Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-08-2019

Carta abierta al socialista Pedro Snchez

Manuel Ruiz Robles
Rebelin


Cada determinacin amputa una infinidad de actos posibles.Y no cabe detenerse y suspender la accin, ni esperar (Maurice Blondel, 1861-1949)

 

Seor Presidente:

Me dirijo a Vd. pblicamente con el debido respeto, pues no solo representa la esperanza de millones de personas que le han votado, sino tambin la de millones de ciudadanas y ciudadanos progresistas que no le han votado, ni es probable que le voten en el futuro, pues es razonable pensar que estarn representados por otros grupos polticos igualmente legtimos.

Las circunstancias histricas le han situado a Vd. frente al principal reto estratgico que afronta nuestro pas, que no es otro que dotarse de una constitucin autnticamente democrtica. Lo que habr de llevarse a cabo mediante un proceso constituyente en libertad, que reconozca la plurinacionalidad del Estado espaol, la inviolabilidad de los derechos sociales y el respeto a las victimas del franquismo. Victimas vilmente humilladas desde la jefatura del Estado. Humillacin y evidente menosprecio a las vctimas de la guerra y de la dictadura, incluidas las de las personas desaparecidas forzosamente.

Para ello, la principal dificultad tctica a la que Vd. habr de enfrentarse es la necesaria demolicin de las barreras franquistas, que impiden la normalizacin democrtica de nuestro pas. Un franquismo que nunca se fue y apesta a genocidio, blindado hasta la fecha por una mal llamada Ley de Amnista, en realidad una ley de punto final.

Es obvio que la tarea histrica a la que se enfrenta es de tal envergadura que no podr acometerla con xito sin el apoyo generoso del conjunto de las fuerzas progresistas representadas en la Cmara. No tengo la menor duda de que estas le otorgarn su apoyo si Vd. consigue aportar las garantas necesarias para el cumplimiento del proyecto poltico que conjuntamente llegasen a acordar.

Por ello, estoy convencido de que Vd. no acatar rdenes humillantes, provengan estas del entorno del rey, ni tampoco de ningn ridculo strapa imperial que pretenda dominar el mundo, pues no en vano es Vd. el Presidente electo de una gran nacin soberana, miembro de la Unin Europea, una Unin que llegar algn da a refundarse en base a la soberana de los pueblos.

Como demcrata europesta, no creo que ninguno de nuestros retos estratgicos puedan solventarse al margen de la vieja Europa, que a fin de cuentas es una pequea pennsula del gran continente euroasitico, en cuyas entraas se est gestando la futura hegemona global.

Por ltimo, con el mismo respeto, me dirijo a los Seores Diputados, representantes de la mayora social progresista, para instarles a que acuerden poner fin de una vez por todas a la llamada legalidad franquista.

No lo duden ms. Abran con valenta y decisin un nuevo periodo constituyente. Den los pasos necesarios para aunar voluntades. Sean capaces de crear las condiciones necesarias para facilitar un futuro de progreso y concordia al conjunto de naciones y pueblos de este entraable pedazo de Europa que hemos convenido en llamar Espaa. Un brillante futuro fundamentado en los valores republicanos y antifascistas que hicieron posibles las prsperas democracias de la postguerra.

Es obvio que el rey, lastrado por sus vnculos franquistas, no solo no nos representa sino que es responsable de la acelerada descomposicin del Estado.

Manuel Ruiz Robles. Capitn de Navo (R), coordinador del colectivo de militares demcratas Anemoi. Presidente de Unidad Cvica por la Repblica.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter