Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-08-2019

El SME, entre el universo paralelo y la decadencia de la apologa

Jos Arreola
Rebelin


Rebelin es, sin lugar a dudas, uno de los espacios ms importantes para el anlisis y el debate para los movimientos sociales de diferentes latitudes en el mundo. En Mxico, no es la excepcin. El que esto escribe se siente congratulado de tener lectores asiduos entre los que se encuentra Jos Luis Hernndez Ayala. No es la primera vez que intenta responder los planteamientos de mis colaboraciones en torno al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). [1] Agradezco su lectura, pero es una pena que lea tan mal y evada, sobre la base de adjetivos y no de argumentos, el punto central de la polmica, es decir, la estrategia poltica llevada a cabo por la direccin del sindicato, misma que, durante no pocos aos, ha intentado silenciar a quienes no comulgan con su punto de vista.

Conviene anotar, en primera instancia, que el texto con el que Hernndez Ayala busca polemizar es, ante todo, una resea del documental realizado por diferentes agrupaciones de trabajadores en resistencia sobre el proceso electoral en el SME. El trabajo videogrfico lleva por ttulo Mega fraude 2019: la Odisea de poder votar en el SME. [2] No se trata de una adjetivacin hecha personalmente, sino del nombre por el que optaron aquellas y aquellos smeitas que se oponen, a pesar del amedrentamiento constante, al beneficio de unos cuantos sobre la base del sacrificio de miles de trabajadores. Recomiendo a todos los lectores especialmente a los asiduos que vean el documental y contrasten particularmente a Hernndez Ayala la narrativa del Comit Central (CC) con las pruebas aportadas en cuanto a la democracia defendida por Martn Esparza, Humberto Montes de Oca y quienes con liquidaciones millonarias y convertidos en virtuales empresarios hicieron del SME el nio bien portado de Mota Engil en nuestro pas.

A decir de Hernndez Ayala, la aseveracin de un mega fraude en el SME est fuera de la realidad y se fundamenta en la rabia del autor de estas lneas debido a, y cito a la letra, la derrota de su candidato opositor. Es necesario aclarar, para que no exista lugar a dudas, que el candidato de la planilla 2 Para Todos Todo no era el candidato de un articulista al que amablemente Rebelin ha dado espacio para expresar sus opiniones, sino el representante de un amplio conjunto de trabajadores electricistas en resistencia. Para conseguir el registro a las elecciones, la planilla 2 Para Todos Todo tuvo que sortear una serie de obstculos y enfrentar una campaa de desprestigio sin parangn. El cmulo anomalas, as como las amenazas y el hostigamiento sostenido hacia los integrantes de la planilla 2 y sus simpatizantes resultaban suficientes no slo para impugnar, desde el inicio, el proceso electoral sino tambin para suspenderlo. La Comisin Autnoma de Justicia no actu en consecuencia y permiti el avance del proceso sin ms. Por eso, aunque Hernndez Ayala se indigne, los trabajadores de base agrupados en la planilla 2 acudieron a instancias federales.

En el universo paralelo en el que gravitan el CC y sus apologistas, la limpieza de este proceso electoral fue tan claro y evidente [sic] que recibi la toma de nota por parte de las autoridades federales. Impugnar ante esas autoridades resulta gravsimo en un caso; ser proclamado como triunfador por ellas es, ni ms ni menos, motivo de orgullo. El reconocimiento de la limpieza y la ejemplar muestra de vida democrtica del proceso electoral es una responsabilidad poltica con la que Luisa Mara Alcalde y los representantes de la Secretara que encabeza cargan en sus hombros y que en el futuro tendrn que enfrentar. La limpieza de las elecciones en el SME est sustentada en agresiones fsicas, amenazas de diversa ndole, coaccin y un sinnmero de arbitrariedades que no debieran existir en un sindicato que se reivindica como clasista, pero para la apologa hecha a la medida del universo paralelo en el que viven los neoempresarios sindicalistas con jerigonza de izquierda, los adversarios no deben existir. Sin embargo, como existen, y no pueden silenciarlos democrticamente, hay que azuzar a la violencia en su contra y agredirlos y tratar de liquidarlos a toda costa, ya sea fsica o mediticamente.

Hernndez Ayala olvida, quiz sin darse cuenta debido a su muy difcil redaccin, que la direccin del sindicato y sus ms fieles seguidores no slo tienen empleo sino tambin liquidaciones millonarias conseguidas sobre la base de la movilizacin de miles de electricistas que han puesto el alma y la sangre en la resistencia. Para Hernndez Ayala eso significa un triunfo, una negociacin exitosa. Sin duda lo es para unos cuantos que han hecho del SME su caja chica, su negocio, su modo de lucrar. Quien ha convertido al SME en el sindicato de marras que actualmente representa es, le guste o no a sus apologistas, la direccin sindical tan dada a debatir poco, calumniar mucho y perseguir a toda disidencia.

Adems de cuestionarse sobre la vida de militancia poltica del autor de estas lneas, Hernndez Ayala seala que mi anterior texto resulta de nula importancia, que no tiene caso debatir y que, finalmente, su texto ser la ltima respuesta a Jos Arreola. Es necesario aclarar algunos aspectos. Hernndez Ayala busc debatir conmigo porque lo consider importante, es decir, consider no de nula sino de suma importancia responder mis planteamientos y entablar un intercambio de ideas. Es lamentable que cancele el debate cuando, por alusin directa, l mismo lo abri.

Es una pena que sea la ltima respuesta directa de Hernndez Ayala cuando, luego de tantos aos, apenas se ampla un debate necesario y tan restringido por la direccin del SME sobre el sindicalismo neompresarial de nuevo cuo revestido con un discurso de izquierda radical. Sin embargo, es bueno anotar dos consideraciones finales. Primero: la pelota est en su cancha: si as decide, puede continuar en su intento por polemizar seriamente con quien esto escribe. Segundo: mis textos nacen desde el otro lado de la cancha, con anlisis crtico. All donde estn las y los smeitas de las movilizaciones, los de los brigadeos, los de la huelga de hambre, los que han vivido para la resistencia, los que, a pesar de todo, sern siempre los inliquidables. Ellos son, en realidad, quienes llevan la voz cantante en esta polmica. Y ante su resistencia, su terquedad, su trayectoria de inliquidabilidad y su deseo de que el SME no sea el nio preferido de Mota Engil, sino el hermano solidario del movimiento social en Mxico no hay universo paralelo ni apologista de la decadencia que valga.

Que Hernndez Ayala, Martn Esparza y Humberto Montes de Oca continen el debate, si pueden

Notas:

[1] Vase http://www.rebelion.org/noticia.php?id=180129

[2] Disponible en https://www.youtube.com/watch?v=FbHTN1520tQ

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter