Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-08-2019

La cuestion del trabajo en un presente neoliberal

scar Soto
Contrahegemona


La conformacin poltica, social y cultural de Amrica Latina se forj en dramticos procesos de dominacin y resistencias; conocemos la historia y a esta altura es mucho ms contrastable la evidencia del despojo, que hace no mucho tiempo era negada o solapada[1]. Lo cierto es que, como sostiene el peruano Anbal Quijano, sobre la base de ese fenmeno de exaccin y saqueo de Amrica se configur un nuevo patrn de poder que ha implicado la articulacin de todas las formas histricas de control del trabajo, de sus recursos y de sus productos, en torno del capital y del mercado mundial[2]. Lo que sucedi luego en el historial de dependencias y resistencias latinoamericanas se repite como tragedia en los procesos nacionales de nuestra Patria Grande. Hacemos aqu una reflexin acompaada de una breve resea de las prdidas que sufren las clases trabajadoras argentinas en este contexto de decadencia.

La cuestin del trabajo

La problemtica del trabajo en America Latina rene caracteres que la definen, o al menos permiten contextualizarla. El trabajo en las sociedades capitalistas latinoamericanas involucra una serie de elementos relevantes, en particular existe uno que nos interesa resaltar en esta columna y tiene que ver con el escenario de disputa (ms bien lucha) de clases sociales, su conformacin y la articulacin de las identidades que se fragmentan y padecen las formas de control e imposicin de este sistema.

La nocin moderna de trabajo surge as bajo el impacto de un verdadero golpe de fuerza poltico y social: la separacin de una serie de operaciones objetivables y la capacidad humana de realizarlasEl trabajador, ser de subjetivacin, se convierte en prisionero de aquello a lo que debe referirse: las operaciones objetivadas. A la inversa, la nocin de trabajo domstico est en las antpodas de la objetivacin: ella est ligada a las relaciones afectivas en el seno de la familia y fundada sobre la disponibilidad[3].

Desde que el capitalismo es capitalismo, en Amrica todas las formas previas de explotacin y control de la produccin/apropiacin/distribucin de lo producido, se concatenaron en funcin de la relacin capital-salario. Esa nueva configuracin histrica y estructural le puso adjetivo a la mayora de las relaciones posibles en el desarrollo de lo social, todo paso a ser parte del capital; o como mejor lo define Quijano: de ese modo se estableca una nueva, original y singular estructura de relaciones de produccin en la experiencia histrica del mundo: el capitalismo mundial[4].

Las clases trabajadoras

Si bien es cierto que el trabajo conforma el hilo conductor en el anlisis de la produccin y la reproduccin de la sociedad, son las formas que l mismo adopta en el seno de las sociedades concretas las que le aportan su especificidad[5]. Son los y las trabajadoras en carne y hueso las que producen riqueza en este o en otro sistema socioeconmico posible, y es -en gran medida- en el transcurso de esa lucha de los/las trabajadores por sus derechos, que las clases se conciben como clase.

Por tanto la triangulacin de trabajo, clase social y capitalismo en los cimientos de las sociedades actuales resulta cuanto menos conflictiva. El desempeo de la economa centrada en las lgicas del capital, implica una concepcin restringida de la idea de trabajo, por ende tambin de clase social. Ahora bien si concedemos que las clases trabajadoras se sitan en el reverso de esa lucha social que el capitalismo desencadena, cmo se conforma la identidad de trabajadores y trabajadoras en el medio del siglo XXI, cuando el patrn neoliberal dicta las normas de la vida casi sin objeciones a la vista? El caso argentino en la era macrista revela un momento ms (momento crucial) de esa disputa.

Deterioro del trabajo argentino

Desde diciembre de 2015, los sectores que histricamente se aduearon de la tierra y el control del trabajo en la Argentina lograron acceder orgnicamente al ejercicio del gobierno por va del sufragio. A partir del triunfo de Mauricio Macri como presidente, todas y cada una de sus medidas apuntaron a deteriorar las condiciones sociales de las clases trabajadoras en el pas. Un informe reciente dado a conocer por el Centro de Investigacin y Formacin de la Republica Argentina (CIFRA)[6] sintetiza la herencia en materia laboral que legar el gobierno de Cambiemos al pas:

Una estructura ocupacional precarizada, con incremento en la brecha de gnero y en la precariedad del empleo juvenil.

La desocupacin consolidndose nuevamente en torno a los dos dgitos, impulsada por permanentes ciclos de despidos colectivos tanto en el sector pblico como en el privado.

El empleo no registrado otra vez en crecimiento.

Los salarios reales por debajo de los niveles de 2015 y mayor desigualdad en los ingresos de las y los trabajadores.

Un avanzado proceso de flexibilizacin laboral de hecho.

Los fondos de la seguridad social y de las obras sociales afectadas.

Las pequeas y medianas empresas fuertemente debilitadas.

Las instituciones laborales desactivadas (como el Consejo del Salario Mnimo y la Paritaria Nacional Docente) y desjerarquizadas (como el ex Ministerio de Trabajo, entre otras).

Las polticas activas de empleo desfinanciadas (formacin profesional, insercin laboral y REPRO, entre otras).

El listado es mayor y requiere de un anlisis detallado de la cantidad de hogares, familias y comunidades que quedan a la deriva por cada una de las acciones del gobierno de Macri. Si bien sabemos que el capitalismo no es otra cosa que el control de los cuerpos que trabajan y producen la riqueza que las clases dominantes disfrutan, en los ltimos tiempos el trabajo se transform en el blanco perfecto de los ataques de gobiernos y polticas estatales en Argentina y en la regin. Las aceleradas consecuencias de este pasaje neoliberal por el cual transitamos son muchos ms nocivas que la inercia histrica y afectan a la misma concepcin del vinculo capital-salario (la reforma laboral que el FMI prepara con el actual gobierno no es otra cosa que la ratificacin de esa direccin).

Es en ese sentido que la identidad de las clases sociales trabajadoras, que hacen de su tarea una forma de resistencia y subjetivacin (obreros, empleadas, docentes, agricultores, peones, etc.), persiste en contradecir estos tiempos oscuros que recorren Argentina y America Latina. En breve los ritmos electorales marcarn parte del desenlace de este contexto histrico, con o sin estos tramites es urgente detener este ciclo neoliberal en el pas y en Amrica Latina.

Notas:

[1] En Argentina, por ejemplo, hasta hace no mucho se celebraba la invasin y conquista que signific el genocidio indgena de 1492 en nuestras tierras como el descubrimiento de America o da de la Raza.

[2] Quijano, A. (2014) Colonialidad del poder, eurocentrismo y Amrica Latina. En: Cuestiones y horizontes : de la dependencia histrico-estructural a la colonialidad/descolonialidad del poder. Buenos Aires : CLACSO p. 777-798.

[3] Hirata, H Y Zariffian, P. (2007) El concepto de trabajo. Revista de Trabajo Ao 3, N4, Buenos Aires. p34

[4] Quijano, A. (2014)..p. 781

[5] Collado, P. (2005) Metamorfosis del trabajo o metamorfosis del capital. Revista Herramienta N 30, Buenos Aires.

[6] CIFRA (2019) Agenda urgente para una sociedad de trabajo http://www.centrocifra.org.ar/publicacion.php?pid=144

scar Soto es docente de la Facultad de Ciencias Polticas y Sociales, Universidad Nacional de Cuyo (FCPyS-UNCuyo).

Fuente: http://contrahegemoniaweb.com.ar/argentina-la-cuestion-del-trabajo-en-un-presente-neoliberal



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter