Portada :: Amrica Latina y Caribe :: La esperanza de Paraguay
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-08-2019

Las fuerzas conservadoras y el juicio poltico en Paraguay
Un derechista en la cuerda floja

Abel Irala
Nueva Sociedad

Ante un inminente juicio poltico, Mario Abdo Bentez debi anular un acuerdo energtico con Brasil. El acuerdo, que pona en riesgo la soberana energtica paraguaya, indign a la opinin pblica y llev al presidente al borde del abismo. Jair Bolsonaro y Donald Trump salvaron al lder de la derecha paraguaya. La indignacin, sin embargo, sigue en pie.


Mario Abdo Bentez asumi la Presidencia de Paraguay el 15 de agosto de 2018, despus de haber triunfado en las elecciones de abril de ese mismo ao. Abdo Bentez, de la lnea tradicionalista del Partido Colorado o Asociacin Nacional Republicana (ANR), posee vnculos polticos y familiares con la dictadura de Alfredo Stroessner que, de la mano de las Fuerzas Armadas y el Partido Colorado, se extendi durante 35 aos. Despus de 1989, cada la dictadura, el coloradismo sigui en el poder y mantuvo su arraigo en diferentes estratos de la sociedad.

En 2018 la ANR gan las elecciones por el margen ms pequeo en su historia (3,7%). Das antes, varias encuestas daban al oficialismo una ventaja de 31%, con la clara intencin de influir en el electorado para favorecer al actual presidente. Finalizadas las elecciones, empezaron a conocerse denuncias sobre falseo de datos en el sistema de conteo del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE). La oposicin y gran parte de la ciudadana desarrollaron claras protestas ante la posibilidad concreta de un fraude electoral, algo que no tuvo mayor consecuencia sobre la proclama de las autoridades electorales. Sin embargo, estos hechos restaron legitimidad de origen al gobierno que se iniciaba.

En este contexto, para Abdo Bentez era imprescindible tener aliados que le garantizaran una buena cobertura poltica. Para ello, trabaj en tres direcciones. Primero, el apoyo internacional de Estados Unidos y sus pases alineados. En este sentido, Paraguay forma parte del Grupo de Lima y se encarg de ser una caja de resonancia en contra del gobierno de Nicols Maduro en Venezuela. Adems, fue el primer pas en romper relaciones diplomticas con Venezuela, en un intento de agradar al gobierno de Estados Unidos, y se dedic a fortalecer sus lazos con el Brasil de Jar Bolsonaro. En segundo lugar, Abdo Bentez intent ganarse el apoyo de la clase oligarca y empresarial local, dependiente de las transnacionales. De hecho, el presidente solicitaba la aprobacin de estos sectores para nombrar a algunos miembros de su gabinete, mientras se comprometa a no tomar medidas econmicas que pudieran perjudicarlos. En tercer trmino, Abdo Bentez apelaba a resolver la crisis interna dentro de su partido. Esta crisis se derivaba de la oposicin interna liderada por su antecesor y principal rival poltico, Horacio Cartes (miembro del Movimiento Honor Colorado). En este punto es donde Abdo ha tenido mayores dificultades. Recin a inicios del mes de junio de 2019, los hechos indicaban que habra algn acercamiento entre el actual mandatario y el ex-presidente alrededor de la distribucin de cargos en el Congreso Nacional. Sin embargo, no se daban a conocer a fondo los trminos del posible entendimiento.

Con este ltimo paso, pareca que el gobierno de Abdo Bentez tendra superada una fase de debilidad inicial. Algunos de sus hombres ms cercanos afirmaban: pas la lluvia, la tormenta, ahora sale el sol y se traer prosperidad al pas. No saban que la verdadera crisis estaba por llegar, y desde las entraas del mismo gobierno.

Acta secreta y crisis poltica

El mircoles 24 de julio, a raz de la denuncia y la renuncia del presidente de la Administracin Nacional de Electricidad (ANDE), se hizo pblica un acta bilateral entre Brasil y Paraguay firmada dos meses antes. El acuerdo limitaba la posibilidad de Paraguay de disponer de bloques de energas para comercializar con industrias o grupos empresariales y obligaba al pas a pagar unos 300 millones de dlares ms por ao por contratar energa. Todo se hizo en secreto, con los altos funcionarios polticos del gobierno de Abdo Bentez. De las negociaciones fueron excluidos los tcnicos de la ANDE, pero no los de Eletrobras de Brasil.

El de la energa elctrica y particularmente el de la Hidroelctrica de Itaip es un tema sensible para Paraguay. Con el pasar de los aos se ha ido madurando una idea de soberana energtica, histricamente despojada por el Brasil. El robo, el sometimiento y las complicidades alrededor de la construccin de la hidroelctrica en 1973 (cuando el pas se encontraba en dictadura) fueron evidentes. Con el paso del tiempo, el deseo de recuperar lo perdido durante dcadas se ha instalado en el imaginario de la sociedad.

En medio de un cmulo de informaciones y rumores, y ante el inminente riesgo de aumento de la tarifa elctrica para la poblacin, el accionar del gobierno fue tildado como traicin a la patria. La primera respuesta del gobierno de Abdo Bentez fue a favor de los intereses de Brasil y en defensa del acta firmada, lo que aument la crispacin poltica y las movilizaciones ciudadanas. Esto provoc, en primera instancia, la remocin de altos funcionarios del Poder Ejecutivo (canciller nacional, embajador ante Brasil).

La reaccin en el mbito poltico partidario se torn hacia un posible juicio poltico al presidente y al vicepresidente de la Repblica. La manifestacin pblica del Movimiento Honor Colorado, la principal fuerza de oposicin interna en el partido de gobierno, fue crucial para asegurar que se contaban con votos suficientes en el Congreso Nacional para un juicio a ambos. A partir de ese momento hubo un silencio absoluto desde la Casa de Gobierno y las negociaciones se extendieron durante toda la noche y la madrugada.

Al da siguiente, el jueves 1 de agosto, Mario Abdo Bentez dispuso la cancelacin del acta firmada, con el acuerdo por parte de Jair Bolsonaro. A esto se sum la profunda preocupacin expresada desde la Embajada de Estados Unidos por la situacin poltica del pas. Solicitaban tomar decisiones con calma y en forma participativa, respetando los procesos democrticos. En un acto pblico transmitido por la mayora de los medios de comunicacin, Abdo Bentez pidi disculpas y dijo que su error no fue de mala fe. En medio de la contienda poltica fue un acto de humillacin para el primer mandatario, pero que lo librara de ser sometido a un juicio ante el Parlamento.

Para el Movimiento Honor Colorado, las declaraciones de Abdo Bentez repararon el dao hecho al pas. Ese fue el argumento para retirar los votos de sus miembros para un juicio poltico. Por lo tanto, ahora los votos para enjuiciarlo son insuficientes. El abroquelamiento partidario y el apoyo internacional bloquearon el juicio poltico al gobierno derechista y conservador de Abdo Bentez. La decisin fue celebrada por el embajador estadounidense en Paraguay, quien record: somos aliados.

El ambiente poltico an se encuentra tensionado. Parte de la oposicin insiste con juicio poltico, aunque no alcance los votos necesarios. Las movilizaciones y la indignacin ciudadana continan en pie. Y es evidente el descrdito hacia la clase poltica y, en especial, hacia el Partido Colorado. Ahora se abre un nuevo escenario de recomposicin de las fuerzas coloradas basado, temporalmente, en el salvataje de la figura presidencial.

La necesidad de la ANR de recuperar algn grado de legitimidad podra desembocar en una poltica hostil, de sometimiento y de represin contra los sectores populares. Se abre un nuevo escenario en el pas, con muchas incertidumbres.

Por ahora, pareciera que una leccin est quedando clara: el juicio poltico es una herramienta para remover a gobiernos no alineados con los intereses hegemnicos y no ser utilizado contra gobiernos de derecha aliados al poder estadounidense en la regin.

Fuente: http://nuso.org/articulo/abdo-itaipu-energia-bolsonaro-crisis-politica-derecha-colorados/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter