar el valor agregado, los encadenamientos y la participacin de mujeres y jvenes.

Esta agencia de las Naciones Unidas promueve alternativas diversas para reducir la presin sobre los recursos pesqueros globales. Segn el ltimo informe al respecto de la FAO, publicado en 2018, el porcentaje de poblaciones de peces capturados de forma insostenible pas de 31 por ciento en 2013 a 33 por ciento en 2015.

La vulnerabilidad del recurso es propiciada por dos factores: uno extrnseco, que es el cambio climtico y sus efectos; y otro intrnseco, relacionado con el sistema de medidas de ordenamiento y aplicacin de las normas establecidas para garantizar la sostenibilidad, puntualiz Flores desde la oficina regional de la FAO en Santiago.

Segn las autoridades cubanas, la entrada en vigor de la nueva ley permitir la implementacin de la Poltica Nacional de Pesca, que fue aprobada el 28 de febrero de 2017 por el Consejo de Ministros, con vistas adems a revertir el bajsimo consumo per cpita de pescado de la poblacin cubana.

La ltima estadstica pblica al respecto indic que, en 2014, el consumo por habitante de pescado de Cuba fue de 4,3 kilogramos. La FAO calcul en su informe de 2018 que Amrica Latina tiene el menor consumo de esta protena en el mundo, con 9,8 kilogramos por persona cada ao.

La estrategia cubana busca duplicar la produccin acucola, de 23,2 toneladas obtenidas en 2016 a 49.376 toneladas en 2030.

Adems, tiene la meta de mantener la cuota de capturas en la plataforma en 12.000 toneladas anuales de pescado y cifras no divulgadas de camarn y langosta, junto con potenciar algo la maricultura, que aporta 5.000 toneladas de camarones.

A media maana en Gibara, el Pepe regresa a la baha, que acoge tambin a embarcaciones de recreo y otras que transportan personas a pequeos asentamientos costeros.

Al desembarcar en el estrecho muelle, uno de sus tripulantes, Raidel Len, muestra una sarta con 15 pargos rojos. Hoy fue un da bueno, evalu con una sonrisa el pescador..

Casi 25 por ciento de las aguas costeras del archipilago cubano pertenecen a reas protegidas, como parte de las polticas proteccionistas de su fauna y flora altamente endmica.

El Fondo de Defensa Ambiental, una oeneg internacional que apoya en ese sentido a Cuba, resalt el enfoque de conservacin de la nueva ley de pesca.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2019/07/pescadores-cuba-esperan-la-aplicacion-nueva-ley/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter