Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-08-2019

Un paso adelante del socialismo

Eric Blanc
The Nation / Viento Sur


El pasado fin de semana, ms de un millar de activistas de todo el pas se reunieron en Atlanta para protagonizar la asamblea ms deliberativa de la izquierda radical desde hace generaciones. En el congreso nacional de Democratic Socialists of America hubo muchas disensiones, pero los delegados y delegadas salieron de all con un plan muy claro para las prximas luchas.

Al igual que los delegados y delegadas al congreso nacional de Democratic Socialists of America 1/ (DSA), llegu a Atlanta muy esperanzado con respecto a nuestra organizacin. A pesar de mi optimismo, me preocupaba la cuestin de si lograramos nuestros objetivos de un tirn durante el fin de semana. Todo el mundo reconoce ahora que el socialismo revive en EE UU, pero todo el mundo se pregunta, tambin, si nuestro recin nacido movimiento estar a la altura de los retos y las oportunidades que tenemos por delante.

Por fortuna, el congreso acab marcando un importante avance para DSA y potencialmente para toda la gente que vive y trabaja en EE UU. A lo largo de tres intensas jornadas, a menudo plagadas de polmica y ocasionalmente estimulantes, la organizacin debati y vot sobre sus prioridades organizativas y polticas de cara a los prximos dos aos. No solo salimos con vida del fin de semana, sino que volvimos a casa cargados y cargadas de energa y con un slido plan de batalla.

La democracia siempre es un barullo, y este congreso no fue una excepcin. La jornada del viernes suscit rpidamente debates sobre el orden del da, las normas de funcionamiento y los mtodos de votacin del congreso. Un sinfn de mociones de procedimiento demostr cunto camino ha de recorrer todava la cultura poltica de la izquierda estadounidense hasta que sea capaz de priorizar la organizacin colectiva sobre las opiniones individuales; tambin mostr que una amplia minora desconfiaba de las estructuras nacionales de DSA y decidi pujar fuerte por la descentralizacin de la organizacin.

Ms que unos pocos delegados frustrados se preguntaban el viernes por la noche en voz alta si el congreso poda fracasar a raz de estas disputas procedimentales. Sin embargo, al da siguiente, las delegaciones empezaron a aprender y a apropiarse del proceso democrtico. As opin ms tarde la copresidenta Natasha Fernandez-Silber, de DSA Detroit: Ha sido agotador; habra sido ms fcil, desde luego, si hubiramos funcionado de arriba abajo como las organizaciones benficas o el Partido Demcrata. Pero debemos estar orgullosas de que DSA est comprometida con la democracia real.

El domingo, el congreso haba aprobado una serie de decisiones polticas significativas que pueden permitir a DSA abordar el principal reto inmediato que tiene delante: ampliar una composicin social relativamente limitada mediante el impulso de campaas masivas con el fin de echar races en la clase obrera multirracial. Hasta que tome cuerpo este tipo de implantacin profunda, DSA seguir reclutando principalmente a individuos que se acerquen de su propia iniciativa y que suelen ser desproporcionadamente blancos, hombres y de clase media.

El congreso aprob resoluciones sobre una serie de cuestiones urgentes, incluida la profundizacin de la lucha de DSA por los derechos de las personas inmigrantes y la justicia habitacional, el acceso al aborto y la despenalizacin del trabajo sexual, el compromiso por la sanidad universal y el desarrollo de una infraestructura nacional para la educacin poltica socialista. Uno de los raros votos unnimes fue el referido a declarar prioridad nacional de DSA un Green New Deal 2/ radical. Ante la catstrofe climtica en ciernes, DSA se compromete a luchar por descarbonizar todos los sectores de la economa estadounidense de aqu a 2030; democratizar el control de los principales sistemas y recursos energticos declarndolos de propiedad pblica, [y] centrar a la clase trabajadora en una transicin justa a una economa respetuosa con las personas y el medio ambiente, con garanta de empleo y que expanda el sector pblico.

Las delegaciones tambin profundizaron la orientacin de DSA a favor del activismo en los centros de trabajo y en el movimiento obrero. Despus de tratar durante dcadas al movimiento sindical, en el mejor de los casos, como un buen movimiento entre muchos otros, finalmente la izquierda vuelve a situar al movimiento obrero en el centro de su estrategia anticapitalista. Tras la primera oleada de huelgas en generaciones acciones en las que la militancia socialista ha desempeado a menudo un papel crucial de liderazgo, ante el pleno del congreso hablaron Sara Nelson, de la Asociacin de Auxiliares de Vuelo (CWA); Cecily Myart-Cruz y Erika Alvarez, del sindicato de enseantes de Los ngeles, entre otras. Las resoluciones que propugnan que la militancia de DSA, dentro y fuera de los sindicatos, ayude a reconstruir el poder de clase y organizar a la gente no sindicada fueron aprobadas por amplia mayora.

Hubo un debate ms controvertido, tanto antes como durante el congreso, en torno a la propuesta de que DSA priorice la estrategia de base: centrarse estratgicamente en el desarrollo de lderes obreros combativos para reconstruir un poderoso movimiento sindical democrtico de izquierda. La resolucin, que entre otras muchas tcticas insta a los miembros de DSA a conseguir empleos en sectores estratgicos, se aprob por una diferencia de 10 votos, siendo el resultado ms ajustado de todo el fin de semana.

Las resoluciones sobre el trabajo electoral marcaron un giro definitivo a la izquierda. En un nuevo paso hacia el abandono del viejo compromiso de DSA con el mal menor, el congreso vot por que DSA se niegue a apoyar a cualquier candidato presidencial que no sea Bernie Sanders por parte del Partido Demcrata en 2020. Asimismo, el congreso concret la poltica de apoyar nicamente, en todo el pas, a los candidatos y candidatas que defiendan la lucha de clases y se presenten abiertamente como socialistas. Por primera vez, la organizacin se ha comprometido abiertamente a una ruptura sucia con el Partido Demcrata. Como explica la nueva poltica electoral nacional de la organizacin, DSA se compromete a construir una organizacin poltica independiente del Partido Demcrata y sus donantes capitalistas A largo plazo, nuestro objetivo es formar un partido obrero independiente, pero hoy por hoy esto no excluye que los candidatos y candidatas apoyadas por DSA se presenten tcticamente en las listas del Partido Demcrata.

De lejos, la falla ms profunda en el congreso tuvo que ver con la estructura organizativa. La afiliacin a DSA ha crecido enormemente durante los ltimos tres aos, generando graves tensiones en una estructura y un aparato insuficientes. En la prctica, actualmente, DSA funciona como una confederacin descentralizada de agrupaciones locales autnomas; las agrupaciones pequeas y rurales, en particular, no han recibido el apoyo que necesitan.

Un nmero significativo de delegados centraron sus energas en una serie de propuestas de reestructuracin radical con nimo de perpetuar y profundizar al carcter descentralizado de DSA. Al final, no obstante, una slida mayora del congreso vot en contra de dichas propuestas y aprob en su lugar una resolucin sobre el apoyo a las agrupaciones pequeas, escrita por miembros que preconizan la construccin de una organizacin nacional ms fuerte. Asimismo, las elecciones al Comit Poltico Nacional dieron una clara mayora a los candidatos comprometidos con la construccin de una organizacin ms robusta, orientada a lo que el sindicalista Dave Pinkham, de DSA Austin, llama campaas transformadoras hacia fuera.

Aunque el pleno potencial de DSA est todava por aprovechar, el congreso nacional de Atlanta ha marcado la magnitud de las apuestas: si queremos conseguir alguna vez que se apruebe el Green New Deal, la sanidad universal, la plena igualdad para las personas inmigrantes y las dems demandas transformadoras urgentes que asoman en el horizonte, necesitaremos que renazca una poderosa izquierda radical arraigada en una clase obrera combativa.

Cuando los y las participantes dieron por clausurado el congreso, el domingo por la tarde, ponindose espontneamente a cantar Solidarity Forever, seguida de la Internacional, me di cuenta de que el congreso nacional de DSA no poda haberse celebrado en un momento ms oportuno. Por primera vez en dcadas, la gente de EE UU est buscando activamente una alternativa al status quo capitalista. La clase trabajadora vuelve a protagonizar huelgas. El socialismo ya no es una palabra maldita en la mente de la juventud estadounidense (y de algunas personas mayores, tampoco), y la campaa presidencia de Bernie [Sanders] a lo largo de los prximos meses ser la oportunidad para DSA de reclutar decenas de miles de militantes para luchar por un futuro socialista democrtico.

Como explic Sara Nelson en su emotivo discurso ante el pleno, nos hallamos en medio de una crisis, pero esta es tambin nuestra oportunidad para cambiar el curso de la historia si nos mantenemos unidas, no hay nada que no podamos hacer.

07/08/2019

https://www.thenation.com/article/dsa-convention-sanders-atlanta-socialism/

Eric Blanc es militante de DSA y autor de Red State Revolt: The Teachers Strike Wave and Working-Class Politics (Verso Books, 2019).

Traduccin: Viento Sur

Notas:

1/ Democratic Socialists of America es una corriente organizada dentro del Partido Demcrata. (ndt)

2/ El Green New Deal (nuevo contrato social verde) es un conjunto de propuestas polticas para ayudar a abordar el calentamiento global y la crisis financiera. (ndt)

Fuente: http://vientosur.info/spip.php?article15041


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter