Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-08-2019

No todos los caminos conducen a la casa del pueblo

Adolfo Condarco Mario
Rebelin


Se puede engaar a todo el pueblo parte del tiempo y a parte del pueblo todo el tiempo, pero no se puede engaar a todo el pueblo todo el tiempo (A. L.)


Sin duda Carlos Mesa est caminando sobre una cuerda floja. Su pasado poltico est golpeando las puertas de su conciencia.

Dicen que el que calla otorga. Entonces podramos entender que su silencio y esa soberbia para evadir las acusaciones de haber gozado -durante una poca de crisis- de altos salarios provenientes de los gastos reservados y, especialmente, el caso de extorsin para ser candidato del MNR, es un: S recib... y qu?

Sin embargo al pueblo se le puede engaar varias veces, pero no todo el tiempo. Las pruebas que han estado apareciendo desde distintas fuentes estn dando la certidumbre al ciudadano de a pie de conocer a cabalidad -y con lujo de detalles- sobre el extrao comportamiento de este candidato durante su participacin en el gobierno de Gonzalo Sanchez de Lozada y posteriormente cuando fue presidente.

Precisamente un video de la periodista Amalia Pando, que en estos das circul en la red, explica que Carlos Mesa, vicepresidente entonces, reciba 100.000 dlares mensuales por concepto de gastos reservados, de los cuales 27.000 eran destinados a l y distintos miembros de vicepresidencia. Los 73.000 sobrantes, los dispona a su gusto.

Todo ese despilfarro de dinero era como un revs al pueblo, pues ocurra en una poca en que los bolivianos suframos una de las peores crisis econmicas y el pas, segn propias palabras de Carlos Mesa, viva de la limosna internacional.

A escasos dos meses de los comicios de octubre, las estrategias de campaa de Comunidad Ciudadana se ha visto afectada por la postura, entre arrogancia y victimizacin de Carlos Mesa ante estos cuestionamientos.

Ricardo Paz, uno de sus portavoces siguiendo este lineamiento, cuando el reconocido periodista Tuffi Ar le pregunt sobre el pedido de dinero para aceptar la vicepresidencia del MNR, ste contesto, que al electorado le interesa un pepino. Diferentes encuestas demostraron que el jefe de campaa de Mesa se equivoc una vez ms.

El camino hacia la presidencia que con triunfalismo anunciaron desde esta tienda poltica de Comunidad Ciudadana se ha ido convirtiendo en un va escabrosa y sin rumbo. Carlos Mesa se encuentra ante una histrica disyuntiva: O afronta los cuestionamientos que le hace el pueblo, brindando una explicacin clara y precisa, o su carrera poltica -de por s devaluada- terminar de manera abrupta en el basurero de la historia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter